IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Niegan el aborto en Louisiana a una madre embarazada de un feto sin parte del cráneo: “Siento que me han lanzado sin más a los lobos”

"No hay nada que hubiera preferido más que tener a este bebé", aseguró tras descubrir la terrible anomalía en su primera ecografía. Ahora sólo le ofrecen una opción complicada.

Un hospital de Louisiana se ha negado a interrumpir el embarazo de una mujer pese a que lleva en su vientre un feto sin cabeza alegando que las leyes estatales contra el aborto así lo indican, según informó la estación de televisión WAFB y otros medios locales. Los médicos sólo le ofrecieron como opción viajar a abortar a otro estado.

Nancy Davis y su novio estaban emocionados por el embarazo del que sería su segundo hijo, pero su ilusión se desvaneció con su primer ultrasonido antes de cumplir los tres meses de gestación. El técnico abandonó la sala preocupado y acudió un doctor que señaló a la ecografía indicándole que el feto sufría una malformación muy inusual que impide desarrollarse la parte superior del craneo.

“Fue un ultrasonido anormal, se dieron cuenta de que el bebé no tenía cabeza”, explicó Davis. “Es doloroso saber que daré a luz para enterrarlo", dijo la mujer, embarazada de 10 semanas, a WAFB.

Los bebes con acefalia no sobreviven más de unos minutos u horas.

"No hay nada que hubiera preferido más que tener a este bebé" explicó la mujer, de 36 años y vecina de Baton Rouge. Pero, en su lugar, se preparó para pagar los cerca de 5,000 dólares que cuesta un aborto en el Woman’s Hospital, la mayor maternidad de ese estado, según reporta la web informativa NOLA.

[Acusan por un aborto a una madre y su hija de 17 años en Nebraska luego de que Facebook entregó a la policía su chat]

Tras el fallo de la Corte Suprema que anuló la protección federal del derecho al aborto, Louisiana prohíbe casi por completo interrumpir un embarazo e incluso lo castiga en casos de incesto o violación. Solo hace excepciones en caso de riesgo de muerte de la madre o de uno de sus órganos vitales, y prevé ciertas condiciones médicas del feto por las que una persona embarazada podría pedir la interrupción de la gestación, según el portal de noticias VICE News.

Los doctores determinaron que la vida de Davis no estaba en peligro y la lista de condiciones médicas del feto del Departamento estatal de Salud de Louisiana no hace referencia explícita de la acefalia.

Sí incluye una excepción difusa cuando existe "una anomalía grave e irremediable, congénita o cromosómica, que afecta al no nacido y es incompatible con que siga con vida tras el nacimiento, a juicio de los médicos". Dos doctores deben certificarlo, según reporta NOLA.

En el hospital de Louisiana decidieron sin embargo negarle el aborto y la recomendaron viajar a otro estado. “Florida es el lugar más cercano. Así que idealmente sería Florida. Si no, el otro lugar más cercano sería Carolina del Norte o algo así”, explicó Davis.

[Planned Parenthood gastará $50 millones en la campaña electoral de noviembre para defender el acceso al aborto]

"Solo quiero que consideren las circunstancias especiales vinculadas con el aborto, con los problemas médicos, como éste que debe estar incluido allí", explicó la mujer. Pero el tiempo corre en su contra.

Florida prohíbe el aborto después de las primeras 15 semanas, y ella lleva ya casi 14. El viaje en auto hasta la clínica abortiva más cercana allí toma ocho horas; a Carolina del Norte, el siguiente lugar más cercano, son 15 horas. "No puedo irme sin más y desaparecer", dice, "tengo hijos". Es madre de dos niños de 13 y 1 año de edad, y no tiene auto porque sufrió un accidente hace meses, según NOLA.

"Me hace sentir muy mal, estoy sola", agrega, "siento que me han lanzado sin más a los lobos".