IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Empleados de un hospital de Nueva York prefieren renunciar que vacunarse: el área de maternidad entra "en pausa"

La unidad de maternidad del hospital general del condado de Lewis tiene escasez de personal debido a que seis personas renunciaron después de que se les exigiera vacunarse. Otros siete trabajadores han expresado que preferirían no inmunizarse.

Por Doha Madani – NBC News

Un hospital del norte del estado de Nueva York anunció que, para fines de este mes, deberá “pausar” los servicios de maternidad porque los empleados que se niegan a vacunarse contra el coronavirus han ocasionado una escasez de personal.

El sistema de salud del condado de Lewis está experimentando renuncias masivas por su mandato de vacunación contra el COVID-19, lo que pone en riesgo algunos servicios, dijo el viernes Gerald R. Cayer, director ejecutivo del sistema de salud del condado. La unidad de maternidad tiene escasez de personal debido a las renuncias de seis personas, y otras siete han expresado que no quieren vacunarse.

“No podremos contar con personal seguro para el servicio después del 24 de septiembre”, dijo Cayer. “La cantidad de renuncias recibidas no nos deja otra opción que pausar las labores de parto en el hospital general del condado de Lewis”.

[Los republicanos amenazan con demandar al Gobierno de Biden por su mandato de vacunación y él les responde: “Adelante”]

Los administradores del hospital están trabajando en “planes de contingencia” en caso de que se produzcan más renuncias masivas que podrían poner en riesgo otros servicios esenciales.

Según la ley del estado de Nueva York, la fecha límite para que el personal de atención médica reciba su primera dosis de las vacunas es el 27 de septiembre. Las personas alérgicas o que previamente han tenido reacciones adversas a vacunas podrán solicitar una exención médica, pero deberán presentar la certificación de un médico autorizado o personal de enfermería especializado.

El estado de Nueva York no otorga exenciones religiosas a su mandato de vacunación para los trabajadores de los sistemas de atención médica y hogares de la tercera edad, además las autoridades han recordado que esa entidad eliminó las exenciones religiosas en 2019 durante un brote de sarampión.

["Las cosas se pondrán peor": Fauci alerta que a EE.UU. le espera más "dolor y sufrimiento" por la variante delta y los no vacunados]

Durante una reunión del condado celebrada el viernes, Cayer dijo que apoya “inequívocamente” el requisito de vacunación para los trabajadores sanitarios. Y aseguró que los servicios esenciales no están en riesgo por el mandato, puesto que esa medida garantiza que exista una “fuerza laboral saludable”.

“Nosotros, como empleados, tenemos la obligación de no poner en riesgo a las personas que amamos ni a nuestros compañeros de trabajo”, dijo Cayer.

Al menos 464 personas, alrededor del 73% del personal del sistema hospitalario, han sido vacunadas pero todavía faltan 165 trabajadores sanitarios. Hasta ahora, la mayoría de las renuncias provienen de servicios clínicos, lo que pone en riesgo varias áreas, afirmó Cayer.

En la actualidad, el condado de Lewis tiene una tasa de positividad semanal del 5.8%, aunque el promedio estatal se mantiene en el 3.2%, según datos del estado de Nueva York.

Hospital General del Condado de Lewis, en el estado de Nueva York.NBC News

[¿Por qué es esencial ahora aumentar el número de vacunados ante el COVID-19?]

El presidente, Joe Biden, anunció el jueves que su Administración emitirá mandatos de vacunación a nivel federal. Según el mandatario, los empleados que trabajen en centros de atención médica que reciban reembolsos de Medicare o Medicaid deberán inmunizarse.

El Gobierno le pidió al Departamento del Trabajo que emitiera una orden de emergencia para que los empleadores, con más de 100 trabajadores, deban cumplir los mandatos de vacunación y las pruebas semanales para las personas no vacunadas o tendrán que enfrentar una multa de 14,000 dólares.

Los mandatos de vacunación podrían ser desafiados en las cortes federales, sobre todo en las entidades donde no se aceptan las exenciones religiosas. Actualmente, ninguna religión importante se opone a las vacunas y los principales líderes católicos, cristianos, judíos y musulmanes han aconsejado a sus feligreses que se vacunen.

Expertos consultados por NBC News dijeron que el tema de las exenciones religiosas podría centrarse en determinar si la persona que quiere solicitar esa medida tiene “creencias sinceras” en contra de la vacunación por motivos religiosos, por lo que deberá demostrar que en el pasado objetó otras vacunas.