IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Qué es el parechovirus? Signos, síntomas y factores de riesgo del virus que infecta a bebés de todo el país

Los nuevos casos en varios estados pertenecen a un subtipo de parechovirus que se asocia con una enfermedad más grave en los recién nacidos y los bebés, según los CDC.

Por Aria Bendix - NBC News

Varios estados han notificado nuevos casos de parechovirus, un grupo de virus que suele infectar a los niños, en los últimos dos meses, según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) en una alerta sanitaria dirigida a médicos y departamentos de salud pública esta semana.

Los casos recientes pertenecen a un subtipo denominado A3, que se asocia a una enfermedad más grave en los recién nacidos y los bebés, incluyendo problemas neurológicos como convulsiones o meningitis.

[Los cambios menstruales tras las vacunas del COVID-19 son mucho más comunes de lo que se pensaba, según estudio]

La alerta no dice qué estados han visto infecciones en niños pequeños ni cuántos casos se han reportado. Los CDC no respondieron inmediatamente a una solicitud de NBC News para obtener más detalles sobre las infecciones.

El aumento de las pruebas en los últimos años podría dar la impresión de un aumento de los casos, según los CDC. Pero la pandemia de COVID-19 también puede haber detenido temporalmente la exposición a los parechovirus, que probablemente empezaron a circular de nuevo una vez que se retiraron las restricciones, según los expertos en enfermedades.

“Hace unos meses observamos que empezaban a aparecer informes en todo el país y ahora parece que hay una circulación generalizada de parechovirus”, señaló el doctor Kevin Messacar, médico especialista en enfermedades infecciosas pediátricas e investigador del Hospital Infantil de Colorado y la Universidad de Colorado.

“No es sólo que estemos viendo los casos raros y graves que hemos visto en el pasado”, indicó. “También estamos viendo más actividad de parechovirus en general y más temprano de lo normal”, agregó.

[Los médicos enfrentan dudas legales para practicar abortos. Pero llamar al abogado puede significar “la vida o la muerte”]

Es difícil determinar cuántas personas se infectan con parechovirus, ya que los CDC no hacen un seguimiento sistemático de los casos y los síntomas suelen ser leves o inexistentes, lo que significa que los padres no suelen llevar a sus hijos para que les hagan pruebas. Sin embargo, los estudios de anticuerpos sugieren que la mayoría de las personas se infectan con algún tipo de parechovirus durante la primera infancia.

La mayoría de los casos recientes en EE.UU. se han producido en bebés, lo que es habitual, según Messacar.

Los síntomas del parechovirus incluyen una erupción en las manos y los pies

Los niños con parechovirus tienden a desarrollar fiebre, sarpullido e infección de las vías respiratorias superiores. Algunos pacientes también pueden presentar síntomas gastrointestinales, como náuseas y vómitos. Y algunos pueden no tener ningún síntoma.

“El primer indicio de que puede tratarse de un parechovirus es la erupción”, explicó el doctor Dean Blumberg, jefe de enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital Infantil de UC Davis.

[La prohibición estatal del aborto podría afectar a más de la mitad de las veteranas y mujeres con discapacidad del país]

Los médicos suelen llamarlo “sarpullido de las manoplas y los botines”, ya que se localiza en las manos y los pies. Pero la erupción en sí puede tener un aspecto diferente según el paciente, dijo Blumberg, ya que algunos niños presentan un enrojecimiento generalizado y otros desarrollan pequeñas protuberancias junto a zonas planas y rojas.

La mayoría de los niños con infecciones leves se recuperan al cabo de unos días.

Un médico revisa a un bebé nacido prematuramente el 15 de septiembre de 2016 en la ciudad de Nueva York.
Un médico revisa a un bebé nacido prematuramente el 15 de septiembre de 2016 en la ciudad de Nueva York.Andrew Lichtenstein / Corbis via Getty Images

“La gran mayoría de los pacientes van a mejorar por sí solos”, explicó Blumberg. “Simplemente va a seguir su curso. Estarán enfermos durante unos días, la erupción desaparecerá gradualmente y la fiebre mejorará”, añadió.

Pero en los casos graves, los niños menores de tres meses pueden mostrar signos de problemas neurológicos como letargo, convulsiones, incapacidad para comer o una inquietud persistente que no puede ser consolada.

[Le niegan un aborto a una niña de 10 años víctima de abuso en Ohio]

“Todos estos son signos de un niño que debe ser evaluado de inmediato”, aclaró Messacar.

Por lo general, los padres deben llevar a los niños al hospital si presentan fiebre, aunque no se trate de un parechovirus.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la enfermedad grave?

Los recién nacidos y los bebés sanos siguen siendo vulnerables a las formas graves de parechovirus, según los expertos en enfermedades.

“El principal factor de riesgo de la enfermedad grave es la edad del bebé”, señaló Messacar. “Cuanto más jóvenes sean los bebés, más probabilidades tendrán de presentar esa complicación tan poco frecuente de enfermedad neurológica más grave”, añadió.

[¿Cuán peligroso debe ser un embarazo para ponerle fin de manera legal?]

En casos raros, algunos recién nacidos y bebés pequeños desarrollan una inflamación que agota los glóbulos blancos en el cerebro y la médula espinal. Estos bebés pueden necesitar recibir medicación anticonvulsiva o ser conectados a respiradores en lo inmediato, y a largo plazo pueden correr el riesgo de sufrir problemas de neurodesarrollo.

“Desgraciadamente, no hay ningún medicamento antiviral disponible para los parechovirus y actualmente no tenemos ninguna vacuna contra el virus”, afirmó Messacar.

Los investigadores sospechan que los bebés con resultados graves pueden no haber recibido anticuerpos contra el subtipo A3 en el útero, lo que los hace más vulnerables a la infección una vez que nacen. Según Messacar, el subtipo A3 suele ser menos frecuente que otros tipos de parechovirus que infectan a los humanos, aunque sigue siendo bastante común.

Cómo prevenir la enfermedad

Los niños con parechovirus pueden eliminar el virus durante largos periodos de tiempo: entre una y tres semanas si tienen una infección respiratoria y hasta seis meses si tienen una infección gastrointestinal, según los CDC. Sin embargo, los investigadores no están seguros de cuánto tiempo pueden ser contagiosos los niños durante ese tiempo.

“Pueden ser contagiosos durante ese tiempo, pero puede haber pacientes en la comunidad que también son contagiosos y no se sabe porque no se les hace la prueba y pueden ser asintomáticos”, dijo Blumberg. “También se produce una diseminación asintomática”, apuntó.

[Las cambiantes leyes sobre el acceso al aborto en varios estados generan confusión en pacientes y clínicas]

Los parechovirus pueden propagarse a través de las heces, la saliva y las gotitas respiratorias de los estornudos o la tos. Blumberg dijo que es importante que los padres apliquen una higiene adecuada, como lavarse las manos después de cambiar los pañales.

Pero los adultos y los niños mayores no deben preocuparse demasiado por enfermar ellos mismos, añadió Messacar.

“Si tuvieras dos bebés gemelos en casa, tomaría muchas precauciones para intentar evitar el contagio entre ellos”, dijo. Pero “normalmente no vemos enfermedad sintomática y casi nunca vemos enfermedad grave en niños mayores”.