Tras un histórico acuerdo bipartidista el Senado aprueba la reforma al sistema de justicia

"No puedo recordar ningún proyecto de ley que tenga este tipo de apoyo, izquierda y derecha, liberal y conservador, demócrata y republicano": senador Richard J. Durbin.

La ley, llamada Primer Paso o First Step Act en inglés, tiene como uno de sus objetivos disminuir la población que está encarcelada, para liberar un sistema de prisiones sobresaturado. Al mismo tiempo, plantea una expansión de los programas de capacitación laboral dentro de las prisiones y otras medidas con las que se espera reducir la tasa de reincidencia criminal.

Los cambios incluirán sentencias mínimas obligatorias para las personas que están acusadas de una ofensa relacionada con drogas.

Entre los promotores de la nueva ley se encuentran tanto conservadores del Partido Republicano, como liberales del Demócrata e incluso el presidente, Donald Trump, ha dado su visto bueno. Se espera que Trump firme la ley esta semana, según el diario The New York Times.

"Este proyecto de ley ha sido respaldado en su totalidad por el espectro político de América", dijo a The New York Times el senador Richard J. Durbin, demócrata de Illinois e impulsor de la iniciativa. "No puedo recordar ningún proyecto de ley que tenga este tipo de apoyo, izquierda y derecha, liberal y conservador, demócrata y republicano".

Los republicanos también celebraron la medida, que será la última que se apruebe mientras controlan ambas cámaras del Congreso. Para Trump significará una victoria importante que podrá exhibir en su carrera a la reelección en 2020. En enero una nueva mayoría demócrata se hará cargo de la Casa de Representantes.

Para el senador republicano John Cornyn de Texas la medida no sólo le ahorrará recursos al Gobierno, sino que además será bueno para las personas en la cárcel.

“Estamos invirtiendo en los hombres y mujeres que quieren cambiar su vida una vez sean liberados de prisión y estamos invirtiendo en esto para crear comunidades más fuertes y más viables”, dijo Cornyn, según The New York Times.