IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo las nuevas directrices de los CDC sobre el uso de mascarillas afectan a los trabajadores de tiendas y supermercados

Líderes sindicales denuncian que los empleados esenciales ahora tendrán que actuar como "policías" para determinar cuáles clientes están vacunados y cuáles no. Los trabajadores también enfrentan el riesgo de interactuar con clientes no vacunadas que se rehúsan a usar el tapabocas.

Por Martha C. White – NBC News

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron nuevas directrices sobre el uso de mascarillas, pero eso no significa que las tiendas y los supermercados las vayan a acatar. El anuncio de este jueves ha puesto al atribulado sector minorista en el medio de la politizada batalla sobre las cubiertas faciales. 

Phil Lempert, fundador del sitio SupermarketGuru.com, predice que las tiendas de comestibles no dejarán de imponer el uso de tapabocas, al menos no a sus empleados. “Las tiendas minoristas van a obligar, sobornar con bonificaciones o pagar más a sus empleados para que sigan usando mascarillas”, dijo.  

Grupos sindicales han criticado a los CDC por sugerir que las personas completamente vacunadas dejen de usar mascarillas, una señal de alarma para los empleados que estarían en riesgo ante la ausencia de un método eficaz para determinar quién está vacunado y quién no.

[Varios estados levantan el mandato de usar mascarilla pero otros aún dudan: ¿cómo saber quién está realmente vacunado?]

El sindicato United Food and Commercial Workers International, que representa a trabajadores de supermercados, criticó las nuevas directrices de los CDC. En un comunicado, las calificó de “confusas” y aseguró que “su falla es no tomar en cuenta el impacto en los trabajadores esenciales que se exponen con frecuencia a personas no vacunadas y que se rehúsan a usar mascarillas”.   

El sindicato expresó preocupación de que los trabajadores enfrenten hosptilidad por parte de los clientres. “A los empleados ya se les obliga a ser policías de mascarillas”, agrega el comunicado. “¿Ahora se suponen que se convertirán en policías de vacunación?”.  

“El anuncio de los CDC sobre el uso de tapabocas genera ambigüedad entre los comerciantes porque no está alineado con las directivas estatales y locales”, señaló Lisa LaBruno, vicepresidenta ejecutiva de operaciones e innovación de la Asociación de Líderes en la Industria Minorista. “Estas posiciones conflictivas colocan a los minoristas en situaciones increíblemente difíciles”.

En un tono más optimista, Mathew Shay, presidente y director ejecutivo de la Federación Nacional de Minoristas, también se pronunció sobre la vigencia de ordenanzas a nivel estatal sobre el uso mascarillas. Shay señaló en un comunicado que las nuevas directrices “ayudarán con la apertura de la economía y que más personas regresen a trabajar”.

Según Nick Shields, analista de la firma de inversiones en el sector minorista Third Bridge, el anuncio de los CDC tiene el potencial de convertirse en un campo de minas en términos de relaciones públicas para las tiendas, en especial las grandes cadenas y tiendas por departamento.        

“Van a ser muy cautelosos en los próximos dos meses en ese sentido”, señaló, y agregó que las tiendas tendrán que mantener cierto equilibrio para que sus empleados se sientan seguros a la vez que complacen a sus clientes.

Shields vaticinó que los cambios en las directrices sobre el uso de las mascarillas provocarían enfrentamientos donde los clientes confrontarán a los trabajadores no vacunados para que lo hagan. Añadió que usar los tapabocas puede convertirse en un hábito que muchos mantendrán.

“Es posible que veamos a empleados usar las mascarillas más tiempo debido al gran número de clientes a los que están expuestos diariamente”, dijo Shields.  

Quizás debido a la preocupación de que los empleados sufran el impacto de las directrices de los CDC, muchas cadenas minoristas han dicho que no tienen planes de renunciar inmediatamente a las órdenes de usar mascarillas dentro de sus establecimientos. Al respecto, la cadena de farmacias CVS señaló que “lo está evaluando”, pero no ahondó en sus comentarios.

[Estas son las razones científicas por las que los CDC eliminaron el uso obligatorio de mascarillas para los vacunados]

“Target mantendrá todas las medidas de seguridad por el coronavirus en nuestras tiendas, incluido el uso de mascarillas y el distanciamiento social, mientras evaluamos las nuevas directrices de los CDC y revaluaremos las guías que tenemos para nuestros empleados y clientes”, indicó el portavoz Brian Harper-Tibaldo en un correo electrónico.

Por su parte, Sheila Regehr, portavoz de Kroger Co., señaló que sus empleados y sus clientes seguirán usando mascarillas. Añadió que la empresa motiva a su personal con 100 dólares de bonificación si se vacunan contra el COVID-19. “Estamos revisando nuestras prácticas sanitarias, los nuevos lineamientos de los CDC, y pidiendo retroalimentación a nuestros asociados para tomarlos en cuenta como guía para la nueva fase de nuestro reglamento”, dijo Regehr.   

Maria Brous, portavoz de la cadena de supermercados Publix, dijo que la compañía está “en espera de directrices adicionales antes de implementar cambios potenciales”.