IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Texas aprueba ley que prohíbe los abortos tan pronto como a las seis semanas, incluso en casos de violación o incesto

El gobernador Greg Abbott firmó este miércoles la legislación que genera preocupación pues prohíbe el acceso a la interrupción del embarazo –algo que sigue siendo legal en el país– tan pronto como a las seis semanas, cuando muchas mujeres ni siquiera saben que lo están.
/ Source: Telemundo

El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó este miércoles una legislación que prohíbe los abortos tan pronto como a las seis semanas –cuando muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas– que abre las puertas para que cualquier ciudadano pueda demandar a los doctores que proveen el servicio de salud reproductiva o a cualquiera que ayude a una mujer a obtener el procedimiento. La medida entraría en vigor el próximo mes de septiembre.

La firma de esta ley ocurre en un momento en el que se han multiplicado las restricciones al aborto en distintos estados del país, y organizaciones como Planned Parenthood la califican de “peligrosa”, pues no incluye ningún tipo de excepción, ni siquiera en casos de violación o incesto. 

 También incluye una cláusula, pionera en su tipo, que básicamente permite que cualquier persona de cualquier estado pueda demandar a un proveedor de aborto o a cualquier otro individuo que ayude o intente ayudar a un paciente en la búsqueda de cuidados.

[Los casos de Manuela y Sara en El Salvador son ejemplo de cómo la prohibición total del aborto atenta contra la vida de las más pobres]

"La vida de todo niño no nacido con un latido de corazón será salvado de la devastación del aborto", dijo Abbott antes de firmar el texto en su oficina.

En esta fotografía de archivo del miércoles 4 de marzo de 2020, manifestantes por el derecho al aborto, incluida Jaylene Solache, de Dallas, Texas (a la derecha) se manifiestan frente a la Corte Suprema en Washington.AP

Esta legislación pone a Texas a la par con al menos una decena de estados que ya prohíben el procedimiento una vez se detecta un latido fetal, posiblemente tan pronto como a las seis semanas de embarazo. En la mayoría de los casos, cortes federales han impuesto bloqueos para que los estados puedan ejecutar dichas leyes, de modo que existe posibilidad de que los tribunales la frenen antes de entrar en efecto en septiembre.

“Legisladores de Texas, urgidos por el gobernador Abbott, aprobaron una de las leyes más extremas del país. Para una persona con un ciclo menstrual normal, eso es solo dos semanas después de haber tenido una falta en el período", reaccionó Dyana Limon-Mercado, directora ejecutiva de Planned Parenthood Texas. "Si se toma en cuenta el tiempo en que uno tarde en confirmar un embarazo, consideras qué opciones tiene, tomar una decisión, agendar una cita y cumplir con todas las restricciones que los políticos ya han aprobado para pacientes y proveedores, una prohibición a las seis semanas es esencialmente una prohibición total”.

Pero con la noticia de que la Corte Suprema aceptó revisar una legislación de Mississippi que prohíbe los abortos después de las 12 semanas (un desafío directo a Roe v. Wade y a más de 50 años de precedente desde esa decisión emblemática), a quienes defienden el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos les preocupa que un fallo favorable pueda dejar listo el terreno para que se aprueben todavía más restricciones.

“El objetivo es claro: atacar sin descanso nuestros derechos reproductivos hasta que el aborto sea un derecho son en la teoría. Aprobar estas leyes no es liderazgo, es crueldad y extremismo”, dijo Alexis McGill Johnson, presidenta del Planned Parenthood Action Fund.

Con información de AP, The Texas Tribune, USA Today