IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Emmys 2021: 'The Crown', 'Ted Lasso' y 'The Queen's Gambit' arrasan en la gran noche de la televisión

La 73 edición de los premios de televisión Emmy esquivó los discursos políticos y no premió a ningún intérprete de color en las 12 principales categorías de actuación. Le contamos las claves de la gala, que se celebró con normalidad tras la pandemia.

Por Daniel Arkin - NBC News

The Crown, Ted Lasso y The Queen's Gambit se alzaron con los máximos galardones en la 73ª edición de los premios Emmy celebrada el domingo, poniendo el broche de oro a una ceremonia en la que se evitaron en gran medida los discursos políticos y en la que no se reconoció a ningún intérprete de color en las 12 principales categorías de actuación.

La gran ganadora de la noche fue The Crown, retrato de la familia real británica que obtuvo siete galardones, incluido el de mejor serie dramática por primera vez para Netflix, el hogar de la serie en streaming.

La comedia de Apple TV Ted Lasso quedó en segundo lugar en el recuento final de galardones entregados el domingo, superando las tibias críticas de su segunda temporada y recogiendo cuatro premios, incluyendo el de mejor serie de comedia y el de interpretación para el actor Jason Sudeikis.

[Michelle Obama estrena una serie de televisión para niños sobre cocina]

La ceremonia, presentada por Cedric the Entertainer, se prolongó durante más de cuatro horas y atrajo la atención de las redes sociales tanto por lo que parecía excluir como por su contenido real. A continuación, se exponen algunas de las principales noticias de la noche más importante de la industria de la televisión.

Sin premios para los artistas de color

La lista de nominados a los Emmys de este año era muy variada, con intérpretes como Mj Rodríguez y Billy Porter de Pose, así como la estrella de Bridgerton Regé-Jean Page y el fallecido Michael K. Williams.

Sin embargo, a lo largo de la noche no se premió a ningún actor de color en las categorías de interpretación. Los ganadores de las 12 categorías principales de interpretación fueron blancos.

La ausencia de artistas de color fue especialmente notable, dado el intenso escrutinio de las galas de premios de Hollywood en los últimos años por cuestiones de diversidad y representación.

[Así se despide José Díaz-Balart del noticiero de 6:30 pm para asumir un nuevo rol en Noticias Telemundo y MSNBC]

La composición racial del grupo de ganadores de este año puede deberse a las series que más atención acaparan, como The Crown, Ted Lasso, Mare of Easttown, Hacks y The Queen's Gambit. Aunque hay actores de color en esos populares programas, están protagonizados por intérpretes predominantemente blancos.

'Ted Lasso' domina la comedia

La segunda temporada de Ted Lasso ha recibido lo que podría describirse caritativamente como una respuesta mixta de los espectadores y los críticos. Sin embargo, la reacción al éxito de Apple TV+ no ha impedido que la serie llegue a los Emmy, y los votantes de la Academia de la Televisión se han dejado convencer por su optimismo implacable.

La serie, una historia sobre un entrenador de fútbol americano que es contratado para dirigir un club de fútbol inglés, se llevó el principal premio de comedia y recogió premios para Sudeikis (actor principal en una serie de comedia), así como para los actores secundarios Hannah Waddingham y Brett Goldstein.

Hannah Waddingham, tercera por la izquierda, Jason Sudeikis, Juno Temple y el equipo de 'Ted Lasso' posan para una foto en la 73ª edición de los premios Emmy en el JW Marriott en el L.A. LIVE de Los Ángeles, California, el domingo 19 de septiembre de 2021.Danny Moloshok/Invision for the Television Academy/AP Images

Ted Lasso fue tan omnipresente que Stephen Colbert, al aceptar el premio al especial de variedades en directo, bromeó diciendo que estaba agradecido de que Sudeikis y compañía no estuvieran nominados en la categoría para tener la oportunidad de ganar.

Hacks, la comedia de HBO sobre la relación entre una veterana comediante de Las Vegas (Jean Smart) y una joven escritora (Hannah Einbinder), no se quedó atrás. Smart ganó su cuarto Emmy por su interpretación principal y la serie fue aclamada por su escritura y dirección.

Poca política

Durante el mandato del expresidente Donald Trump, los presentadores y los ganadores de los premios aprovecharon con frecuencia sus minutos en el candelero para apuntar al exmandatario republicano con críticas directas o alusiones a los temas que definen su presidencia.

Pero este año, los asistentes a los Emmy se alejaron en gran medida del humor político y de los discursos tópicos que se habían convertido en algo manido. La noche fue escasa en menciones explícitas a la Administración del presidente Biden, a la nueva ley del aborto de Texas y a otros temas que acaparan los titulares.

[El actor Pablo Lyle se enfrenta a una nueva demanda judicial por la muerte del hombre al que golpeó tras una discusión de tránsito]

Pero hubo algunas excepciones notables.

"Que este momento resuene en las mujeres de todo el mundo, de todo este país y de todo el mundo, desde Texas hasta Afganistán. Que lo sepan", declaró Debbie Allen al aceptar el premio honorífico de los gobernadores.

"Y también con los jóvenes, que no tienen voto, que ni siquiera pueden vacunarse, están heredando el mundo que les dejamos. Es hora de reclamar su poder, reclamar su voz, contar sus historias. Eso nos convertirá en un lugar mejor. Es su turno", agregó.

La estrella Sarah Paulson hizo una broma punzante sobre la brecha salarial de género en la industria del entretenimiento y Colbert se burló de California por gastar millones de dólares en una campaña para destituir al gobernador Gavin Newsom.

¿Y la pandemia?

Las galas de premios que han desplegado la alfombra roja durante la pandemia de coronavirus han sido experiencias peculiares. La edición del año pasado de los Emmys, presentada por Jimmy Kimmel, fue mayormente virtual y no contó con audiencia en el estudio.

Los Emmys de este año fueron para muchos espectadores en casa una vuelta a un formato familiar, para bien o para mal. La multitud de nominados, invitados y otras figuras de la industria de la televisión parecían estar apiñados dentro de una carpa sin una mascarilla a la vista.

[El actor Matthew Mindler de 19 años fue hallado muerto y confirman que fue un suicidio]

Seth Rogen, al presentar el primer premio de la noche, hizo un guiño al aspecto del ambiente, diciendo: "Somos demasiados en esta pequeña sala".

"Me dijeron que esto sería afuera. ¿Por qué hay un techo? ¿Qué estáis haciendo todos vosotros?", añadió Rogen.

En los prolegómenos de la gala, los productores de los Emmys insistieron en que se exigieran vacunas y una prueba de COVID-19 negativa a todos los asistentes, y la academia de televisión limitó el número de asistentes permitidos en la sala a unos 600, según Variety.

In memoriam

El segmento anual In Memoriam (En memoria) rindió homenaje a una amplia gama de luminarias de la industria del entretenimiento que fallecieron el año pasado, como el presentador de programas de entrevistas Larry King, el presentador de Jeopardy! Alex Trebek, el actor Ed Asner y la leyenda de Hollywood Cicely Tyson.

Pero hubo celebraciones especialmente emotivas de dos grandes de la televisión recientemente fallecidos: Michael K. Williams (nominado por su papel secundario en Lovecraft Country de HBO) y Norm Macdonald.

[Los premios antiNobel descubren por qué los hombres llevan barba, cómo trasladar un hipopótamo y qué hacer con las cucarachas en un barco de guerra]

Williams, un icono de la televisión moderna que interpretó a Omar Little en The Wire y apareció en otros aclamados dramas, fue la última persona que apareció en el vídeo In Memoriam. Kerry Washington, al presentar el premio al mejor actor de reparto en una serie dramática, elogió su "excelencia" y "arte".

Macdonald, antiguo miembro del reparto de Saturday Night Live (SNL) y comediante de humor inexpresivo, también recibió un reconocimiento especial. El creador de SNL, Lorne Michaels, lo mencionó en su discurso de aceptación, mientras que John Oliver imploró a los espectadores que vieran clips de Macdonald en YouTube, "porque no hay nada mejor que eso".