IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estados Unidos registró el año pasado el mayor número de muertes por rabia en una década

Las autoridades sanitarias explicaron que algunas de las cinco víctimas no se dieron cuenta de que estaban infectadas o se negaron a recibir las vacunas que les hubieran salvado la vida.

Por Mike Stobbe - The Associated Press

Cinco estadounidenses murieron de rabia el año pasado, el mayor número en una décad. Las autoridades sanitarias detallaron el jueves que algunas de las víctimas no se dieron cuenta de que estaban infectadas o rechazaron inyecciones que les habrían salvado la vida.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dieron a conocer un informe sobre tres de las muertes, todas derivadas de contactos con murciélagos. Funcionarios de la agencia aclararon que los fallecimientos fueron trágicos y podrían haberse evitado.

[Una fanática de hockey recibe $10,000 por haberle detectado un lunar canceroso a manager del equipo durante un partido]

En uno de los casos, un hombre de 80 años de Illinois se negó a recibir las inyecciones que lo habrían curado debido a un arraigado temor a las vacunas. Un hombre de Idaho y un niño de Texas no recibieron las inyecciones debido a una creencia de que no las requerían porque ninguna mordida ni arañazo de murciélago les abrió la piel.

Virus de la rabia bajo un microscopio dentro de una muestra de tejido infectado.F. A. Murphy / CDC vía AP

En los tres casos, las personas “trivializaron la exposición (a los murciélagos) o no reconocieron la gravedad de la rabia”, según Ryan Wallace, un experto en esta enfermedad de los CDC que es coautor del reporte.

Antes de esos tres fallecimientos en 2021 ocurrieron otros dos previamente en el mismo año. Uno fue el de un hombre de Minnesota mordido por un murciélago. El individuo recibió las inyecciones, pero un problema no diagnosticado de su sistema inmunológico obstaculizó su eficacia, según funcionarios de los CDC. La otra víctima fue mordida por un perro rabioso cuando visitaba Filipinas y murió en Nueva York a su regreso a Estados Unidos.

[Un estudio desvela los secretos para desarrollar un hábito de entrenamiento regular]

La rabia es causada por un virus que invade el sistema nervioso central y suele ser letal en animales y humanos. Principalmente se transmite a través de la mordida de un animal infectado. La mayoría de los casos en Estados Unidos en años recientes han sido atribuidos a encuentros con murciélagos.

La infección puede provocar insomnio, ansiedad, confusión, parálisis, salivación, alucinaciones, dificultad para tragar y temor al agua.

[¿Listo para hacer ejercicio? Mejorará su cuerpo y su mente, pero debe ser realista con sus propósitos de Año Nuevo]

La muerte puede sobrevenir en sólo un par de semanas tras la aparición de los síntomas, pero puede evitarse con una serie de cinco inyecciones aplicadas en un lapso de dos semanas a partir del día en que ocurrió la exposición al virus.

Aproximadamente 60,000 estadounidenses reciben tratamiento cada año tras una posible exposición a la rabia, señalan los CDC.

En 2019 y 2020 no se reportó ningún fallecimiento por esta enfermedad en Estados Unidos. La última vez que se reportaron cinco muertes por rabia en el país fue en 2011, añadió la agencia.