IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Un asalto a los derechos": las reacciones a la ley de Texas que prohíbe el aborto a las seis semanas, cuando muchas ni saben de su embarazo

El acceso al aborto salva vidas pero con la ley que entró en vigencia este miércoles, las texanas ya no podrán ejercer el derecho a decidir sobre sus cuerpos de forma segura: "Como todas las leyes antiaborto, las ricas viajarán para eludirla. Las mujeres pobres y marginalizadas sufrirán las consecuencias".
/ Source: Telemundo

La reacción generalizada fue de indignación a la ley que entró en vigor este miércoles en Texas y que prohíbe el aborto después de las seis semanas de gestación, tras haber sido firmada por el gobernador republicano del estado, Greg Abbott.

Una Corte Suprema dividida rechazó el miércoles por la noche bloquear esta ley en una votación que fue de 5 votos a favor y 4 en contra, con el presidente del Tribunal Supremo John Roberts en desacuerdo junto con los jueces liberales Elaina Kagan, Stephen Breyer y Sonia Sotomayor. 

La ley prohíbe interrumpir legalmente el embarazo a partir de que se registra actividad cardíaca en el feto, lo que puede ocurrir a partir de las seis semanas. Médicos y especialistas coinciden en afirmar que a las seis semanas es demasiado pronto para que alguien sepa que está esperando un bebé.

“La ley 8 del Senado es un asalto a los derechos de las personas a controlar su propia salud, cuerpos y futuros, poniendo completamente fuera del alcance de millones de texanos el acceso a un aspecto fundamental de la salud”, declaró Jessica Cisneros, candidata demócrata al Congreso local.
 

Mujeres se manifiestan a favor del derecho al aborto afuera de la Corte Suprema en Washington D.C.; el 4 de marzo de 2020.Jacquelyn Martin/AP

Además, faculta a casi cualquier individuo mayor de edad para que pueda demandar a una clínica de abortos o a cualquiera que haya ayudado a alguien a abortar después del límite y exigir hasta 10,000 dólares por acusado.

“Leyes como esta están hechas para intimidar a las personas embarazadas y aquellos que los apoyan, afectando de manera desproporcional a las comunidades inmigrantes, las comunidades de color y las de bajos ingresos”, agregó Cisneros.

[No, es falso que haya un mayor riesgo de aborto espontáneo por la vacuna de COVID-19]

Algunas mujeres expresaron su preocupación de que esto abra la puerta a otras leyes similares en estados gobernados por republicanos, poniendo en peligro el derecho al aborto tal y como quedó establecido en la decisión judicial de la Suprema Corte de Roe v. Wade en 1973.

“La razón por la cual esto es un asunto de suma importancia, no solo para las mujeres en Texas, es porque envía un escalofrío por la espina dorsal de todas las mujeres en este país que están preocupadas por su salud, quienes temen que esto pueda usarse como un modelo para evadir Roe v. Wade en formas que no funcionaron en años anteriores”, afirmó este miércoles Laura Jarrett, copresentadora de noticias en la cadena CNN.

 La escritora y periodista Joy-Ann Reid, presentadora en nuestra cadena hermana MSNBC, publicó un tuit este miércoles por la mañana en el que comparaba la situación en Texas con la serie de televisión The Handmaid's Tale (inspirada en El cuento de la criada de la escritora Margaret Atwood), que retrata un futuro distópico en el que las mujeres son obligadas a tener hijos en Estados Unidos.

El presidente, Joe Biden, también criticó la medida en Texas.

“Esta ley texana extremista viola flagrantemente el derecho constitucional establecido en Roe v. Wade y que ha sido mantenido como un precedente legal desde hace casi medio siglo”, dijo Biden en un comunicado de prensa.

[La Corte Suprema acepta analizar un caso sobre aborto que le permitirá decidir si impone nuevos límites a este derecho de las mujeres]

Expertos y activistas advierten que dificultar el acceso a la interrupción legal del embarazo no eliminará el aborto, sino que llevará a muchas mujeres a buscar alternativas peligrosas en el mercado negro, ya sea en clínicas clandestinas o con remedios caseros que pueden conducir a la muerte o a lesiones severas y permanentes.

"Como todas las leyes antiaborto, las mujeres ricas viajarán para eludirla. Las mujeres pobres y marginalizadas sufrirán las consecuencias", tuiteó la escritora Hellen Lewis, de la revista The Atlantic.

Otros apuntaron a la aparente ironía de que en Texas se han aprobado de manera simultánea leyes que sobre la tenencia de armas que relajan las medidas de control, permitiendo a los mayores de 21 años portar pistolas en público sin necesidad de una licencia o entrenamiento especial.

La legislatura texana también ha aprobado medidas que restringen el acceso al voto, algo que los demócratas aseguran afectará de manera desproporcionada a las minorías latinas y negras en el estado.

“Hoy en Texas puedes portar un arma sin un permiso, pero no puedes registrarte en línea para votar ni tener un aborto después de seis semanas”, escribió en Twitter Ari Berman, autor del libro ‘Danos la boleta: la lucha moderna por los derechos electorales en Estados Unidos’.

Como resultado de la ley, las clínicas que ofrecen servicios de aborto en Texas como Planned Parenthood o Whole Woman's Health han tenido que detener esta práctica en los pacientes cuya ecografía muestra indicios de actividad cardíaca del feto.

A pesar de que estas organizaciones solicitaron este lunes a la Corte Suprema que bloqueara la ley, el máximo tribunal del país evitó pronunciarse.

El abogado Marc Hearron del Centro de Derechos Reproductivos, quien representa a las dos organizaciones que demandaron a Texas, advirtió que el 90% de las interrupciones legales del embarazo en el estado se practican a pacientes que llegan después de la semana seis de gestación, por lo que en su opinión la nueva ley equivale a “una prohibición total” del aborto.