IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Estamos exhaustos”: hospitales de Indiana y el norte de California piden ayuda a la Guardia Nacional

Decenas de equipos médicos de las fuerzas de seguridad fueron enviados a centros de salud que han sido golpeados por el aumento de casos de COVID-19 y la escasez de personal, en particular enfermeras. EE.UU. ya superó las 700,000 muertes por el virus. 

La Guardia Nacional fue convocada para ayudar a hospitales en el norte de California e Indiana, donde la batalla contra el COVID-19 y el aumento de casos por la variante delta han agotado al personal de la salud, según informan los medios locales. 

No es la primera vez que las fuerzas de seguridad asisten a centros de salud durante la pandemia, no sólo en California e Indiana sino también en Georgia, Oregón, Kentucky, Nueva York y otros lugares del país. 

Algunos expertos aseguran que los mandatos de vacunación no están causando la falta de trabajadores, sino que se debe a una crisis en el personal de salud que lleva un año y medio enfrentando al virus sin respiro. Estados Unidos superó esta semana las 700,000 muertes debido al coronavirus, lo que convierte a la pandemia más letal en la historia del país.

Estamos tremendamente exhaustos”, dijo el doctor Terry Metzger, director de operaciones de Ascension St. Vincent, un hospital en Indianapolis, en una entrevista con la cadena de televisión WTHR.

[La comunidad médica recibe esperanzada el anuncio de una píldora experimental contra el COVID-19]

La Guardia Nacional desplegó más de 400 solados en septiembre para asistir a 25 hospitales de Kentucky, como el Centro Médico Regional St. Claire, ante la escasez de personal en medio de un pico de contagios.Jon Cherry / Getty Images

El hospital Ascension St. Vincent recibió el viernes un equipo de 15 personas a través de un acuerdo entre la Guardia Nacional y el Departamento de Salud de Indiana, y brindarán asistencia por entre 7 y 14 días. “Ha dado un respiro para el equipo y ha sido un incentivo moral verlos aquí”, contó Metzger. 

Otros equipos médicos de las fuerzas nacionales están asistiendo en hospitales en Evansville y Jeffersonville, sobre la frontera sur de Indiana, y en el noroeste del estado, de acuerdo con WTHR.

En California, en tanto, la Guardia Nacional está enviando ahora equipos médicos a asistir hospitales rurales del Valle Central y el norte del estado, según dijo el teniente coronel Jonathan Shiroma, portavoz de la agencia, al diario Los Angeles Times

[Falso, la Corte Suprema no canceló la vacunación contra el COVID-19]

En total, se han desempleado 16 equipos en Memorial Hospital y Mercy Hospital Southwest en Bakersfield, al norte de la ciudad de Los Ángeles, como así también en el Mercy Medical Center Redding, en el norte del estado. 

Otro hospital de Bakersfield, Adventist Health, ha solicitado ayuda a la Guardia Nacional, y se espera que un equipo de 14 personas llegue el sábado, dijo Daniel Wolcott, presidente de Adventist Health Kern County. “Todavía necesitamos más apoyo clínico y de enfermería”, explicó al periódico. 

Estas regiones, que tienen una tasa de vacunación inferior al resto del estado, enfrentan una nueva ola de casos. Las dosis contra el COVID-19 están disponibles desde hace meses en California y sin costo, pero las autoridades sanitarias locales tienen que luchar contra una desconfianza generalizada basada en información falsa. También hay grupos que se resisten a los mandatos de uso de la mascarilla, lo cual aumenta las posibilidades de contagio comunitario. 

[YouTube eliminará los videos que difundan información falsa sobre las vacunas]


California tiene un mandato que ordena la vacuna para todos los trabajadores de la salud a partir del 30 de septiembre. Pero Wolcott dice que este no es el principal motivo de la falta de personal. “Hay una escasez de enfermeras a nivel nacional”, señaló. 

Un hospital en el Valle Central, Kaweah Health Medical Center, está pagando entre 250 y 300 dólares la hora a las enfermeras que viajan hasta el centro de salud para cubrir la falta de personal. 

[California obligará a todos los estudiantes a vacunarse cuando sean elegibles. Es el primer mandato de este tipo]

El director del hospital Ascension St. Vincent en Indianapolis dijo que tampoco se necesita ayuda extra debido al requisito de inmunización. En este momento, los empleados están obligados a vacunarse, pero la fecha límite es en noviembre.