IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Mañana hago huelga”: las reacciones de los mexicanos al retiro de miles de sopas por mentir en el etiquetado

Tras el anuncio de que retiraban del mercado casi 130,000 sopas instantáneas tipo ramen de ocho marcas diferentes, los memes y las bromas en redes sociales no se hicieron esperar.
Imagen de archivo de una sopa instantánea tipo ramen
Imagen de archivo de una sopa instantánea tipo ramen.Matthew Mead / AP

Los mexicanos reaccionaron con una dosis de incredulidad y humor al anuncio de este lunes de la retirada del mercado de casi 130,000 sopas instantáneas de nueve marcas diferentes, luego de que las autoridades descubrieran que estaban mintiendo en sus etiquetados.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) llevó a cabo un estudio de calidad en el que determinó que las compañías que elaboran este popular producto no estaban declarando la información nutrimental real, según lo publicaron en la edición de octubre de la Revista del Consumidor.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, se expresó de manera socarrona sobre la afirmación que hacen los productos de que contienen queso, pollo, res u otros ingredientes: “Besando a un pollo uno obtiene más pollo que con esas sopas”, aseguró el funcionario.

Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el 4 de octubre de 2021.

Si bien muchas personas en redes sociales entendieron el anuncio como un retiro generalizado de estas marcas de ramen instantáneo por ser poco saludables, Sheffield Padilla aclaró enfáticamente que el Gobierno no estaba retirando los productos por su falta de valor nutrimental, sino por sus prácticas engañosas a la hora de informar al público sobre el contenido de sus productos.

El procurador explicó, por ejemplo, que una de las sopas retiradas es la Buldak Cheese, porque la etiqueta está en chino e inglés, en lugar de español, y “dice tener queso y pollo pero no tiene nada de queso y nada de pollo”.

Otra de los productos retirados fue la sopa tipo ramen de la popular marca Maruchan, porque en la etiqueta se afirma que contiene verduras, pero las verduras que contiene “caben en la punta de la uña”, dijo el funcionario.

La única marca de sopa mexicana retirada es un producto de la marca Knorr “donde se expresan mal las calorías y quieren esconder el valor calórico que es bastante alto”, dijo Sheffield Padilla.

“Estas sopas son tan atractivas porque tienen mucha sal, tienen mucho azúcar, saben bueno, pero no es tan bueno para uno”, añadió.

Sheffield Padilla también recordó a los consumidores que en el etiquetado de las sopas Maruchan que siguen vendiéndose en el mercado se advierte “en letras microscópicas que no se meta al microondas”, puesto que de hacerse “se transfieren químicos a la sopa que son dañinos para la salud”.

“Mañana hago huelga”: así reaccionaron en las redes sociales

Aunque el funcionario desmintió que el Gobierno haya prohibido estos productos y explicó que solo se retiraron por no cumplir con la normatividad del etiquetado, las bromas al respecto en las redes sociales no se hicieron esperar.

El portal satírico de notas ficticias Deforma bromeó con que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador había sacado su propia marca de tallarines instantáneos llamada ‘Sopa del Bienestar’.

Mientras tanto, muchos usuarios en Twitter compartieron memes sobre la decisión de las autoridades y las supuestas compras de pánico que se estaban desatando.

México es un país con 126 millones de habitantes, donde unos 62 millones de adultos y 12 millones de niños y adolescentes viven con sobrepeso u obesidad.

Para combatir este problema de salud pública, las autoridades instauraron un sistema de información al consumidor el año pasado con un etiquetado frontal de color negro que advierte cuando los alimentos tienen exceso de grasas o calorías para prevenir su consumo excesivo.

Con información de EFE.