IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Condenan a las farmacias de Walgreens, CVS y Walmart por la crisis de los opioides

Un jurado respalda la acusación contra estas compañías por distribuir analgésicos contra el dolor sin los controles necesarios. El juez definirá cuánto pagarán en daños y perjuicios.
/ Source: The Associated Press

Las farmacias de CVS, Walgreens y Walmart distribuyeron de forma imprudente cantidades masivas de pastillas contra el dolor en dos condados de Ohio, concluyó este martes un jurado federal en un veredicto que puede marcar la pauta para los Gobiernos de ciudades y condados que buscan responsabilizar a estos comercios por su papel en la epidemia mortal de drogas opioides en Estados Unidos.

Los condados de Lake y Trumbull culparon a las tres cadenas farmacéuticas por no detener una avalancha de píldoras que causó cientos de muertes por sobredosis y costó cerca de 1,000 millones de dólares a cada uno de ellos en gastos médicos y policiales.

Un juez federal decidirá en la primavera cuánto deben pagar las compañías en concepto de daños y perjuicios.

En primavera se conocerá cuánto deberán pagar las cadenas de farmacias a los condados de Ohio.Education Images/Universal Image

Es la primera vez que estas empresas se enfrentan a un juicio por la crisis de opioides, que ha acabado con la vida de medio millón de personas en Estados Unidos en las últimas dos décadas.

Estos dos condados lograron convencer al jurado de que las farmacias desempeñaron un papel primordial en la creación de un gravísimo problema de salud pública por la forma en la que distribuyeron  los analgésicos en sus comunidades.

[Hay millones de padres latinos sin seguro médico. “Es vivir con estrés, con miedo”, dice la mamá de un niño con cáncer]

“La ley exige a las farmacias que sean diligentes en la repartición de medicamentos. Este caso debería ser una llamada de atención de que no se aceptará el fracaso”, dijo Mark Lanier, un abogado de los condados.

“El jurado hizo sonar una campana que debería oírse en todas las farmacias de Estados Unidos”, agregó Lanier.

Los abogados de las tres cadenas de farmacias sostuvieron que tenían políticas para frenar el flujo de píldoras cuando sus farmacéuticos tenían alguna preocupación y notificaban a las autoridades de los pedidos sospechosos de los médicos.

También dijeron que eran los doctores quienes controlaban la cantidad de pastillas que se prescribían para necesidades médicas legítimas.

Los portavoces de CVSHealth y Walgreen Co. aseguraron que las empresas no están de acuerdo con el veredicto y que apelarán.

Tal y como testificaron los propios expertos de los demandantes, son muchos los factores que han contribuido al problema del abuso de opiáceos, y la solución de este problema requerirá la participación de todos los interesados en nuestro sistema de salud y de todos los miembros de nuestra comunidad”, dijo el portavoz de CVS, Mike DeAngelis, en un comunicado.

Por su parte, el portavoz de Walgreen, Fraser Engerman, aseguró que la compañía cree que el tribunal se equivocó “al permitir que el caso vaya ante un jurado sobre una teoría legal defectuosa que es inconsistente con la ley de Ohio".

“Como hemos dicho a lo largo de este proceso, nunca fabricamos ni comercializamos opioides ni los distribuimos a las ‘fábricas de píldoras’ y farmacias de Internet que alimentaron esta crisis”, afirmó Engerman en un comunicado.

"El intento de los demandantes de resolver la crisis de los opioides con una expansión sin precedentes de la ley de alteración del orden público es erróneo e insostenible".

[“Durante cuatro años estaba esperanzada de no tenerlo”, dice la mujer hispana que se curó del VIH sin medicación]

Otras dos cadenas –Rite Aid y Giant Eagle– ya habían llegado a un acuerdo con los dos condados de Ohio.

Lanier aseguró durante el juicio que las farmacias intentaban culpar a todos menos a ellas mismas.

La crisis de los opiáceos ha desbordado a los tribunales, a las agencias de servicios sociales y a las fuerzas del orden en el sector obrero de Ohio, al este de Cleveland, dejando atrás familias destrozadas y bebés nacidos de madres adictas, agregó Lanier a los miembros del jurado.

Alrededor de 80 millones de analgésicos recetados fueron dispensados sólo en el condado de Trumbull entre 2012 y 2016, lo que equivale a 400 por cada residente.

En el condado de Lake se distribuyeron unos 61 millones de pastillas durante ese período.

El aumento de los médicos que recetan analgésicos como la oxicodona y la hidrocodona se produjo en un momento en que los profesionales comenzaron a reconocer que los pacientes tienen derecho a ser tratados por el dolor, dijo Kaspar Stoffelmayr, abogado de Walgreens, en la apertura del juicio.

El problema, dijo, fue que “los fabricantes farmacéuticos engañaron a los médicos para que recetaran demasiadas píldoras”.

Los condados defendieron que las farmacias deberían ser la última línea de defensa para evitar que los medicamentos llegaran a manos equivocadas.

No contrataron a suficientes farmacéuticos y técnicos ni los formaron para evitar que eso ocurriera y no implementaron sistemas que pudieran señalar los pedidos sospechosos, dijo Lanier.

El juicio ante el juez de distrito Dan Polster en Cleveland formaba parte de una lista más amplia de demandas federales por opioides, unas 3,000 en total, que se han consolidado bajo la supervisión del juez. Otros casos están avanzando en los tribunales estatales.

Kevin Roy, director de políticas públicas de Shatterproof, una organización que aboga por soluciones a la adicción, aseguró que el veredicto podría llevar a las farmacias a seguir el camino de las principales empresas de distribución y algunos fabricantes de medicamentos que han llegado a acuerdos a nivel nacional de casos de opioides por valor de miles de millones.

Hasta ahora, ninguna farmacia ha llegado a un acuerdo a nivel nacional.

“Es una señal de que el público, al menos en algunos lugares, siente que ha habido una exposición y que debe ser remediada”, dijo Roy.

El comité de abogados de los gobiernos locales que demandan a la industria farmacéutica en los tribunales federales calificó el veredicto del martes de “victoria histórica”.

“Durante décadas, las cadenas de farmacias han observado cómo las píldoras que salían de sus puertas causaban daños y no tomaron medidas como exige la ley”, dijo el comité ejecutivo de los demandantes en un comunicado.

“En cambio, estas empresas respondieron abriendo más locales, inundando las comunidades con píldoras y facilitando el flujo de opioides hacia un mercado ilegal y secundario”. La sentencia de hoy contra Walmart, Walgreens y CVS representa el ajuste de cuentas atrasado por su complicidad en la creación de una problemática pública”.

[Esta mujer se vuelve viral en TikTok por sus consejos para las personas con demencia]

Las demandas del gobierno contra los fabricantes de medicamentos, los distribuidores y las farmacias se basan en las leyes de alteración del orden público estatales y locales.

Roy señaló que los tribunales no han sido consistentes en cuanto a si esas leyes se aplican a estos casos. “Últimamente ha habido una variedad de decisiones diferentes que deberían darnos razones para ser cautelosos sobre lo que esto realmente significa a gran escala”, dijo.

Dos sentencias recientes han ido en contra de la teoría. Y hay más casos que están a punto de ser resueltos.

Actualmente se están celebrando juicios contra fabricantes de medicamentos en Nueva York y empresas de distribución en el estado de Washington. Un juicio contra empresas de distribución en West Virginia ha concluido, pero el juez aún no ha dictado sentencia.

A principios de noviembre, un juez de California falló a favor de los principales fabricantes de medicamentos en un pleito con tres condados y la ciudad de Oakland. El juez dijo que los gobiernos no habían demostrado que las empresas farmacéuticas utilizaran un marketing engañoso para aumentar las prescripciones innecesarias de opioides y crear una crisis pública.

También en noviembre, el Tribunal Supremo de Oklahoma anuló una sentencia de 2019 por 465 millones de dólares en una demanda presentada por el estado contra el fabricante de medicamentos Johnson & Johnson.

Otros juicios han dado lugar a grandes acuerdos o a propuestas de acuerdos antes de que se completaran los juicios.

La decisión del jurado en Cleveland tuvo poco efecto en las acciones de CVS, Walgreens y Walmart. Las acciones de las tres empresas subieron el martes. Las acciones de CVS y Walgreens han subido un 36% y un 19% este año, respectivamente.