IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las mujeres que usan químicos para alisarse el pelo tienen el doble de riesgo de enfermar de cáncer uterino

“La exposición a sustancias químicas por el uso de productos capilares, especialmente con planchas, puede ser más preocupante que la de otros productos de cuidado personal", dice un nuevo estudio. Las latinas son una de las poblaciones más afectadas por este cáncer.

Las mujeres que utilizan productos químicos, especialmente con planchas, para alisarse el pelo corren más riesgo de sufrir cáncer uterino, según un estudio de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés).

Al contrario de otros productos, como los tintes, decolorantes o los usados para hacerse mechones, los que son específicamente para el alisado sí tienen relación con esta enfermedad que afecta especialmente a las mujeres latinas, quienes a su vez suelen utilizar en gran medida este tipo de tratamientos capilares.

En el estudio se hizo seguimiento a 3,497 mujeres estadounidenses entre 35 y 74 años de edad durante 11 años. En ese tiempo se diagnosticaron 378 casos de cáncer uterino.

Las mujeres hispanas de 35 a 39 años tuvieron la mayor incidencia de cáncer uterino en entre las mujeres jóvenes en edad reproductiva en 2018. La enfermedad afectó a un 13.9% de latinas en comparación a un 9.3% de mujeres blancas. Lo que representa un 49% de mayor afectación, de acuerdo al Instituto de Estadísticas sobre el Cáncer en Estados Unidos.

Imágenes de una mujer con su cabello natural crespo y alisado.
Imágenes de una mujer con su cabello natural crespo y alisado. Getty Images

La doctora Alexandra White, jefa del grupo de Medio Ambiente y Epidemiología del Cáncer del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental y autora principal del nuevo estudio, aseguró que el 1.64% de las mujeres que nunca había usado planchas para el pelo desarrollaría cáncer de cuello uterino a los 70 años. El riesgo aumenta al 4.05%, lo que representa casi el doble, para quienes usan estos productos frecuentemente.

"Esta tasa de duplicación es preocupante. Sin embargo, es importante poner esta información en contexto: el cáncer de útero es un tipo de cáncer relativamente raro", agregó.

Los investigadores no se centraron en una marca específica pero encontraron sustancias químicas en las planchas del pelo como los parabenos, el bisfenol A, los metales y el formaldehído, como unas de las que pueden estar contribuyendo al mayor riesgo de cáncer uterino.

"La exposición a sustancias químicas por el uso de productos capilares, especialmente las planchas, podría ser más preocupante que la de otros productos de cuidado personal debido a la mayor absorción a través del cuero cabelludo, que podría verse agravada por las quemaduras y lesiones causadas por estos artefactos", aseguraron en un comunicado los NIH.

Aunque este es el primer estudio que determina la relación del uso de las planchas con el cáncer de cuello uterino, la doctora Alexandra White, aseguró que se necesitan más investigaciones para determinar si los productos capilares contribuyen a las disparidades en la afectación del cáncer uterino.

[Las latinas tienen más probabilidades de morir por cáncer de cuello uterino: cómo prevenirlo y buscar ayuda]

La investigación también afirma que, hasta ahora, no encontró diferencia en el impacto de los productos, según la raza de las mujeres que participaron, sin embargo el 60% de las participantes que declararon haber utilizado planchas en el año anterior eran mujeres negras.

“Debido a que las mujeres negras utilizan productos para alisar o relajar el cabello con más frecuencia y tienden a iniciar su uso a edades más tempranas que otras razas y etnias, estos hallazgos pueden ser aún más relevantes para ellas”, afirmó el doctor Che-Jung Chang, autor del nuevo estudio.

Las mujeres hispanas y negras sufren una mayor presión por lucir su pelo liso por el estigma que se tiene del pelo rizado, al que en algunas ocasiones se le llama 'pelo malo', específicamente en las poblaciones afrolatinas.

Los datos muestran que las tasas de incidencia del cáncer de útero han ido aumentando en Estados Unidos, especialmente entre las mujeres negras. Este tipo de cáncer es el más común del sistema reproductivo en las mujeres y hay más de 65,950 nuevos casos en 2022, según los NIH.