IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Corte de apelaciones restablece de forma temporal la ley que restringe el aborto en Texas casi en su totalidad

Los jueces dictaminaron que la ley, suspendida hace un par de días por un tribunal federal, entrará de nuevo en vigor mientras consideran la apelación del caso.

Una corte federal de apelaciones ha dado luz verde al estado de Texas para que pueda restablecer de manera temporal la ley que restringe el aborto después de las seis semanas de gestación, cuando la mayoría de las mujeres aún no saben que están embarazadas.

El fallo ocurre tan solo un día después de que las clínicas del estado volvieran a atender pacientes que buscaban un aborto por primera vez desde principios de septiembre.

Los proveedores de servicios de aborto en Texas habían reabierto sus clínicas esta semana, luego de que un juez federal de distrito ordenara la suspensión de la Ley SB8, por la cual se prohibieron los abortos a partir de que se detecta actividad fetal, lo que ocurre generalmente a partir de la semana seis de gestación.

Este miércoles, el juez federal de distrito Robert Pitman, designado por el expresidente Barack Obama, declaró que esta ley restrictiva constituía una “privación ofensiva” del derecho constitucional al aborto, reconocido por la Corte Suprema en la decisión judicial de 1973 de Roe v. Wade.

En respuesta a la demanda entablada por la Administración Biden.

Mujeres protestan contra la restrictiva ley sobre el aborto en Texas, en Austin, el 2 de octubre de 2021.Stephen Spillman / AP

Sin embargo, la corte de apelaciones con sede en Nueva Orleans, una de las más conservadoras en el país, falló en poco tiempo a favor de anular la orden del juez Pitnam mientras se revisa el caso a fondo.

Antes de que la ley tomara efecto el 1 de septiembre, había en Texas alrededor de dos docenas de clínicas que ofrecían servicios de aborto.

Cuando la medida fue suspendida esta semana, muchas de estas no reanudaron sus servicios, temiendo que ocurriera una rápida revocación de la corte de apelaciones que pusiera en peligro legal a los médicos y el personal.

[Las clínicas de abortos “bajo ataque” en Texas recibirán apoyo de las fuerzas de seguridad federales]

La nueva ley amenaza a los proveedores de servicios de aborto en Texas con demandas de ciudadanos privados, que tienen derecho a exigir al menos 10,000 dólares en restitución de daños.

Ese enfoque novedoso es la razón por la que los tribunales no habían podido bloquear la ley antes del fallo de Pitman, ya que las autoridades públicas del estado no juegan ningún papel en la aplicación de las restricciones.