IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Implantan a una joven mexicana una oreja creada con impresora 3D en una operación pionera : "Mi autoestima subirá", exclama

"Algunas personas decían cosas que no eran consideradas, y eso empezó a molestarme”, explicó. Un médico latino realizó la intervención en EE.UU. con tejidos de la propia mujer.

Una mujer mexicana de 20 años recibió un pionero implante de una oreja creada con una impresora 3D a partir de sus propias células, un avance sin precedentes en el campo de la medicina regenerativa.

La operación fue realizada en marzo por el doctor Arturo Bonilla, de San Antonio, Texas, y forma parte del primer ensayo clínico sobre este tipo de reconstrucción en pacientes con microtia, una malformación congénita que impide la creación del oído externo en el embarazo, según informó el diario el diario The New York Times.

El antes y el después de la oreja de Alexa, la mujer mexicana que recibió un trasplante hecho con una impresora en 3D.
Antes y después de la oreja de Alexa.Cortesía del Dr. Arturo Bonilla vía 3DBio Therapeutics

La oreja implantada a Alexa, como ha sido identificada la paciente, seguirá desarrollándose al generar cartílago con el paso del tiempo, explicó este jueves en un comunicado 3DBio Therapeutics, la empresa del barrio neoyorquino de Queens especializada en tejidos y medicina regenerativa, que lleva a cabo el ensayo clínico.

"Como médico que ha tratado a miles de niños con microtia en todo el país y en todo el mundo, me siento inspirado por lo que esta tecnología puede significar para los pacientes y sus familias", explicó Bonilla.

[Un tratamiento experimental contra el cáncer de páncreas logra detener la enfermedad]

Uno de los principales objetivos de esta técnica es que llegue a sustituir a la cirugía que se aplica mayoritariamente para corregir esta malformación: extraer cartílago de las costillas del paciente y darle forma de oreja antes de ser implantado.

Alexa, que pidió ser identificada sólo por su nombre para preservar su intimidad, aseguró estar entusiasmada con su nueva oreja, aunque todavía la tiene cubierta por un vendaje.

A pesar de que muchos pacientes, en especial los niños, son víctimas de burlas por su condición, esta mexicana afirmó que no fue hasta la adolescencia cuando comenzó a ser consciente de la malformación que sufría.

"Te preocupas un poco más por tu imagen cuando eres adolescente", dijo al diario The New York Times, "algunas personas decían cosas que no eran consideradas, eso empezó a molestarme".

Gracias a su cabello largo lograba esconder su oreja, pero ahora espera el momento de poder recogérselo. "Creo que mi autoestima subirá", dijo.

[Tomar una taza de café al día puede reducir el riesgo de muerte]

Once pacientes participan en este ensayo clínico. A la espera de conocer sus resultados definitivos, tanto los médicos implicados como los responsables de la empresa biotecnológica prevén que el cuerpo de Alexa no rechace la nueva oreja al haber sido creada con tejido de la propia paciente.

Unos 1,500 bebés nacen cada año con microtia en Estados Unidos, de acuerdo con 3DBio Therapeutics.