IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un hombre con Alzheimer se enamora de su esposa por segunda vez y le pide matrimonio

Peter Marshall, de 56, quien sufre de Alzheimer precoz, le sugirió casarse a la mujer que estaba sentada junto a él. No recordaba que era su esposa y que ya se habían casado hace 12 años, solo que estaba enamorado de su “cuidadora favorita”.

Peter Marshall, de 56 años, no sabía que la mujer viendo televisión junto a él, Lisa, de 52, era su actual esposa cuando le sugirió que debían casarse. Como sufre de Alzheimer de inicio precoz, diagnosticado en 2018, tampoco recordaba su matrimonio de hace 12 años, solo que se había enamorado de Lisa de quien creía era su “persona favorita”.

“’Hagámoslo’, me dijo y le pregunté ‘¿hacer qué?’ y entonces apuntó hacia la televisión que transmitía una boda y le dije: ¿quieres casarte?, y me dijo que sí, con una gran sonrisa”, según una entrevista que Lisa concedió a la estación local NBC4 en Nueva York.

Peter volvió a enamorarse perdidamente de su esposa quien dice sentirse la mujer más afortunada del mundo al casarse nuevamente con el amor de su vida, con el compañero que escogió para el resto de sus días.

[La FDA aprueba el primer medicamento contra el Alzheimer entre dudas sobre su eficacia para frenar el deterioro mental]

Como la memoria de Peter se iba deteriorando, Lisa le pidió ayuda a su hija Sarah Brehant, que se dedica a la coordinación de bodas y eventos de forma profesional, para que haga los preparativos.

Al enterarse del romance, todos los proveedores de servicios decidieron donar su tiempo y no cobrar un centavo; desde el fotógrafo, el florista, la pastelería, la tienda de globos y el propietario del local donde se llevó a cabo la boda, entre otros.  

La pareja renovó sus votos matrimoniales el pasado mes de abril en Connecticut, rodeada de familiares y amigos cercanos en una ceremonia oficializada por Adrianne DeVivo, una especialista en demencia.

Lisa y Peter Marshall durante la ceremonia de renovación de votos matrimoniales el 26 de abril, 2021. Todos los proveedores donaron su tiempo y no cobraron un centavo (@brehant_Creations, @mill1atopensquare, @its_so_ranunculus, @earthandsunco_, @transcendentmakeup, @refinedrentalsllc, @forgoodnesscakesdesserts, @pencilandinkdesign, @pinkflamingoparty.co, @Jeffladd, @snassycrafter, @petalsplates, @alliedearie, @katherinedonovanphoto, @ohhelloalzheimers,  Adrienne Devivo).Cortesía @Danbrehantphotography

“Se me acercó [Peter] y suspiró al oído: gracias por quedarte”, comentó Lisa, quien se ha dedicado a documentar su vida con un paciente de Alzheimer en las redes sociales.

Ambos, ya divorciados, se conocieron en 2001 en Harrisburg, Pensilvania, y luego se mudaron a Connecticut. Peter trabajó en una empresa financiera mientras Lisa se dedicó a la publicidad radial.  

Las primeras señales de Alzheimer aparecieron a fines de 2017, cuando a Peter se le dificultaba describir ciertas instrucciones, como el camino para llegar a su propia casa, o cuando no podía encontrar las palabras correctas para describir ciertos objetos como “esa cosa que vuela en el cielo” en lugar de “avión”.  

Al año siguiente, en 2018, el neurólogo efectuó varias pruebas y determinó que se trataba de un caso de Alzheimer prematuro o de inicio precoz, que afecta a personas de entre 30 a 60 años, que equivale al 10% del total de personas que sufren esa enfermedad.  

[La Corte Suprema respalda por tercera vez Obamacare frente al acoso de los republicanos]

“Nos habíamos puesto como meta jubilarnos en 10 años, pero el diagnóstico de Peter llegó cuando ambos estábamos en el pico más alto de nuestras carreras profesionales y él tuvo que dejar de trabajar y yo también para poder cuidarlo”, relata Lisa en Facebook.

Ya han pasado varias semanas desde que Peter y Lisa reafirmaron su compromiso matrimonial, un episodio que quizás él nunca más recuerde, pero que Lisa nunca olvidará.

 “Nuestros corazones están conectados”, afirma Lisa.

Con información de The Washington Post y NBC4