IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden obligará a los trabajadores federales a vacunarse o someterse a rigurosas pruebas contra el COVID-19

El estado de Nueva York se suma a California y obliga a sus trabajadores sanitarios a inmunizarse contra el coronavirus ante el aumento de contagios por la variante delta.

Tras considerarlo durante días, el presidente, Joe Biden, finalmente exigirá a todos los empleados federales que se vacunen contra el COVID-19, una decisión condicionada principalmente por el aumento de casos debido a la propagación de la variante delta.

El mandatario tiene previsto anunciar esta medida el jueves, según explicaron dos funcionarios del Gobierno a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo. Aquellos que no quieran inmunizarse serán sometidos a rigurosas pruebas diagnósticas y otros procedimientos para prevenir los contagios. 

Esta nueva política se conoce apenas horas después de las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) sobre el uso de mascarillas en interiores en áreas con altas tasas de transmisión.

Los CDC también recomendaron el martes que todos los alumnos en edad escolar usen mascarillas cuando regresen a las aulas en otoño.

La enfermera registrada Sheba Phillip prepara una jeringa con una dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech para el coronavirus, durante un evento de vacunación fuera de la escuela Bronx Writing Academy en el Bronx, Nueva York, 4 de junio de 2021.Mike Segar/Reuters

Durante una llamada telefónica informativa con la prensa, la directora de los CDC, Rochelle Walensky explicó que la mayoría de contagios y hospitalizaciones son de personas no vacunadas, por lo que reiteró la necesidad de que toda la población se inmunice.

En este sentido, y a la luz de los bajos niveles registrados en las últimas semanas, Biden también tiene previsto dar a conocer un plan para acelerar el ritmo la vacunación en todo el país, que puede incluir incentivos.

[Para octubre habrá 4,000 muertes diarias si el ritmo de contagios de COVID-19 se mantiene]

"Cuanto más aprendemos sobre este virus y la variante delta, más tenemos que preocuparnos", afirmó el presidente el martes. En su opinión, "estaríamos en una situación muy diferente" si otros 100 millones de ciudadanos en el país estuviesen ya vacunados. 

Actualmente hay 163 millones de personas totalmente vacunadas, lo que representa el 49.2% de la población, mientras que 189 millones han recibido una dosis. 

La cuarta ola que vive Estados Unidos afecta principalmente a personas no inmunizadas y a áreas donde las tasas de vacunación son bajas.

Ante el avance del virus, estados como California y Nueva York han decidido que la vacuna sea obligatoria para sus médicos y personal sanitario.