Sobreviviente de la masacre de El Paso dice que el empleado de un banco pudo haber salvados a las víctimas

Octavio Lizarde afirma que el trabajador se encerró en un cuarto y se negó a abrir la puerta cuando comenzó el tiroteo

Octavio Lizarde, una de las más de 20 personas heridas en la masacre de El Paso, Texas, el pasado 3 de agosto, afirma que el empleado de un banco ubicado dentro de la tienda Walmart pudo haber salvado a las víctimas, pero no lo hizo, ha reportado la estación de televisión KTSM.

Lizarde ha dicho que ha pasado las últimas semanas imaginando una y otra vez que hubiese pasado si un empleado de la institución financiera First Convenience Bank hubiera ayudado a las personas que se encontraban dentro de la tienda Walmart cuando Patrick Wood Crusius abrió fuego.

Crusius ha sido señalado por las autoridades como el responsable del tiroteo en Texas, el cual dejó un saldo de 22 víctimas fatales, incluido Javier Amir Rodríguez, el sobrino de Octavio Lizarde.

Lizarde y Rodríguez, de 15 años, se encontraban en la línea para pagar cuando el tiroteo tuvo lugar. Según Lizarde, el empleado del banco se encerró solo en un cuarto para protegerse de las balas.

“¿Por qué él no tuvo el valor, el corazón de decirle a la gente que se metieran allí?” se ha preguntado Lizarde desde el día de la tragedia. “Por qué solamente él y sus empleados, yo no vi a todos los que entraron allí, solo lo vi a él”.

El hombre ha indicado que solo llevaba unos minutos en la línea cuando comenzó el caos en la tienda.

Lizarde ha declarado que abrazó a su sobrino, lo puso en el suelo y le dijo que permaneciera en silencio.

Luego, el hombre procedió a tocar en la puerta del banco, pero nadie la abrió.

“De verdad me enfadó que ellos no abrieran la puerta”, ha agregado Lizarde, agregando que, si alguien hubiese abierto esa puerta, otras personas se hubieran salvado en el fatídico evento.

Como no pudieron entrar al lugar donde se refugió el empleado del banco, Lizarde y el menor trataron esconderse debajo del mostrador del cajero, pero fue en ese momento cuando el tirador los vio y les apuntó.

Lizarde recibió una bala en el pie. Rodríguez fue baleado y murió en la escena.

“Yo estaba mirando a mi sobrino y dije ‘no, no esto no puede ser’”, ha afirmado Lizarde. “Lo moví y simplemente no lo podía creer”.

El abogado de Lizarde le envió recientemente al banco y a Walmart un documento conocido como “Carta de Preservación”, un aviso legal que adjudica parte de la culpa al banco.

“Estamos listos para proceder en contra suya y responsabilizarlo por las lesiones sufridas por nuestro cliente, ya que su negocio fue negligente al no ocuparse adecuadamente de la seguridad de nuestro cliente”, ha dicho el abogado en el documento.

En la carta, el abogado le solicita al banco preservar toda la información relacionada con el tiroteo, incluidas las grabaciones de video y audio.

La estación de televisión KTSM ha dicho que ha intentado contactarse con el banco, pero las llamadas y los emails no sido respondidos.

Lizarde continúa recuperándose en casa de la herida en el pie, la cual va a requerir varias cirugías.

El hombre ha dicho que en su mente permanecen las escenas de la tragedia: “Podría haber hecho esto, podría haber hecho eso. Voy a pasar por eso todo el tiempo, pero tal vez Dios lo quería así”.

Relacionados:

Tiroteo en Texas será manejado como un caso de “terrorismo doméstico”

Víctimas con disparos en la cabeza, gente gritando y niños llorando: algunos de los terroríficos relatos de testigos de la masacre en El Paso

Tiroteos masivos: los expertos dicen que la violencia es contagiosa y que el ciclo de noticias 24/7 no ayuda

Demócratas piden mayor control de armas tras masacres, culpan a Trump por incitar un clima de odio