IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. reporta 580 suicidios entre sus fuerzas armadas: 15% más que en 2019

Los hombres menores de 30 años representaron cerca del 63% de los casos de suicidios en 2020 pese a ser menos del 42% del total de la fuerzas armadas, informó el Pentágono.

En 2020 las fuerzas armadas de Estados Unidos reportaron 580 suicidios, lo que significó un aumento del 15% frente a los 504 casos del año anterior, de acuerdo a cifras publicadas este jueves. La pandemia de COVID-19 se estudia como un detonante de estrés entre las tropas, aunque aún no se han podido determinar las causas específicas del incremento en las muertes.

“Las tasas de suicidio entre nuestros miembros del servicio y las familias de los militares siguen siendo demasiado altas y las tendencias no van en la dirección correcta”, aseguró el secretario de Defensa, Lloyd Austin, en declaraciones citadas por la agencia de noticias The Associated Press (AP).

En la Guardia Nacional del Ejército la cifra aumentó en un 35%. En 2020 se reportaron 103 suicidios, 27 más que en 2019. En el Cuerpo de Marines también el promedio subió a más de un 30%, de 47 muertes en 2019 a 62 en 2020. 

Según el Pentágono, los hombres menores de 30 años representaron cerca del 63% de las muertes pese a ser menos del 42% del total de la fuerzas armadas. Las armas de fuego, el ahorcamiento o la asfixia fueron los métodos a los que más recurrieron. 

Si en casos individuales resulta difícil determinar las razones que motivan a alguien a quitarse la vida, es incluso más difícil definirlas dentro una institución, dijo el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby. “Nos tomamos esto muy, muy en serio”, aseguró.

El estrés financiero y marital son dos factores que estudios de comportamiento han vinculado con los suicidios entre las fuerzas armadas. 

Según el medio USA Today, además hay preocupación por las muertes entre militares ubicados en el estado de Alaska, donde solo los primeros cinco meses de 2021 se contaron seis casos. En los últimos años se han invertido más de 200 millones de dólares para mejorar la calidad de vida de las bases ubicadas en esa zona, con la esperanza de prevenir las muertes por suicidio. 


Banderas y homenajes marcan el Día de los Caídos en el Cementerio Nacional de Fort Logan, en el sureste de Denver. Foto de archivo del 31 de mayo de 2021.David Zalubowski / AP

“Siempre hemos sabido que el COVID-19 y las medidas para responder a la pandemia han presentado desafíos únicos que incluirían factores de riesgo para algunas personas”, señaló el general de división del Ejército, Clement Coward, quien hizo hincapié en que pese a la presión añadida a las tropas no se encontró un “cambio estadístico en las tasas de suicidio” que las vinculara directamente con el virus.

Mientras el país lidiaba con la pandemia, los militares debieron desplegarse en distintas zonas, ya fuese para hacerle frente a disturbios civiles, conflictos armados, catástrofes naturales o apoyo a labores de pruebas y vacunación.

En un comunicado, la secretaria del Ejército, Christine Wormuth y jefe del Estado Mayor del Ejército, general James McConville, admitieron que “tenemos que mejorar la prevención del suicidio y garantizar que los recursos estén disponibles y sean fácilmente accesibles”, reportó AP.

Reducir entre las tropas el estigma impuesto a las enfermedades de salud mental y la vergüenza por buscar ayuda, serán dos de sus prioridades, dijeron.

En su obra clásica de sociología de 1897, el escritor francés Émile Durkheim estudió el suicidio entre las fuerzas armadas y lo incluyó como uno de sus tipos ideales en su sistema de clasificación del fenómeno, definiéndolo como suicidio altruista o aquel que ocurre entre los grupos sociales donde la valía de los individuos es baja, lo que ocurre en las sociedades modernas predominantemente en el ejército.

Con información de AP y USA Today