IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Más estados buscan aprobar leyes que consideren que un feto es una persona. Explicamos en qué consisten

Las legislaciones que buscan garantizar que un feto –y en ocasiones hasta a un embrión– tenga las mismas protecciones legales que cualquier otra persona en el país abren la puerta a muchas interrogantes sobre la salud reproductiva.

Cada vez más estados buscan dotar a los fetos y embriones de protecciones legales a través de leyes que los reconocerían como personas. Estas legislaciones, conocidas como personhood laws o personhood bills, se encuentran en medio de muchas de las disputas estatales sobre los derechos reproductivos en Estados Unidos, que imponen prohibiciones al aborto casi totales y convierten el procedimiento en un crimen.

Expertos en salud reproductiva han expresado preocupación sobre la posibilidad de que estas leyes abran la puerta a que las mujeres sean procesadas por abortos espontáneos o por someterse a procedimientos médicos necesarios para salvar sus vidas.

[El estado mexicano más cercano a Arizona prohíbe la mayoría de los abortos, lo que crea un vacío regional]

De cara a las elecciones de noviembre, explicamos algunos puntos clave sobre estas legislaciones que Planned Parenthood traduce como "condición de persona".

Un esfuerzo conservador con décadas de trayectoria

La idea de reconocer a un feto como persona se remonta a la década de 1960, cuando grupos católicos se oponían a la flexibilización de las leyes sobre el aborto, según se explica en esta pieza de Vox. Estos esfuerzos van más allá de prohibir la interrupción de un embarazo ya que, basándose en la Enmienda 14, pretenden garantizar a un feto las mismas protecciones legales que amparan cualquier persona en el país.

Un grupo de personas protestan el 15 de abril de 2023 en Los Ángeles, California.
Un grupo de personas protestan el 15 de abril de 2023 en Los Ángeles, California.Mario Tama / Getty Images

Esta noción estuvo al margen de los movimientos antiaborto durante décadas. Pero con la anulación de Roe v. Wade en 2022, los estados encontraron un mayor margen de maniobra para restringir el aborto. Desde ese fallo de la Suprema Corte, de mayoría conservadora, 14 estados han ilegalizado el aborto, de acuerdo con datos del Centro de Derechos Reproductivos. 

"El lenguaje de la condición de persona del feto no solo aparece en prohibiciones o en leyes de homicidio por negligencia como la de Alabama", indica Planned Parenthood. "El verdadero efecto del lenguaje de la condición de persona es claro: denegar a las personas la libertad de controlar sus propios cuerpos y vidas".

[Los demócratas ven las recientes sentencias sobre el aborto como una oportunidad para atraer a votantes latinos]

Las minorías en Estados Unidos, especialmente de origen latino y negro, de por sí se encuentran en desventaja cuando se trata de atención y acceso a servicios de salud, según datos del National Latina Institute for Reproductive Justice, por lo que otra preocupación en torno a los proyectos de ley que buscan reconocer a un feto como persona es que estigmaticen aún más la atención reproductiva.

“Nuestra comunidad ya es la que tiene menos probabilidades de recibir este tipo de atención porque no tiene acceso ni siquiera a otro tipo de servicios”, indicó a Noticias Telemundo Lupe M. Rodríguez, directora del National Latina Institute for Reproductive Justice, al comentar sobre el impacto del fallo de la Corte Suprema de Alabama en febrero, que determinó que los embriones congelados debían ser considerados niños.

¿Qué estados están considerando este tipo de legislaciones?

  • Actualmente 13 estados tienen proyectos de ley que buscan reconocer a un feto como persona avanzando en sus respectivas legislaturas, según el conteo del Centro de Derechos Reproductivos de Estados Unidos: Alaska, Colorado, Utah, Kansas, Oklahoma, Iowa, Missouri, Illinois, Indiana, Florida, Georgia, Carolina del Sur y Massachusetts.
  • Cuatro estados ya cuentan con leyes que buscan reconocer como persona a un feto o embrión: Georgia, Alabama, Missouri y Arizona. En este último estado, la legislación fue impugnada y está bloqueada en el tribunal. El pasado 9 de abril, la Corte Suprema de Arizona revivió una ley del siglo XIX que prohíbe casi todos los abortos.
  • La decisión de la Corte Suprema de Alabama es el primer caso conocido en el que un tribunal estadounidense dice que los embriones congelados son seres humanos.
  • También Iowa y Colorado han presentado proyectos de ley que definirían a una persona comenzando en la fertilización, lo cual podría tener repercusiones en decisiones estatales sobre homicidio, muerte por negligencia y legislaciones sobre agresión, informó el Centro de Derechos Reproductivos a Noticias Telemundo.
  • Kansas tiene un proyecto de ley que prohibiría la “destrucción ilegal de un embrión fecundado”, se presentó el año pasado y todavía está vigente, aunque no ha avanzado.

En las boletas electorales

Este es un año crucial para el derecho al aborto en Estados Unidos: al menos una docena de estados llevarán a las urnas en noviembre enmiendas constitucionales que podrían proteger o restringir la terminación voluntaria de un embarazo.

Desde la anulación de Roe v. Wade, todas las medidas electorales que han buscado preservar o ampliar el acceso al aborto han tenido éxito, mientras que aquellas que han tratado de restringir el acceso al aborto han fracasado, incluso en estados conservadores, lo que refleja un fuerte contraste entre las cortes estatales y lo que quieren los electores, de acuerdo con información del Washington Post

Los demócratas ven los recientes fallos sobre el aborto en los tribunales estatales como una oportunidad para movilizar a los votantes latinos en estados clave y en distritos de la Cámara de Representantes en disputa. Su mensaje está centrado en las libertades personales y el acceso a la atención de salud reproductiva.

[La prohibición del aborto en Florida lleva a dos estados del sur a prepararse para recibir una gran cantidad de pacientes]

Hace unos días, la Corte Suprema de Arizona revivió una ley del siglo XIX que prohíbe casi todos los abortos en ese estado. La medida se produjo una semana después de que el máximo tribunal de Florida permitiera que entrara en vigor una prohibición del aborto de seis semanas. Y se suma a la ley estatal de Texas que prohíbe la terminación de un embarazo después de seis semanas de gestación.