Trump destina millones de dólares de la lucha contra el cáncer a pagar la detención de niños inmigrantes

El Gobierno retira presupuesto a la lucha contra enfermedades y de programas de salud de bebés y ancianos, para poder pagar en cambio los centros donde mantiene detenidos a 13.000 niños inmigrantes. Le contamos cómo le afectará a usted ésta medida.

El Gobierno que preside Donald Trump planea utilizar millones de dólares que debían destinarse a la lucha contra el cáncer y el sida para, en su lugar, pagar los gastos de los miles de niños inmigrantes que tiene bajo su custodia.

En una carta enviada el 5 de septiembre a varios congresistas, y que ha sido desvelada este miércoles la web informativa Yahoo News, el secretario del Departamento de Salud, Alex Azar, explica que cambiará de destino 266 millones de dólares para poder cubrir los gastos generados por los 13.000 menores indocumentados a su cargo.

Azar admite que los centros de detención están “casi llenos”, y cada vez se tarda más tiempo en encontrar una familia de acogida a estos menores (en parte, porque ICE detiene a los familiares y amigos que tratan de ayudarlos). Y la situación, según el responsable gubernamental, va a ir a peor en el futuro.

En concreto, Azar planea quitarle 16,7 millones de dólares de presupuesto al Centro de Control y Prevención de Enfermedades; entre las partidas afectadas, la lucha contra el sida y otras enfermedades infecciosas perderá casi cuatro millones, y los programas contra el cáncer y otras dolencias perderán otros tres millones; también se verán afectadas iniciativas de respuesta a problemas de salud pública.

Por otra parte, también se restarán cinco millones de los programas de ayuda a ancianos y personas con discapacidad; y 2,2 millones de las ayudas a la salud de recién nacidos y de sus madres.  Además, sustraerá 75 millones de dólares que servían para ayudar a los refugiados acogidos por Estados Unidos.

La semana pasada se conoció que el Gobierno presidido por Donald Trump había transferido 10 millones de dólares que debía usar la Agencia de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés; se ocupa, entre otras tareas, de ayudar tras al paso de un huracán) para que los usara el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés; se ocupa de arrestar a inmigrantes indocumentados).