IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Trump quiere mantener al ejército en la frontera sur hasta septiembre de 2020. En un principio la misión tenía que terminar antes

En otoño de 2018, cuando la misión arrancó, fuentes de Defensa aseguraron que se prolongaría durante “algunas semanas o meses” 
Militares estadounidenses colocan alambre de espinos en la frontera mexicana en Texas el 16 de noviembre de 2018.
Militares estadounidenses colocan alambre de espinos en la frontera mexicana en Texas el 16 de noviembre de 2018.AP / AP

La administración del presidente, Donald Trump quiere mantener a las tropas desplegadas en la frontera entre EEUU y México hasta septiembre de 2020. Así lo afirmó un portavoz del Pentágono este viernes.

Estados Unidos tiene desplegados a más de 6.000 militares en la frontera con México, entre soldados en activo y reservistas de la Guardia Nacional, como consecuencia de la voluntad de Trump de marcar músculo ante la llegada de varias caravanas de inmigrantes indocumentados el año pasado.

El recién nombrado secretario de Defensa, Mark Esper, ya tiene sobre la mesa la petición del Departamento de Seguridad Nacional de revisar los planes de despliegue de las tropas en la frontera sur, según el portavoz del Pentágono Chris Mitchell. El congreso recibió una notificación al respecto el pasado jueves por la noche, afirmó otra fuente del Departamento de Defensa. 

De momento, no está claro cuál será el número de tropas que se mantendrán distribuidas a lo largo de la frontera con México, ni si alguna de ella estará en servicio activo. El Departamento de Seguridad Nacional aún no ha contestado a las preguntas de NBC News al respecto

El pasado 17 de julio, el antecesor de Esper, el secretario de Defensa en funciones Richard Spencer, autorizó hoy el despliegue adicional de 1.100 soldados en activo y 1.000 soldados de la Guardia Nacional de Texas al linde con México.

En otoño de 2018, cuando Trump ordenó mandar el ejército a esa zona, interesada por los contínuos flujos de inmigrantes que intentan instalarse en Estados Unidos, fuentes de Defensa aseguraron que la misión se prolongaría durante “algunas semanas o meses”, no años. 

Trump considera necesario el empleo de militares para detener la inmigración ilegal y el tráfico de drogas procedente de México. Sin embargo, esa misión tiene limitaciones legales, por una ley de hace más de un siglo que establece que ejército actúe como si fuera la policía dentro del territorio nacional.

Dadas estas limitaciones, la función principal de los soldados ha sido reforzar la valla antiinmigrantes en el confín con México y ayudar a la agencia de Protección Fronteriza y Aduanas (CBP, por sus siglas en inglés) en el transporte de suministros.

La frontera entre México y Estados Unidos se extiende unas 2.000 millas. Pero el propio Trump ha reconocido que no haría falta levantar una barrera que la cubra entera. En parte, porque ya hay 654 millas de muro construidas, que se suman a otras 51 con barreras dobles o triples; podrían tener que reforzarse, y de hecho ésa es la intención del presidente, pero ya están ahí. 

Por otro lado, también “hay un montón de barreras naturales”, según Trump; montañas y “ríos violentos y crueles” que sirven de barrera natural.

La semana pasada, NBC News reportó que unos soldados “monitoreaban” de forma activa a los migrantes detenidos en unas instalaciones de CBP en Donna, Texas, a tan solo unos metros de ellos. 

El congresista demócrata John Garamendi protestó por esta situación, al considerar que esa no es una función de competencia de los militares. Fuentes del Ejército aseguraron que los militares están desarmados y solo velan por el bienestar físico de los detenidos.

Reducción de los flujos migratorios

Los flujos de migrantes se redujeron considerablemente en las últimas semanas, según los datos oficiales. Para lograr esa disminución, el presidente exigió también la colaboración de México, amenazando que si el Gobierno de ese país no actuaba, EE UU impondría nuevos aranceles sobre todos los productos mexicanos. 

A principios de junio, el gobierno mexicano llegó a un acuerdo con Trump, para reducir la migración ilegal y así evitar los nuevos impuestos.

 Un mes después, el Departamento de Seguridad Nacional informó que las detenciones de migrantes en la frontera disminuyeron en junio un 28% respecto del mes anterior. Las aprehensiones pasaron así de 144.278 en mayo a 104.344 en junio, mes en el que las autoridades mexicanas desplegaron miles de soldados en las fronteras sur y norte.

Noticias relacionadas 

La Migra quiere enviar 1.000 soldados más a la frontera. Quiere vigilar las cárceles con “migrantes solteros adultos

Trump enviará a soldados en la frontera para construir el muro. No lo pagará México sino el Pentágono