IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo una experiencia cercana a la muerte motivó a este hombre a perder 200 libras: “Fue un llamado de atención”

Eric Power asegura que la decisión de mejorar su salud le cambió la vida a tal grado que, desde hace tres años, ya no toma ningún medicamento para controlar la condición que lo llevó a bajar de peso.

Por Stephanie Thurrott — Today

Eric Power se hizo un rasguño en la pierna en 2019, pero no le dio demasiada importancia hasta que notó que no cicatrizaba. Cuando se lo hizo revisar, descubrió que tenía diabetes.

Los cirujanos tuvieron que extirpar el tejido que rodeaba el arañazo y tuvo que ser hospitalizado varios días. Aquel susto de salud lo motivó a cambiar de vida.

“Tener esta experiencia cercana a la muerte fue un llamado de atención. Fue el momento decisivo para mí. Que mis hijos me vieran en la cama de un hospital por primera vez fue decisivo y me hizo tomar conciencia. Quiero estar cerca de mi familia”, contó.

Había tenido sobrepeso toda su vida, superando las 300 libras (unos 135 kilos) durante 30 años y alcanzando un peso máximo de 435 libras (cerca de 200 kilos). Además de la obesidad y la diabetes, tenía otros problemas de salud, como hipertensión, colesterol alto y asma.

Con una dieta baja en carbohidratos y calorías, sometiéndose al ayuno intermitente y haciendo caminatas, Power bajó 200 libras (90 kilos). En ese momento, sintió que su peso era demasiado bajo, por lo que desde finales de 2020 lo ha mantenido entre 240 y 250 libras (108 y 113 kilos), donde dice sentirse cómodo.

Perder peso transformó todos los aspectos de su vida, desde su salud hasta sus relaciones y su carrera profesional.

He aquí cómo lo hizo.

Una dieta baja en carbohidratos y calorías

“Como alguien que ha luchado con su peso toda la vida sabía que tenía que controlar mi alimentación”, explica Power. “La pérdida de peso es el resultado de muchas pequeñas buenas decisiones. Es ese momento en el que miras en el refrigerador o en la despensa y tomas la decisión correcta”.

Power indicó que utilizó una aplicación para hacer un seguimiento de su alimentación y medir sus grasas, proteínas, carbohidratos y calorías. Además, también se aseguró de ingerir suficientes proteínas y se limitó a 20 carbohidratos netos y entre 1,600 y 1,800 calorías al día.

Dejó de comer pan, pasta, arroz, legumbres y papas. Ahora come fresas y aguacates, pero hace años que no consume manzanas. No come verduras ricas en carbohidratos, ni maíz y zanahorias.

Eric powers weight loss
"¡Literalmente la mitad del hombre que solía ser!". Powers subtituló esta foto en la página de Facebook de Start TODAY.Courtesy Eric Powers

“Al principio, lo único que quería era simplificar las cosas. No era tan creativo. Lo que comía era muy limitado”, recuerda. Al principio, ingería muchos huevos, nueve al día, porque son bajos en carbohidratos con proteínas y grasas saludables. También salchichas de pavo porque podía comer seis por la misma cantidad de calorías que dos de cerdo.

“Es muy duro al principio, pero después de pasar el primer mes o los dos primeros, ya no quieres las otras cosas. Es como si se despejara la niebla”, afirma.

Con el tiempo amplió su dieta. Para cenar come pollo, camarón, carne o cerdo a la plancha con verduras bajas en carbohidratos, como espárragos o brócoli, a veces con queso azul por encima. También añade sabor con salsas barbacoa, teriyaki y parmesana bajas en carbohidratos y prepara una ensalada de hamburguesa inspirada en la Big Mac de McDonald’s.

Por si fuera poco, Power ha encontrado sustitutos bajos en carbohidratos para algunos de los alimentos ricos en carbohidratos que dejó de comer. “Tuve que encontrar cosas nuevas”, afirma.

Los tacos de queso, la lasaña hecha con huevo y los macarrones con queso de coliflor forman ahora parte de sus comidas. Hace lo que él llama un cheesecake de lima bajo en carbohidratos con sólo tres de ellos netos por porción. Es su regalo preferido para sus clientes inmobiliarios cuando cierra una venta.

Ha evitado sobre todo los productos keto envasados como barras, papas fritas y panes. “Creo que cosas como el pan keto hacen que sea más difícil abandonar el hábito. Si todavía estás comiendo todo entre dos rebanadas estás más cerca de volver a ese viejo estilo de vida”, asegura.

Desde finales de 2020, cuando ya no necesitaba perder peso, ha añadido un poco más de carbohidratos, aumentando su ingesta a 30 o 40 al día.

El ayuno intermitente

A principios de 2020, Power añadió el ayuno intermitente a su plan. “El viejo Eric se despertaba, preparaba un desayuno de 1,500 calorías y comía, comía y comía todo el día. Tomaba un tazón de cereales antes de acostarme. Nunca le daba un respiro a mi cuerpo”, cuenta.

Ahora, tras la decisión de cambiar su vida, el hombre come todos los días desde el mediodía hasta las 08:00 p.m., de modo que su cuerpo tiene 16 horas para descansar y recuperarse. Además, dice que no ingiere tantas calorías al día cuando come en un intervalo más pequeño. “El ayuno intermitente no sólo me ayudaba a perder peso, sino también a controlar la diabetes”, explica.

Evitando las tentaciones

Power sabía que, ante determinadas situaciones, no podría resistirse a los alimentos ricos en carbohidratos. Por eso se mantenía alejado del supermercado y compraba con una aplicación para no buscar rosquillas en los pasillos.

No fue a restaurantes hasta que se sintió seguro de estar preparado para tomar las decisiones correctas. “Básicamente me quedaba en casa. No confiaba en mí mismo para salir al mundo. Ahora puedo ir y pedir una ensalada con pollo”, cuenta.

Eric powers weight loss
Después de que Power perdiera 100 libras (unos 45 kilos) con cambios en su dieta, añadió el caminar a su rutina.Courtesy Eric Powers

Hacer de las caminatas una rutina

Power no empezó a caminar de inmediato: perdió unas 100 libras (unos 45 kilos) antes de incorporar algo de actividad física. El primer día que se subió a la cinta caminadora lo hizo durante una hora. “Me sentí bien, pero el segundo día me mató”, rememora. Siguió adelante, aunque apenas podía recorrer una o dos millas (entre dos y tres kilómetros).

Ahora, antes de la primera comida del día, recorre poco más de tres millas (casi 5 km) en una hora. Utiliza una estrategia que denomina “empujar, descansar, empujar”, en la que camina tres o cuatro días seguidos y luego descansa dos o tres. “Hacer ejercicio siete días a la semana no tenía sentido para mi tiempo ni para mi cuerpo”, precisa.

Al principio de su travesía, Power creó una página de Facebook llamada My Weight Loss Journey para contar sus progresos. “Hacía videos en directo en los que me mostraba vulnerable y para mostrar al mundo lo que puedo hacer”, señala. También se puede seguir su progreso en la cuenta @mrlowcarb de Instagram.

Power sabía que necesitaba medicación para controlar sus problemas de salud, pero no le gustaba cómo le hacía sentir y estaba decidido a dejarla. Así que, mientras adelgazaba, se hacía análisis de sangre cada 90 días para comprobar sus progresos.

“Puedo ver esos resultados en una aplicación y ver cómo pasan de rojo a verde, además de observar un seguimiento de todos mis análisis de sangre anteriores para ver todos los números bajando a un rango saludable”, comenta.

Lleva sin tomar medicación alguna desde febrero de 2020. “Me sentía tan saludable entonces, pero estoy mucho más saludable ahora. Entonces pesaba mucho más, pero aún podía dejar la medicina”, cuenta. “Es increíble pensar en lo rápido que pude sanar mi cuerpo usando solo alimentos”.

Los cambios que ha visto en su salud:

  •  Su A1C, un indicador de diabetes, era de 13.1 cuando le diagnosticaron la enfermedad. Ahora se sitúa sistemáticamente en los cinco puntos y ya no necesita tomar metformina.
  • Sus niveles de azúcar en el cuerpo han bajado a alrededor de 100.
  • Sus registros de colesterol son normales, por lo que ya no toma Lipitor.
  • Su presión arterial es de 110/70 sin medicación.
  • La cifra que más le costó bajar fue la de los triglicéridos, pero los redujo de 350 a entre 70 y 80. Sus riñones están sanos, lo que significa que ya no necesita metformina.
  • Su buena condición renal es especialmente importante para él porque tiene un hermano que ha tenido dos trasplantes de riñón.
  • Solía tener ataques de asma, tos y resfriados cuando tenía sobrepeso, pero hace años que no enferma.

“Ahora estoy deseando ir al médico y hacerme análisis de sangre una vez al año. Mi doctor es mi mayor admirador”, asegura.

Eric powers weight loss
Power ha compartido, en el grupo Start TODAY, su progreso en la pérdida de peso.Courtesy Eric Powers

Sus más grandes victorias

Además de mejorar su salud, Power ha visto muchos cambios en su vida ahora que está más sano:

  • Puede sentarse en la fila de salida de un avión porque no necesita un alargador de cinturón.
  • Es capaz de atarse los cordones de los zapatos: sus hijos lo hacían por él.
  • Puede subir a todas las atracciones de Universal Studios, el cual está cerca de su casa en Melbourne, Florida.
  • Como entrenador de béisbol y softball, ahora es más fácil para él moverse por el campo.
  • Se ha convertido un mejor ejemplo para sus tres hijos.

La relación con su familia, sus amigos y su mujer se ha estrechado. Lleva 26 años casado con Corey, a quien le pidió que se le uniera en su viaje bajo en carbohidratos. Ella aceptó y perdió 85 libras (unos 39 kilos).

Un cambio sorprendente fue cómo su pérdida de peso y la mejora de su salud cambiaron su carrera como agente inmobiliario. “Odio decirlo, pero el mundo trata a los gordos de forma diferente. Tuve éxito cuando tenía sobrepeso, pero mi negocio nunca ha sido tan fructífero como en los últimos tres años”, explica.

Eric powers weight loss
"Tuve éxito cuando tenía sobrepeso, pero mi negocio nunca ha sido más fructífero que en los últimos tres años", dice Power.Courtesy Eric Powers

Sus consejos para adelgazar

Power comparte algunas de las consejos más valiosos que ha encontrado en esta aventura:

  • Dedique al proceso entre cuatro y seis semanas y confíe en él. “Lo más difícil para la mayoría de la gente es cambiar de hábitos”, asegura.
  • Póngase a usted mismo en primer lugar. En su Facebook hay mucha gente que dice que no puede perder peso porque tiene que cocinar para su familia o porque está ocupada con su trabajo. “Creo que uno de los mayores consejos que puedo dar es que hay que ponerse a sí mismo primero”, insiste.
  • Hágase análisis de sangre para poder llevar un seguimiento del proceso a lo largo del tiempo.
  • Busque apoyo, ya sea en línea o en persona, de otros que estén transitando el mismo camino.