IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Detectan una superbacteria resistente a todos los medicamentos en Texas y Washington. Ya hay tres muertos

"Es realmente la primera vez que empezamos a ver una agrupación de resistencia", advierten los CDC sobre este brote, con más de un centenar de afectados y aún en curso.

Por Mike Stobbe - The Associated Press

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) confirmaron este jueves tener evidencias de que una superbacteria, un hongo intratable, se propagó en dos hospitales de Dallas, Texas, y en una residencia de ancianos en Washington, D.C. entre enero y abril.

Al menos 133 pacientes presentaron infecciones fúngicas invasivas, resistentes a los medicamentos. De ellos, tres murieron.  Ambos brotes siguen en curso y se han identificado infecciones adicionales desde abril.

"Esta es realmente la primera vez que empezamos a ver una agrupación de resistencia" en la que los pacientes parecen contraer las infecciones los unos de los otros, explicó la doctora Meghan Lyman, de los CDC.

Getty Images

El hongo, llamado Candida auris, es una forma dañina de levadura que se considera peligrosa para los pacientes de hospitales y residencias de ancianos con problemas médicos graves. Puede ser mortal cuando entra en contacto con el torrente sanguíneo, el corazón o el cerebro. 

Los brotes en centros sanitarios se han producido cuando el hongo se ha propagado a través del contacto con pacientes o en superficies contaminadas.

Las autoridades sanitarias han hecho sonar las alarmas durante años sobre la superbacteria después de ver infecciones en las que los medicamentos comúnmente utilizados tuvieron poco efecto. 

[Los contagios de COVID-19 han aumentado más de un 100% en 22 estados en las últimas dos semanas]

En 2019, los médicos diagnosticaron tres casos en Nueva York que también eran resistentes a una clase de medicamentos, llamados equinocandinas, que se consideraban una última línea de defensa.

En esos casos, no había evidencia de que las infecciones se hubieran propagado de paciente a paciente: los científicos concluyeron que la resistencia a los medicamentos se formó durante el tratamiento.

Los nuevos casos terminaron por propagarse, concluyeron los CDC.

 

 

En Washington, D.C. fueron diagnosticadas 101 personas con Candida auris en una residencia de ancianos para pacientes con enfermedades graves, de ellas tres resistentes a los tres tipos de medicamentos antifúngicos. 

 En dos centros médicos de Dallas fueron detectados 22 casos en dos hospitales, de los cuales dos con ese mismo nivel de resistencia. 

[¿La gente se está olvidando del COVID-19? Un médico aclara el peligro de la variante delta]

Los investigadores revisaron las historias clínicas y no encontraron evidencia de uso previo de antifúngicos entre los pacientes de esos grupos. Los funcionarios de salud dicen que eso significa que se propagan de persona a persona.