IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Tenemos que pensar en los más vulnerables" médicos advierten sobre una ola de virus no relacionados al COVID-19 que están atacando a los niños

Se trata de afecciones como la neumonía que suelen registrarse en invierno y que ahora están enviando a muchos niños al hospital meses antes. El aumento de estas enfermedades preocupa a los médicos, sobre todo a medida que se acerca el nuevo año escolar.

Por Erika Edwards – NBC News

Virus que normalmente se propagan en invierno están llevando a los niños al hospital en pleno verano.

Entre las enfermedades que provocan se incluyen resfriados graves; crup (o laringotraqueobronquitis) que causa una tos severa y virus respiratorio sincitial o VRS.

[Siga aquí nuestra cobertura sobre la pandemia de coronavirus]

El aumento de estas enfermedades preocupa a los médicos, sobre todo a medida que se acerca el nuevo año escolar. No solo esperan una mayor propagación de los virus invernales; también anticipan un aumento en los casos de COVID-19 entre los estudiantes más jóvenes.

Prácticamente todos los niños en edad escolar para ir a la primaria, es decir, los menores de 12 años, no están vacunados y algunos distritos escolares han dicho que no requerirán mascarillas en las aulas, independientemente de si han sido inoculados o no.

Alumnos de primaria usan la mascarilla en una escuela de Chula Vista, California, el 21 de julio de 2021.AP

"Todos nos estamos preparando para lo que se avecina cuando los niños regresen a la escuela en esta temporada de enfermedades respiratorias", dijo la Dra. Kristin Moffitt, experta en enfermedades infecciosas del Boston Children's Hospital.

Los virus que circulan ahora se propagan principalmente a través de gotículas que se esparcen cuando una persona tose o estornuda. Algunos, como el virus que causa la fiebre aftosa, se transmiten de persona a persona a través de las manos sin lavar.

El VRS puede ser particularmente peligroso en niños pequeños y bebés, ya que puede provocar neumonía y bronquiolitis, una inflamación de las pequeñas vías respiratorias del pulmón.

"Normalmente, no hay VRS en el verano", dijo el Dr. David Kimberlin, codirector de la división de enfermedades infecciosas pediátricas de la Universidad de Alabama en Birmingham. El aumento de este tipo de infecciones en junio y julio "superó nuestros peores inviernos en términos de hospitalización por VRS", agregó.

El Dr. Buddy Creech, un experto en enfermedades infecciosas pediátricas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, observó un aumento similar en los virus no estacionales.

[La variante delta representa ya el 83% de los nuevos casos de COVID-19 en EE.UU.]

"Nuestros hospitales infantiles están muy ocupados, principalmente debido a los virus invernales que han regresado con fuerza", aseguró.

En junio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) alertaron a los médicos sobre la propagación del VRS, especialmente en los estados del sur. Kimberlin dijo que su unidad de cuidados intensivos pediátricos casi se quedó sin camas debido a la afluencia de casos de VRS.

Tuvieron que activar a otros equipos médicos para poder mantenerse a flote. “Fue, manos a la obra todos”, enfatizó.

Si bien los casos de VRS están comenzando a disminuir en el sur, hay algunos indicios de que el virus se está moviendo hacia el norte.

El Dr. Sean O'Leary, experto en enfermedades infecciosas del Colorado Children's Hospital, aseguró que está observando un "gran aumento" en los casos de VRS.

Otros virus que normalmente se observan en el invierno también han llevado a los niños al hospital, entre estos los enterovirus y la parainfluenza 3, que causa el crup.

"Estamos viendo casos de bronquiolitis, que es lo que suele causar el VRS, pero lo están provocando otros virus”, explicó O'Leary.

Por otro lado, el COVID-19 sigue siendo una amenaza para los niños. Según el último informe de la Academia Estadounidense de Pediatría, desde el 8 de julio se han reportado alrededor de 130 nuevas hospitalizaciones infantiles relacionadas al coronavirus.

[¿Están protegidas las personas vacunadas contra el COVID-19 de la variante delta? Un experto explica]

No está del todo claro por qué los virus típicos del invierno aparecen durante el verano. O'Leary, quien también es vicepresidente del Comité de Enfermedades Infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría, sugirió que una de las razones es que las pautas de distanciamiento y enmascaramiento "se están aflojando lenta pero seguramente".

"Hay mucho más contacto entre la gente que antes", apuntó.

Kimberlin estuvo de acuerdo. "Estos virus prosperan mediante interacciones sociales", explicó.

La próxima temporada invernal podría verse afectada por lo que está sucediendo ahora, indican los expertos.

“La pandemia lo ha trastocado todo”, afirmó el Dr. Bernhard Wiedermann, especialista en enfermedades infecciosas del Children's National Hospital en Washington D.C. “Será difícil predecir qué sucederá con la influenza, el VRS y otras enfermedades en las temporadas de otoño e invierno”, agregó.

Una estudiante de secundaria recibe su primera inyección contra el COVID-19 en Georgia, el 12 de mayo de 2021.AP

La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, advirtió este martes ante el Comité de Salud del Senado sobre el probable aumento de enfermedades entre los niños en edad de ir a la escuela.

"Estos niños no han ido a la escuela. No han estado juntos. Me preocupan las infecciones de las vías respiratorias superiores", indicó Walensky, quien agregó que las pruebas de coronavirus serán fundamentales para determinar si los síntomas se deben al COVID-19 o a otro virus.

[Las vacunas protegen de la peligrosa variante delta del COVID-19. Pero hacen falta las dos dosis]

Los médicos esperan un aumento de los casos de coronavirus en los niños pequeños, para quienes aún no existe una vacuna.

"Creo que sería imprudente pensar que, a medida que avanza la pandemia, los niños no seguirán siendo afectados, porque todavía no están vacunados”, alegó Creech.

“Tenemos que pensar en los más vulnerables y en este momento esos son nuestros hijos”, agregó.