IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

California obligará a todos los estudiantes a vacunarse cuando sean elegibles. Es el primer mandato de este tipo

Comenzará cuando las dosis contra el COVID-19 tengan la autorización completa de la FDA para su uso en niños. Se exigirá en las escuelas para ir a clase al igual que otras como las del tétanos y el sarampión. Habrá pocas excepciones.

El gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó este viernes un mandato de vacunación contra el COVID-19 para todos los estudiantes del estado, para cuando la inyección esté autorizada por completo para los niños y adolescentes, en lo que es la primera medida de este tipo en Estados Unidos.

El mandato, que se espera sea cuestionado en tribunales como otros intentos similares, sólo entrará en vigor cuando la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) apruebe la vacuna para niños de 12 años o más, que asisten a los grados 7 al 12. 

[Una maestra no vacunada desató un brote de COVID-19 en su escuela y ahora el caso sirve de advertencia]

El semestre siguiente a esa aprobación de FDA, se exigirá en las escuelas, según indicó la oficina del gobernador a Los Angeles Times. Se espera que la medida afecte, entonces, para millones de alumnos en el otoño de 2022

Gigi Morgan Clark, de 12 años, recibe una inyección de la vacuna COVID-19 de Pfizer en la Primera Iglesia Bautista de Pasadena, el viernes 14 de mayo de 2021, en Pasadena, California.Marcio Jose Sanchez / AP

Lo mismo ocurrirá con los niños más pequeños: una vez que las autoridades de la salud aprueben la vacuna para ellos, será obligatoria en las escuelas de California.

Esto significa que los estudiantes no podrán asistir a las clases en persona sin estar inmunizados, al igual que ocurre con cualquier otra vacuna infantil obligatoria. Habrá algunas excepciones médicas y religiosas.

Hasta ahora, sólo se ha aprobado de forma completa la vacuna de Pfizer para las personas mayores de 16 años. También está autorizada pero para uso de emergencia en el caso de quienes tienen entre 12 y 16 años. 

Dependerá de las escuelas y los distritos escolares hacer cumplir el mandato, como hacen con otras inyecciones obligatorias, incluidas las de la hepatitis B, el tétanos, las paperas, el sarampión, la poliomielitis y la varicela.

Algunos anticipan que la autorización completa de la vacuna para los niños de entre 12 y 16 años llegará tan pronto como en noviembre. En tanto que Pfizer tiene previsto pedir la aprobación de su vacuna para pequeños de 5 a 11 años, luego de publicar ensayos clínicos que indican que son seguras y eficaces para ese rango de edad.

Las vacunas pueden estar disponibles para ese grupo, bajo una autorización de uso de emergencia, alrededor del día de Acción de Gracias, según The Associated Press.

California ya ha liderado en cuestión de medidas de prevención ante la pandemia, siendo el primer estado en ordenar un confinamiento y uno de los primeros en ordenar la vacuna para los trabajadores de la salud y el personal de escuelas

El estado también ordenó el uso de la máscara en los interiores de todas las escuelas. 

En todo el estado, al menos seis distritos escolares, incluyendo los dos más grandes, Los Ángeles y San Diego, han aprobado el mandato de vacunación de los estudiantes. Los Ángeles y San Diego ya han recibido cartas de cese, previo a demandas judiciales. 

Algunos padres de Los Ángeles han alegado varias razones para oponerse al mandato. Según los expertos, algunas de ellas son erróneas, como la afirmación de que la vacuna está matando a más personas que el virus o que supone un riesgo mayor para los niños que el COVID-19.

Otros señalan que las tasas de hospitalización y muerte son bajas en niños y adolescentes. Pero no vacunarlos, no hará más que prolongar la pandemia, dicen muchos expertos.

Unas tasas de vacunación elevadas son esenciales para mantener el control de las enfermedades infecciosas”, afirmó la Dra. Monica Gandhi, experta en enfermedades infecciosas de la UC San Francisco a Los Angeles Times.