IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Con las clases virtuales, más padres piden diagnósticos de déficit de atención para sus hijos y medicamentos

"El coronavirus ha sido un punto de inflexión que ha empujado a algunas familias a buscar ayuda", dijo un experto. Médicos piden a los padres ser cautelosos: hay múltiples factores que pueden causar problemas de atención en los niños durante la pandemia.

Por Olivia Solon - NBC News

La hija de 12 años de Susan McLaughlin era una estudiante con las mejores calificaciones hasta que empezó la pandemia de coronavirus. Isabela, quien vive en un vecindario de Columbus, Ohio, sobresalía en ciencias y en matemáticas y ya estaba sumando créditos en algebra para la escuela secundaria. 

Pero cuando su escuela cerró en marzo y las clases pasaron a la plataforma virtual Zoom, sus notas cayeron en picada. “Era una crisis tras otra”, contó Susan McLaughin, de 53 años, quien tiene otros dos hijos, es originaria de Delaware, Ohio, y trabaja en una escuela secundaria en apoyo a estudiantes con problemas de absentismo escolar crónico.

McLaughlin recuerda que una vez, en abril, Isabela, que ya había sido diagnosticada con ansiedad severa, recibió una tarea de artes del lenguaje y "se desmoronó".

"Estaba llorando y gritando e hiperventilando y comenzó a tener algunos tics, moviendo la cabeza y agitando los brazos. Nunca antes los había tenido. Fue entonces cuando comenzamos a considerar que podría ser TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)", contó la madre. 

[Educación a distancia: un reto para los niños con necesidades especiales o que aprenden un segundo idioma]

 

 

McLaughlin pasó meses tratando de darle más estructura y orden al día de Isabela escribiendo listas, horarios, cronogramas y tablas para controlar la finalización de tareas. McLaughlin fue diagnosticada con déficit de atención hace una década y se dio cuenta que estaba viendo ahora los mismos comportamientos que ella supo tener en Isabela. "Tengo que cortar esto de raíz", pensó. 

Isabela está siendo evaluada por un psiquiatra, un proceso que toma varias horas y requiere que sus maestros llenen cuestionarios sobre su comportamiento. McLaughlin espera que, con un diagnóstico de TDAH, Isabela pueda obtener una receta de un medicamento estimulante, como Ritalin, Adderall o Vyvanse, para aliviar sus síntomas.

“Sé que este puede ser un tema muy controversial. Pero he estado tomando medicamentos por mucho tiempo y no puedo funcionar sin hacerlo”, dijo McLaughlin. “Si no tomo mi medicación, veo una diferencia inmediata en mi capacidad para hacer tareas complejas, limpiar la casa, levantarme y preparar la cena. Así que espero que tenga el mismo efecto en ella", agregó. 

Problemas en aumento

McLaughlin no es la única persona que está intentando obtener una evaluación por TDAH durante la pandemia. Hay una crisis de niños que sufren de déficit de atención y rendimiento escolar bajo, según describen docenas de niños, pediatras, psiquiatras, psicólogos e investigadores.

[Conoce aquí dónde, cuándo y cómo puedes vacunarte allí donde vives]

Los datos de los especialistas involucrados en el diagnóstico y el tratamiento del TDAH muestran cuánto están luchando las familias para obtener ayuda. Los padres han colapsado una línea telefónica de apoyo para casos de TDAH y se han disparado además los diagnósticos y prescripciones de medicamentos para la condición.

 

La pandemia y las clases virtuales han alterado las rutinas los niños, lo cual puede dificultar el aprendizaje, señalan expertos. Getty Images

 

"El coronavirus ha sido un punto de inflexión que ha empujado a algunas familias a buscar ayuda", dijo el doctor Melvin Oatis, de la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente. Oatis indicó que el estrés de la pandemia, el cambio al aprendizaje remoto y el aislamiento social han creado condiciones "que provocan ansiedad" que afectan el nivel de atención de los estudiantes.

Los expertos advierten que los niños que parecen tener síntomas de TDAH deben someterse a evaluaciones exhaustivas para descartar otras afecciones o tensiones relacionadas con la pandemia antes de que se busque darles medicamentos. 

[Cierto, las clases presenciales no han provocado un aumento de casos de COVID-19]

"Nuestra preocupación es que los pediatras y las familias tengan mucho cuidado de no simplemente enumerar los síntomas del TDAH, sino de observar el historial del niño y utilizar el diagnóstico diferencial para asegurarnos de que tenemos la mejor explicación posible para los síntomas", dijo Arthur Lavin, un pediatra de Cleveland que se ha desempeñado en varios comités nacionales de la Academia de Pediatría. 

Mientras tanto, los padres buscan cualquier ayuda que esté disponible. Desde que comenzó la pandemia, aumentó un 62% la cantidad de llamadas a una línea de ayuda establecida por CHADD, una organización sin fines de lucro que apoya a niños y adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. En tanto que el tráfico a su sitio web el año pasado creció un 77% en comparación con 2019, indicó la organización. 

"Recibimos muchas llamadas de personas que se encargan del cuidado infantil, que están trabajando en casa junto con sus hijos, y comienzan a ver más problemas en su comportamiento que antes", dijo April Gower-Getz, directora de operaciones de CHADD.

Ciertamente, los padres están tratando de que sus hijos sean evaluados con más frecuencia. El Child Mind Institute, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York que ayuda a niños con trastornos de salud mental y a sus familias, registró el año pasado un aumento del 20% en el número de citas pedidas para hablar sobre medicamentos en comparación con 2019. La mayor parte de las citas fueron para hablar sobre medicación para el TDAH, dijo Harold Koplewicz, fundador de la organización. 

[¿Cuándo regresarán las clases presenciales?]

 

 

También hay más padres que están obteniendo diagnósticos y medicamentos por TDAH para sus hijos. 

Athenahealth, una empresa de tecnología que provee programas de gestión de prácticas para proveedores de atención médica, publicó una investigación en mayo, basada en datos de sus clientes, que mostró un aumento en los pacientes de 13 a 17 años que recibieron diagnósticos de TDAH. Desde la semana del 9 de marzo hasta la semana del 30 de marzo, aumentó en un 67% la proporción de visitas de adolescentes que implicaron diagnósticos de TDAH por primera vez. 

Hubo un incremento similar en la cantidad de los adolescentes, especialmente varones, que recibieron recetas de medicamentos para el TDAH por primera vez.

Los casos también parecen haber repuntado en los últimos meses, dijo el psicólogo Keith Sutton, director del Bay Area Center for ADD / ADHD. Sutton dijo que vio un “fuerte aumento” en las consultas durante el otoño.

 

 

"Antes del verano, todo el mundo estaba simplemente tratando de pasar esos primeros meses", dijo Sutton. "Luego, en octubre, cuando recibieron las calificaciones, los padres pensaron: ‘vamos a estar en esto por un largo tiempo, y algo está pasando aquí y necesitamos ayuda’".

¿Por qué ahora? 

Los expertos atribuyen el aumento de consultas a una variedad de factores, incluida la pérdida de estructura y el espacio adecuado para el aprendizaje que ofrece el aula. 

Los padres también están viendo de primera mano los problemas que tienen sus hijos cuando están en la escuela. Devang Patel, médico de medicina familiar de Illinois que se especializa en el TDAH, es uno de varios médicos que indicaron que están teniendo más padres que piden medicamentos para sus sus hijos. 

"Cuando era un problema que debían enfrentar los maestros, los padres no se preocupaban realmente por ello", dijo Patel. "Pero ahora están en casa tratando de hacer que su hijo se quede quieto durante media hora y ven lo difícil que es", indicó. 

[Pediatras piden que reabran las escuelas en California para prevenir daños psicológicos en los niños]

Los niños también extrañan el entorno escolar, que ayudaba a mitigar estos problemas. Jenny Radesky, pediatra del desarrollo de conductas en Michigan, dijo que este año ha comenzado a recetar estimulantes para niños de 5 y 6 años. Los síntomas de estos niños de TDAH eran manejables en aulas de apoyo con maestros flexibles, herramientas sensoriales y rutinas claras. Pero cuando esas estructuras desaparecieron en marzo, sus síntomas estallaron.

"Estoy viendo a los niños que solían amar la escuela perder el entusiasmo y la motivación", dijo Radesky, y agregó que estaba preocupada por el impacto a largo plazo del aprendizaje virtual. "Necesitan el entorno social en la escuela para aprender a regularse a sí mismos. Sin eso, realmente pasan muchas dificultades", indicó. 

La preocupación de los médicos

Muchos expertos dijeron que los padres y los médicos deben ser extra cautelosos al momento de diagnosticar con un TDAH en la pandemia, ya que un niño podría mostrar más síntomas que cumplan con los criterios del trastorno en este período.

Un diagnóstico necesita seis o más síntomas enumerados en el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, el libro de trastornos mentales reconocido por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Incluyen cometer errores por descuido, luchar para mantenerse concentrado en las tareas, tener problemas para organizar actividades, no seguir las instrucciones, evitar el trabajo escolar, perder elementos y distraerse con facilidad.

 

 

"La pandemia ha alterado sustancialmente las rutinas de todas las familias, y eso hará que un buen número de niños sientan que no pueden prestar tanta atención", dijo Lavin, pediatra de Cleveland. "El TDAH puede ser una de las explicaciones, pero sólo una. Pero el estrés de una pandemia también puede causar falta de atención", explicó. 

Los especialistas dicen que es muy probable que alguien con TDAH haya mostrado signos antes de que comenzara la pandemia. Tanto la Academia de Pediatría como la Academia de Psiquiatría Infantil y Adolescente recomiendan evaluaciones extensas que toman en cuenta las historias de desarrollo completas de los niños, con entrevistas a padres y maestros, y que compara los síntomas con los de compañeros de la misma edad y género.

[Aumentan los casos y la severidad del síndrome infantil vinculado al COVID-19. Y los latinos son los más afectados]

Una visita al consultorio de 15 minutos con un pediatra no es suficiente para descartar otras causas de déficit de atención, como ansiedad, depresión y problemas en el hogar, dijo Sutton, del Bay Area Center for ADD / ADHD.

Dependencia prolongada

Dado que muchas escuelas permanecen cerradas, algunos expertos consultados dijeron que estaban preocupados por el impacto a largo plazo del aprendizaje remoto para los jóvenes con TDAH, en particular los adolescentes.

Maggie Sibley, psicóloga e investigadora de la Universidad de Washington y el Hospital de Niños de Seattle, ha escrito un artículo de investigación, aceptado por el Journal of Psychiatric Research, que muestra que los síntomas están empeorando y los niveles de estrés se están disparando entre los adolescentes y adultos jóvenes con TDAH durante la pandemia. Eso ha provocado numerosos problemas, incluido que se aíslen socialmente y se desconecten de sus clases. 

 

 

"Una persona con TDAH normalmente tiene menos amigos y menos actividades sociales en su calendario", dijo. "Muchos tienen sólo interacciones sociales en la escuela", agregó. 

[¿Necesita seguro médico a través de Obamacare? Reabren las inscripciones tras orden de Biden]

"Si están en una situación en la sientes aburrimiento crónico, obtienen malas calificaciones en la escuela, están socialmente aislados y atrapados en una casa; eso es una receta para la depresión", dijo Sibley. Si bien el suicidio no es algo que no se puede evitar, "tenemos que estar atentos en el futuro, especialmente porque sabemos por investigaciones que cuando las personas con TDAH se deprimen, es más probable que hagan acciones suicidas debido a su impulsividad".

* Esta es una traducción de una parte de la historia original en inglés. Vea aquí la versión completa