Este dato engañoso está siendo usado para minimizar el daño del COVID-19 en los niños

Los especialistas advierten que no se puede comparar la tasa de mortalidad del coronavirus con la de la influenza estacional: estas enfermedades afectan a diferentes edades de diferentes maneras.
Una madre y su hija protestaron contra la reapertura de las escuelas en Brooklyn, Nueva York, el 14 de setiembre de 2020.
Una madre y su hija protestaron contra la reapertura de las escuelas en Brooklyn, Nueva York, el 14 de setiembre de 2020. Brendan McDermid/Reuters
/ Source: Telemundo

Por Paul Specht - PolitiFact

El vicegobernador de Carolina del Norte, Dan Forest, es uno de los más férreos críticos de cómo el gobernador Roy Cooper ha manejado la pandemia del coronavirus.  

Forest, un republicano que busca el puesto de Cooper, dice que los niños deberían poder regresar a sus escuelas. En este momento, solo algunos condados permiten que niños desde kinder hasta el grado 12 asistan a clases presenciales, y solo a una capacidad reducida. 

En una entrevista el 2 de septiembre, Forest dijo que las restricciones de Cooper a las clases presenciales no son necesarias.

“No hay ninguna evidencia en el mundo de que nuestros niños no deberían ir a la escuela. No hay ninguna evidencia de eso en ninguna parte. Toda la evidencia apunta al hecho de que nuestros niños son 17 veces más propensos a sufrir efectos nocivos de la influenza estacional que del coronavirus”, dijo.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

¿Es cierto que los niños son “17 veces más propensos a sufrir efectos nocivos de la influenza estacional que del coronavirus”?  

Forest ha hecho afirmaciones similares en otros eventos

Le preguntamos a la campaña de Forest cuál era la fuente de su información. Andrew Dunn, vocero del vicegobernador, citó una columna de opinión reciente en el diario The Wall Street Journal.

El periódico, citando un análisis del centro de investigación Fundación para la Investigación y la Oportunidad Equitativa, escribió lo siguiente:

“Las comparaciones de la tasa de mortalidad del COVID-19 y la influenza son inapropiadas porque afectan a diferentes poblaciones de manera diferente. Los niños menores de 14 años son entre 6.8 y 17 veces menos propensos a morir del COVID-19 que de la influenza estacional o neumonía, si asumimos 150,000 muertes por el coronavirus este año”.  (Desde la publicación de este informe, el número de muertes por COVID-19 en Estados Unidos se ha elevado a casi 200,000).

Aunque The Wall Street Journal (WSJ) hizo una descripción precisa del estudio, Forest no lo citó correctamente.  

En primer lugar, Forest ignora la advertencia en el estudio de que las comparaciones entre el COVID-19 y la influenza son “inapropiadas porque afectan a diferentes poblaciones de diferentes maneras”. 

Luego, tergiversa las matemáticas. 

[Trump admite en una entrevista que conocía la gravedad mortal del coronavirus pero quiso “quitarle importancia" en público]

El WSJ citó un rango matemático de “entre 6.8 y 17 veces”.  Forest decidió elegir solo la cifra más alta y la cita como si fuese un hecho comprobado.

Luego, Forest citó mal el estudio. El WSJ mencionó muertes y Forest ha dicho una y otra vez “efectos nocivos”. Al hacer eso, Forest minimiza el riesgo para los niños. 

El coronavirus y los niños

La influenza parece ser una amenaza más seria para los niños que el nuevo coronavirus, como PolitiFact reportó en agosto y en septiembre. Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) no han dicho cuánto más riesgosa es la influenza. 

Y el sitio web de los CDC distingue entre niños saludables y aquellos con enfermedades preexistentes. 

 Para los niños saludables, el riesgo de complicaciones es “mayor con la influenza a comparación con el COVID-19”, señalaron los CDC. Mientras tanto, los niños con condiciones médicas subyacentes “tienen mayor riesgo tanto por la influenza como con el COVID-19”.

El término “efectos nocivos” es demasiado vago. Veamos cuántos niños han sido hospitalizados por las dos enfermedades. (PolitiFact Wisconsin reportó estos datos en un informe el 8 de septiembre). 

Durante la temporada de influenza 2018-2019, la tasa de hospitalizaciones entre los niños de 5 a 17 años fue de 39.2 niños por 100,000.

En el caso de los pacientes de COVID-19 en ese grupo, los CDC dijeron que la tasa de hospitalización fue de 6 por 100,000 niños. (Para el que le interesan las matemáticas: 39 es 6.5 veces mayor que 6).

Aunque al parecer los niños se ven más afectados por la influenza que por la COVID-19, no pudimos encontrar estadísticas que sustenten la afirmación de Forest. 

Lo que dicen los expertos

“No estoy familiarizado con esa estadística”, dijo Bill Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt y director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas. 

Tampoco lo está Alan Schroeder, médico de cuidado crítico de Stanford Children’s Health, un sistema de atención pediátrica en California. Schroeder dice que duda en ponerle un número a la probabilidad de que los niños sufran más de la influenza que de COVID-19. 

“La idea de que los niños no se están enfermando es, en general, cierta. Pero las diferencias entre la influenza y el COVID-19 se han cerrado considerablemente”, dijo. 

Schroeder señaló que, generalmente hablando, cada año entre 100 y 200 niños mueren debido a la influenza en Estados Unidos (y que esas muertes ocurrieron cuando el país no estaba limitando los viajes ni practicando el distanciamiento social). 

Un niño usa una mascarilla y un protector facial en Washington Square Park mientras la ciudad continúa la Fase 4 de reapertura luego de las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus en la ciudad de Nueva York.Getty Images

Mientras tanto, el número de muertes infantiles en Estados Unidos sigue subiendo aunque el nuevo coronavirus lleva en el país menos de un año. 

Para el 16 de septiembre, el CDC estimaba que 64 niños, desde bebés hasta los 14 años, habían muerto de COVID-19. En el rango de entre 15 y 24 años del CDC, el coronavirus había matado a otras 333 personas. Los investigadores creen que la cancelación de clases escolares en la primavera previno aún más muertes

Hasta el 10 de septiembre, la Academia Estadounidense de Pediatría estimaba que el COVID-19 había matado a 105 personas menores de 20 años. 

“Realmente están simplificando el problema”, dijo Schroeder sobre la cita de Forest. En el contexto de la reapertura de las escuelas, el experto dijo que hay mucho más por considerar —los niños que tienen enfermedades preexistentes, la transmisión de niño a adulto— que la probabilidad de que un niño saludable muera a comparación con la influenza.

[El mundo ha gastado 21,000 millones de dólares en el desarrollo de la vacuna]

“Y por esa razón, no creo que sea una comparación útil”, concluyó.  

Nuestra calificación 

Forest dijo que “Toda la evidencia apunta al hecho de que nuestros niños son 17 veces más propensos a sufrir efectos nocivos de la influenza estacional que del coronavirus”.  

El vicegobernador tergiversó una línea en The Wall Street Journal, que decía: “Los niños menores de 14 años son entre 6.8 y 17 veces menos propensos a morir de COVID-19 que de la influenza estacional o neumonía”.

Seleccionó el número mayor y usó incorrectamente “efectos nocivos” en lugar de muertes

¿Son los niños “17 veces” más propensos a sufrir de influenza que de COVID-19? Es posible, pero no es algo que se haya determinado hasta el momento. 

¿Es la muerte un “efecto nocivo” del coronavirus? Claro que sí. Pero el lenguaje de Forest no representa con precisión la columna de The Wall Street Journal. 

La aseveración de Forest contiene un elemento de verdad. Pero no está apoyada por “toda” la evidencia, como asegura, y minimiza los riesgos del COVID-19 al enfocarse solo en la muerte. La calificamos como Engañosa.

Artículo traducido por Andrea López-Cruzado.

Esta verificación de datos forma parte del convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es llevar mejor información en español durante las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2020. Este y otros chequeos políticos los puedes recibir directo por WhatsApp haciendo click aquí o registrando el número +1 727-477-2212 y escribir “Hola” en el primer mensaje. ¡Te esperamos!

#Chatbot