IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Uma Thurman cuenta el aborto que vivió cuando era adolescente en solidaridad con las mujeres de Texas

La actriz de 51 años relata en una columna de opinión su experiencia y se la dedica a las mujeres “vulnerables” cuyos derechos fueron restringidos por la ley antiaborto.

La actriz estadounidense Uma Thurman compartió públicamente la historia del aborto que vivió siendo una adolescente y que calificó como su “secreto más oscuro”. La intérprete compartió su testimonio para solidarizarse con las mujeres de Texas que han visto restringidos sus derechos con la ley que prohíbe el procedimiento después de las seis semanas de gestación.

“He seguido el curso de la radical ley antiaborto de Texas con gran tristeza y algo parecido al horror”, contó la actriz en un artículo de opinión que publicó este martes en el Washington Post y que compartió en su cuenta de Instagram, donde cuenta con 1.2 millones de seguidores.

[Ocho claves para comprender por qué es tan polémica la ley contra el aborto de Texas y la decisión de la Corte Suprema]

Thurman contó que estaba empezando su carrera en Europa, viviendo solo con una maleta y lejos de su familia cuando se quedó embarazada por accidente de un hombre mucho mayor que ella. "Lo pasé muy mal pensando qué hacer. “Quería quedarme con el bebé, ¿pero cómo?”, señaló.

La actriz llamó a su familia y llegaron a la conclusión de que no tenía los recursos para tener un hogar estable para ella y menos para un hijo. “Decidimos que no podía seguir adelante con el embarazo y estuvimos de acuerdo en que la interrupción era la opción correcta”, indicó.

“Sin embargo, mi corazón se rompió”, agregó.

"Al revelar el agujero que esta decisión me hizo, espero que brille algo de luz y que llegue a las mujeres y niñas que pueden sentir una vergüenza de la que no pueden protegerse y sobre la que no tienen poder de decisión", dijo Thruman al dar a conocer que se practicó un aborto.STEPHANE MAHE / REUTERS

La historia de la actriz sale a la luz semanas después de que el gobernador republicano Greg Abbott promulgara una de las leyes antiabortistas más punitivas del país. La norma prohíbe el aborto a partir del momento en que se pueda detectar actividad cardíaca en el feto, lo que sucede normalmente a partir de la sexta semana de embarazo. No incluye excepciones por casos de violación o incesto.

[“Tiene consecuencias para toda la vida”. ¿Qué pasa cuando alguien que desea abortar no puede hacerlo?]

La actriz titula precisamente su artículo: “La ley del aborto de Texas es una crisis de derechos humanos para las mujeres estadounidenses”.

El procedimiento lo hizo en Alemania, con la ayuda de una amiga que la llevó hasta un doctor. “Me dolió muchísimo, pero no me quejé”, cuenta. “Había interiorizado tanta vergüenza que sentía que merecía el dolor”, explica. 

La actriz de películas como la intérprete de Pulp Fiction o Kill Bill describe a lo largo de su relato la decisión de abortar como “la más difícil” que ha tomado, y una que aún le causa tristeza. Pero dice que le permitió la vida “de amor y alegría” que ha tenido. “Decidir no mantener ese embarazo prematuro me permitió crecer y convertirme en la madre que quería y necesitaba ser”, señala. 

No me arrepiento del camino que he recorrido. Aplaudo y apoyo a las mujeres que toman una decisión diferente

Uma Thurman

Thurman, que tiene tres hijos de dos parejas diferentes, se mostró respetuosa con quienes desean continuar con un embarazo y no practicar un aborto.

“No me arrepiento del camino que he recorrido. Aplaudo y apoyo a las mujeres que toman una decisión diferente”, dijo al respecto. 

Su desgarrador testimonio, compartido ahora a sus 51 años, está dedicado a las mujeres “vulnerables” que no tendrán la misma opción que ella en Texas. Señala que la ley es una herramienta para discriminar a quienes tienen una desventaja económica.   

“A todas ustedes”, concluye Thurman, “a las mujeres y niñas de Texas, temerosas de ser traumatizadas y acosadas por depredadores, cazadores de recompensas; a todas las mujeres indignadas por tener los derechos de nuestros cuerpos tomados por el Estado; y a todas las que se ven vulnerables y sometidas a la vergüenza por tener un útero—les digo: Las veo. Tengan valor. Son hermosas”.