IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Aumenta la esperanza de vida en EE.UU. pero sigue muy por debajo que en otros países desarrollados

Un nuevo informe de los CDC revela cuál es la nueva edad promedio que espera vivir una persona en el país y por qué los estadounidenses no viven más.

Por Mike Stobbe — The Associated Press

La esperanza de vida en Estados Unidos aumentó el año pasado a 77 años y seis meses, pero aún no se acerca a lo que era antes de la pandemia de COVID-19.

El aumento de la esperanza de vida visto en 2022 se debió principalmente al retroceso de la pandemia, explicaron el miércoles investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Pero incluso con la mejoría, la esperanza de vida en el país sólo se situó el año pasado casi en los mismos niveles de lo que era hace dos décadas.

[Hay más marihuana contaminada con fentanilo en EE.UU.: autoridades alertan sobre el incremento]

La esperanza de vida es una estimación del número promedio de años que un bebé nacido en un año determinado podría esperar vivir, suponiendo que las tasas de mortalidad en ese momento se mantengan constantes.

La estadística se considera una de las medidas más importantes de la salud de la población. Los cálculos de 2022 publicados el miércoles son provisionales y podrían cambiar un poco a medida que se finalicen.

¿Por qué los estadounidenses viven menos?

Durante décadas, la esperanza de vida en Estados Unidos aumentó un poco casi todos los años. Pero hace aproximadamente una década, la tendencia se aplanó e incluso disminuyó algunos años, un revés atribuido en gran medida a muertes por sobredosis y suicidios.

Luego vino el coronavirus, que ha matado a más de 1.1 millones de personas en Estados Unidos desde principios de 2020. La medida de la longevidad estadounidense se desplomó, pasando de 78 años y 10 meses en 2019, a 77 años en 2020, y luego a 76 años y 5 meses en 2021.

Portrait of young woman on beach
La esperanza de vida es una estimación del número promedio de años que un bebé nacido en un año determinado podría esperar vivir.Yoshiyoshi Hirokawa / Getty Images

Básicamente hemos perdido 20 años de logros”, dijo Elizabeth Arias de los CDC. Una disminución en las muertes por COVID-19 impulsó la mejora de 2022.

En 2021, el COVID fue la tercera causa de muerte en el país (después de las enfermedades cardíacas y el cáncer). El año pasado, cayó a la cuarta causa principal. A poco más de un mes para el año nuevo, los datos preliminares sugieren que el COVID-19 podría terminar siendo la novena o décima causa de muerte en 2023.

[Cómo la sobredosis mortal de esta madre llevó al desmontaje de una red nacional de tráfico de fentanilo]

El país está luchando contra otros problemas, incluidas las muertes por sobredosis de drogas y los suicidios.

El número de suicidios en Estados Unidos alcanzó un máximo histórico el año pasado, y la tasa nacional de suicidios fue la más alta registrada desde 1941, según un segundo informe de los CDC publicado el miércoles.

Además, las muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos aumentaron ligeramente el año pasado después de dos grandes saltos al comienzo de la pandemia. Y durante los primeros seis meses de este año, el número estimado de muertes por sobredosis siguió aumentando poco a poco.

La esperanza de vida en Estados Unidos también sigue siendo más baja que la de docenas de otros países. Tampoco se recuperó tan rápido como en otros lugares, incluidos Francia, Italia, España y Suecia.

Steven Woolf, investigador de mortalidad en Virginia Commonwealth University, dijo que espera que Estados Unidos con el tiempo vuelva a la esperanza de vida anterior a la pandemia.

Pero “lo que intento decir es: ese no es un buen lugar para estar”, añadió.

¿Viven más los hombres o las mujeres?

Algunos otros aspectos destacados del nuevo informe:

La esperanza de vida aumentó tanto para hombres como para mujeres y para todos los grupos raciales y étnicos.

La disminución de las muertes por COVID-19 impulsó el 84% del aumento de la esperanza de vida que se ve ahora. El siguiente mayor contribuyente fue una disminución en las muertes por enfermedades cardíacas, a la que se le atribuye alrededor del 4% del aumento. Pero los expertos señalan que las muertes por enfermedades cardíacas aumentaron durante la pandemia, y ambas influyeron en muchas muertes durante ese período.

Los cambios en la esperanza de vida variaron según la raza y el origen étnico. Los hispanoamericanos, los indios americanos y los nativos de Alaska vieron aumentar su esperanza de vida más de dos años en 2022. La esperanza de vida de las personas negras aumentó más de un año y medio. La esperanza de vida de los estadounidenses de origen asiático aumentó un año y la esperanza de vida de los blancos aumentó unos 10 meses.

Pero los cambios son relativos, porque los hispanoestadounidenses y los nativos americanos fueron los más afectados al comienzo del COVID-19. La esperanza de vida de los hispanos cayó más de cuatro años entre 2019 y 2021, y la esperanza de vida de los nativos americanos cayó más de seis años.

“Muchos de los grandes aumentos en la esperanza de vida provienen de los grupos que más sufrieron por el COVID”, dijo Mark Hayward, un profesor de sociología de la Universidad de Texas que investiga cómo los diferentes factores afectan las muertes de adultos. “Tenían más cosas de las cuales recuperarse”.