IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Detectan una sustancia cancerígena en protectores solares. ¿Debe preocuparse?

Expertos explican hasta qué punto es peligroso este descubrimiento y alertan sobre un riesgo quizá mayor que no debe tomar a la ligera.

Un estudio ha detectado rastros de benceno, una sustancia química relacionada con la leucemia y otras enfermedades, en docenas de protectores solares y productos para después del bronceado, según las pruebas realizadas por el laboratorio Valisure.

La sustancia fue detectada en 78 de los 294 aerosoles y lociones analizados, según Valisure, que le ha pedido a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) que retire esos productos; el organismo regulador está revisando la reclamación.

"La FDA se toma en serio cualquier inquietud de seguridad planteada sobre los productos que regulamos, incluido los protectores solares", comunicó la administración a la cadena de noticias CBS News.

Sin embargo, dermatólogos consultados por el diario The Washington Post enfatizan que eso no significa que estos productos no sean seguros.

[Puede "salvar" miles de vidas: EE.UU. adelanta a 45 años la edad para comenzar los exámenes de detección de cáncer colorrectal]


Joe Schwarcz, director de la Oficina de Ciencia y Sociedad de la Universidad McGill en Montreal, indicó al citado diario que la presencia de una sustancia química no equivale a la existencia de riesgo. Así, por ejemplo, respirar aire urbano durante 24 horas puede llevar a ingerir el doble de cantidad de benceno que el cuerpo podría absorber en una aplicación de protector solar de unos 10 mililitros.

"El benceno es un compuesto muy volátil que se evapora rápidamente, así que cuando lo pones en tu piel, sospecho que la mayor parte se evaporará. Tendrías que cubrirte con spray para llegar a un nivel peligroso", concluyó.

El benceno es un componente de la gasolina que se utiliza en multitud de procesos químicos, como en la extracción de aceites de semillas y frutos secos o en la fabricación de detergentes y productos farmacéuticos. Se encuentra en el aire a partir de las emisiones de la quema de carbón y petróleo, el tabaco, productos de limpieza, las gasolineras y el escape de los vehículos.

[El coronavirus fue la tercera causa de muerte en 2020 por detrás del cáncer y las enfermedades cardíacas]

"El benceno es uno de los carcinógenos humanos más estudiados y preocupantes conocidos por la ciencia. Su asociación con la formación de cánceres de sangre en humanos se ha demostrado en numerosos estudios a niveles de trazas de partes por millón e inferiores", declaró David Light, fundador y director ejecutivo de Valisure, en un comunicado.

[Nuevas directrices federales amplían quién está en peligro de cáncer de pulmón por el tabaco y aconsejan más chequeos anuales]

"La presencia de este carcinógeno humano conocido en productos ampliamente recomendados para la prevención del cáncer de piel y que son utilizados regularmente por adultos y niños es muy preocupante ", agregó.

Según la Skin Cancer Foundation, cada año se diagnostican más personas con cáncer de piel en Estados Unidos que todos los demás cánceres combinados. El uso regular de protector solar con al menos un factor de protección 15 puede disminuir el riesgo.

Valisure enfatizó a los consumidores que no deben evitar el uso de protector solar y deben continuar haciéndolo.

"Es importante que las personas, especialmente en los meses de verano, comprendan que muchos productos de protección solar probados por Valisure no tenían contaminación por benceno, y que son presumiblemente seguros y deben continuar usándose, junto con otras medidas para mitigar el riesgo de padecer un cáncer de piel", señaló en el comunicado de prensa de la compañía el doctor Christopher Bunick, profesor asociado de Dermatología en la Universidad de Yale.

En las páginas 12 y 15 de este enlace puede comprobar la lista de los productos que tuvieron mayores índices de benceno, según el estudio. 

Con información de CBS News y The Washington Post.