IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Identifican el primer caso de la variante lambda en Texas. ¿Es peor que la delta?

Esta mutación del COVID-19 llega a Estados Unidos luego de haberse esparcido por América del Sur. Los expertos advierten que “nuestra mejor defensa es la vacunación”.

Un hospital en Texas reportó el primer caso de la variante lambda del COVID-19, que fue detectada primero en Perú y se ha esparcido ya por Sudamérica.

La noticia, dada a conocer primero por la cadena ABC News, se produce cuando al menos el 83% de los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos se deben a la variante delta, una cepa altamente contagiosa que ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud como “preocupante”.

Lambda en cambio ha sido clasificada por la organización internacional como una “variante de interés”; es decir, que posee cambios genéticos que afectan las características del virus y que ha provocado un esparcimiento comunitario significativo en múltiples países.

[Conoce aquí dónde, cuándo y cómo puedes vacunarte allí donde vives]

El Hospital Houston Methodist en Texas en una imagen de archivo.AP

Expertos advierten que es muy pronto para saber si lambda se convertirá en un motivo de preocupación al nivel de la variante delta en Estados Unidos.

“No creo que haya suficiente evidencia para que estemos más preocupados en este momento por lambda que por delta, todavía creo que delta debe ser nuestra principal preocupación”, dijo a ABC News la doctora Wesley Long, directora de Microbiología Diagnóstica en el hospital Houston Methodist, donde se detectó el primer caso de lambda en Texas.

El camillero Adrián Parrilla traslada a un paciente con COVID-19 en el Mission Hospital en Viejo, California, el 19 de febrero de 2021.AP

“Pero lo más importante, independientemente de qué variante se trate, es que nuestra mejor defensa contra todas las cepas es la vacunación”, agregó.

Las altas cifras de contagios de la variante delta han ido de la mano en un alarmante aumento en las tasas de hospitalizaciones de las personas no vacunadas. Varios estudios científicos han confirmado que las vacunas contra el COVID-19 también protegen contra la variante delta, de ahí la insistencia de las autoridades para que todas las personas elegibles se inoculen.

En algunos de los estados donde se habían mantenido bajos niveles de vacunación, principalmente en el sur del país, esto ha empezado a cambiar, según informaron funcionarios de la Casa Blanca este jueves. En Arkansas, Florida, Louisiana, Missouri y Nevada, por ejemplo, las tasas de vacunación subieron y ahora son más altas que las del promedio de la nación.

Sin embargo, esto se produce cuando las hospitalizaciones en esos estados también han aumentado y las camas para los pacientes de COVID-19 se agotan.

En Arkansas, las proyecciones indican que las hospitalizaciones por este virus se triplicarán en las próximas tres semanas. En Louisiana los ingresos a hospitales aumentaron abruptamente en el último mes, de 242 el 19 de junio a 913 en el último informe. El jueves se informaron de 15 nuevas muertes.

A nivel nacional, el 56.3% de los ciudadanos han recibido al menos una dosis de la vacuna, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés). En Utah el miércoles se registró el mayor número de personas hospitalizadas por COVID-19 en cinco meses.

Mientras tanto, en el hospital de Houston, Texas, donde se reportó el caso de la variante lambda, los internamientos por COVID-19 pasaron de 100 a 185, la mayoría provocados por delta.

Con información de ABC, USA Today y The Hill.