IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Se acabó el embrujo": Cruz Azul se corona campeón de la liga mexicana de fútbol después de 23 años

Luego de perder seis finales de la liga local, dos finales de la Liga de Campeones de la Concacaf y una final de la Copa Libertadores, el equipo de la capital mexicana empató ante Santos Laguna y se convirtió en el nuevo campeón del fútbol mexicano.
/ Source: Telemundo

El Cruz Azul se fue al descanso temiendo lo peor. Todo parecía torcido cuando un gol de Santos Laguna, cerca del final del primer tiempo, alimentaba los rumores de otro fiasco del Cruz Azul en el momento decisivo: la final de la liga mexicana.

La Máquina Celeste, como se le conoce al equipo de la capital, supo reaccionar para coronarse campeón de México tras 23 años de sequía.

[Miles de fanáticos festejan el título del Atlético de Madrid en La Liga española de fútbol]

Con un gol del delantero uruguayo Jonathan Rodríguez en el segundo tiempo, el Cruz Azul empató 1-1 con Santos la noche del domingo y con un marcador global de 2-1 alzó el trofeo de campeón del torneo Clausura.

Celebración del equipo mexicano Cruz Azul, luego de su victoria ante el Santos Laguna, el 30 de mayo de 2021.
Celebración del equipo mexicano Cruz Azul, luego de su victoria ante el Santos Laguna, el 30 de mayo de 2021.EFE

“Tuvimos enfrente a un gran rival que nos hizo pasar mal el primer tiempo, pero la charla de medio tiempo fue de amigos y nos dijimos que no podíamos dejar pasar esta oportunidad y salimos con un corazón enorme en el segundo tiempo y pudimos revertir la situación”, dijo Juan Reynoso, el entrenador peruano del Cruz Azul.

Desde que perdió la final del invierno de 1999 ante Pachuca con un gol del argentino Alejandro Glaría, los azules fueron vencidos en seis finales de liga, algunas de manera casi surrealista como la del campeonato Clausura en 2013 cuando le ganaban 2-0 al América y, en menos de cinco minutos, dejaron ir el trofeo.

[Destapan comprometedoras imágenes de jugadores del América en plena orgía]

Cruz Azul perdió las finales de liga en el Invierno 99 (Pachuca), en el Clausura 2008 (Santos), Apertura 2008 (Toluca), Apertura 2009 (Monterrey), Clausura 2013 (América) y Apertura 2018 (América). Además, la Máquina había perdido las finales por la Copa Libertadores en 2001 (Boca Juniors) y las de la Liga de Campeones de la CONCACAF en 2009 y 2010, ante Atlanta y Pachuca respectivamente.

¿Qué significa el término 'cruzazulear'?

Las derrotas hicieron que se ganara el mote del 'subcampeonísimo'. Esos reveses, varios ocasionados por goles de último momento, hicieron crecer leyendas de espíritus y fantasmas malditos confabulados, mientras una parte de los mexicanos adoptaron el término 'cruzazulear', para referirse a quienes fallan en el momento crucial, a pesar de tener todo a su favor.

El término ha tenido tal impacto que la Academia Mexicana de la Lengua lo define como un “neologismo del español de México” que “alude a la acción de perder un partido luego de tener la victoria prácticamente asegurada”, además la Real Academia Española lo ha incluido en su Observatorio de palabras.

[Las ‘superpoderosas’: la escuela de fútbol femenino en Bolivia que busca combatir la desigualdad de género]

La victoria del equipo, largamente esperada, ha tenido una resonancia mundial. El alemán Leverkusen, la escuadra italiana del Nápoles, el Wolverhampton inglés y diversos equipos latinoamericanos y mexicanos se sumaron a las felicitaciones por el título.

“Felicidades al Cruz Azul, se acabó el embrujo. Abrazos a los de la casa del dolor ajeno”, escribió el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador en su cuenta de Twitter.

Una de las felicitaciones que se hicieron virales no estuvo relacionada con ninguna celebridad, provino de un fanático que sufre de cáncer. “Esta enfermedad, aunque le estoy dando batalla, me puede ganar. Y no quería irme sin ver campeón de nuevo a mi adorado @CruzAzul”, escribió Carlos, un maestro, en su cuenta de Twitter.

[Los seis clubes ingleses abandonan la Superliga europea de fútbol y el proyecto queda en el aire]

En un país donde el realismo mágico es algo normal, no fue extraño que un vigilante de La Noria, el campamento de Cruz Azul, le confesara a un periodista que los espíritus del cementerio vecino asaltaban de noche la cancha de entrenamiento y estaban confabulados para que La Máquina no ganara.

Mientras la leyenda crecía, en los últimos años la supuesta maldición tomó fuerza. Lo usó algún gerente de restaurante cuando uno de sus meseros trabajó mal, sirvió para burlas en el metro o autobuses y hasta en chistes entre políticos.

El equipo tocó fondo con una de sus mayores 'cruzazuleadas', la derrota 4-0 ante los Pumas en diciembre pasado, en la semifinal del Apertura 2020, después de la cual, según reveló el guardameta José de Jesús Corona, los jugadores quedaron muy desanimados.

[Niños ciegos vencen las adversidades y cumplen su sueño de jugar fútbol]

Fue entonces que llegó Reynoso y si bien lideró el grupo al liderato del Clausura con el mejor ataque y la defensa más segura, apostó más a sacar el lado humano de los jugadores.

Lo hizo en enero cuando levantó al conjunto después de dos derrotas en el inicio del campeonato, lo repitió en momentos de duda y otra vez este domingo cuando el Santos le pasó por arriba al Cruz Azul en la primera mitad y él sugirió ser más ofensivos, pero sobre todo sacar lo humano en la cancha.

"Agradezco la humildad de los chicos ante un gran rival que nos hizo pasarla mal en la primera mitad. Los he visto llorar en momentos duros y hoy llorar de felicidad", indicó en una rueda de prensa el peruano.

[Muere Diego Armando Maradona, estrella del fútbol y uno de los mejores deportistas de la historia]

Juan Reynoso fue el líder de la defensa y capitán del Cruz Azul campeón del invierno de 1997 y subcampeón de la Copa Libertadores de 2001. Cuando se fue, el conjunto se ganó el título de perdedor y fue objeto de burlas.

Este domingo en el Estadio Azteca, su casa, el Cruz Azul perdió la ventaja de un gol en el partido de ida de la final. Los rivales aseguraron que estaban de vuelta espíritus, fantasmas y otros seres etéreos. Volvieron a conjugar la palabra odiosa.

Entonces llegó el descanso, Reynoso habló con los jugadores como si todavía fuera el defensa central que fue, los trató de tu y los invitó a cambiar la presión por el bendito acto de volver a ser niños con el pretexto del fútbol.

Seis minutos después el uruguayo Jonathan Rodríguez hizo el gol del campeonato y provocó el milagro. Con la anotación, se diluyeron los fantasmas de mala voluntad y con ellos el término inventado, que amargó por más de 20 años la vida de los hinchas celestes, los más sufridos de México en lo que va de siglo.

Con sus nueve campeonatos, la Máquina se acerca a uno de Toluca que es el tercero más laureado del país, superado por Chivas (12) y América (13).

Con información de EFE y AP