IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un hombre con migrañas descubre que tenía lombrices solitarias en el cerebro: los médicos culpan al tocino

El paciente estadounidense de 52 años fue diagnosticado con cisticercosis, una infección parasitaria de los tejidos causada por los quistes larvarios de la tenia porcina.

Por Katherine Itoh — NBC News

Un hombre que fue hospitalizado por sus migrañas severas descubrió que el dolor era causado por larvas de lombrices solitarias en su cerebro. Los médicos creen que se infectó al comer tocino poco cocido.

El estadounidense de 52 años, cuyo nombre no ha sido revelado, consultó varios médicos luego de que sus migrañas habituales se hicieran más severas en los últimos cuatro meses.

Las migrañas se hicieron más frecuentes, graves y no disminuían con la medicación habitual, según un estudio publicado el jueves en la revista American Journal of Case Reports.

El paciente ingresó en el hospital para someterse a pruebas. Una tomografía computarizada reveló numerosos focos quísticos, o sea, sacos llenos de líquido en el cerebro. Las pruebas de anticuerpos dieron positivo a quistes de cisticercosis, y el hombre fue diagnosticado con neurocisticercosis.

CT scans revealed numerous cystic foci, fluid-filled sacs in the brain. Cysticercosis cyst antibody tests returned positive, and the man was diagnosed with neurocysticercosis, according to the American Journal of Case Reports study.
Una tomografía revela numerosos focos quísticos, sacos llenos de líquido en el cerebro del oaciente.Eamonn Byrnes et all

Este padecimiento es descrito como una forma de infección tisular parasitaria causada por quistes larvarios de la lombriz solitaria del cerdo que se encuentran en el cerebro, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Una persona contrae la cisticercosis al ingerir quistes larvarios de heces infectadas, lo que suele ocurrir por un lavado de las manos inadecuado o nulo, añadieron los CDC. La enfermedad es endémica en los países en desarrollo, debido a sus deficiencias sanitarias.

[La FDA aprueba el primer spray nasal para migraña, que alivia el dolor en 30 minutos]

El paciente no había viajado recientemente a zonas de alto riesgo, y su “hábito de comer tocino poco cocido y no crujiente la mayor parte de su vida” fue la única conexión con el diagnóstico de neurocisticercosis.

“Sólo podemos especular, pero dada la predilección de nuestro paciente por la carne de cerdo poco cocinada y los antecedentes de exposición benigna, creemos que su cisticercosis pudo ser autoinfectada, tras un lavado de manos inadecuado y sus hábitos alimentarios”, concluyó el informe.

El paciente fue tratado con antiparasitarios y antiinflamatorios, de manera exitosa. Sus lesiones cerebrales desaparecieron y sus dolores de cabeza mejoraron.

Es “muy raro” que los pacientes contraigan neurocisticercosis en Estados Unidos, pero los resultados del estudio retan esa idea.

“Históricamente, ha sido muy poco frecuente encontrar carne de cerdo infectada en Estados Unidos, de manera que nuestro caso puede tener implicaciones para la salud pública”, agregó el informe.

Los síntomas de la neurocisticercosis van desde dolor de cabeza hasta convulsiones, dependiendo de las estructuras y tejidos infectados. Según los CDC, la enfermedad puede ser mortal.