Trump sale escoltado de la conferencia de prensa después de que registraran disparos a las afueras de la Casa Blanca

El presidente aseguró, al regresar a la sala minutos después, que un agente del Servicio Secreto le disparó a alguien que fue llevado al hospital.

El presidente, Donald Trump, se retiró abruptamente de una conferencia de prensa este lunes en la Casa Blanca, tras un tiroteo afuera de la residencia oficial del mandatario.

Mientras Trump hacía su presentación ante los periodistas, un agente del Servicio Secreto se le acercó para darle un mensaje y lo escoltó fuera de la habitación. Al regresar minutos después a la sala de conferencias el presidente informó que había habido un tiroteo pero que ya todo estaba “bajo control”.

"Hubo un tiroteo de verdad y alguien fue llevado al hospital", dijo Trump, quien explicó que los agentes gubernamentales le habían disparado a una persona que al parecer estaba armada afuera de la cerca de la Casa Blanca. "Fue el sospechoso al que le dispararon", aclaró el mandatario.

REUTERS

Trump dijo que permaneció en la Oficina Oval resguardado por el Servicio Secreto. La Casa Blanca fue cerrada para que nadie pudiera entrar o salir.

El presidente elogió al personal del Servicio Secreto por su trabajo para mantenerlo a salvo.

“Es infortunado que este sea el mundo, pero el mundo siempre ha sido un lugar muy peligroso y seguirá siéndolo por algún tiempo. No es algo que sea único", dijo el presidente.

Tras regresar a la sala de conferencias, Trump continuó con su presentación sobre el estado del coronavirus en el país por varios minutos más.

El tiroteo se registró cerca de la calle 17 y la avenida Pennsylvania, a pocas cuadras de la Casa Blanca, según dijeron a The Associated Press dos fuentes con conocimiento de la situación que no estaban autorizadas para hablar públicamente. Los agentes todavía estaban tratando de determinar el motivo del sospechoso.

La agencia informó después que el hombre y un oficial del Servicio Secreto habían sido trasladados a un hospital después del incidente.

El departamento de bomberos del Distrito de Columbia dijo que el hombre sufrió lesiones graves o posiblemente críticas.

El hombre de aproximadamente 51 años de edad se acercó a un oficial del Servicio Secreto y le dijo que estaba armado, luego se dio la vuelta y corrió hacia el agente amagando con sacar un objeto de su ropa, cuando recibió un disparo en el pecho por parte del oficial, informó la agencia en un comunicado.

"En ningún momento durante este incidente se vulneró el complejo de la Casa Blanca o hubo algún protegido en peligro", dijo el Servicio Secreto.

Las autoridades estaban investigando si la persona tiene antecedentes de enfermedad mental.