Rusia utilizó las redes sociales para apoyar a Trump y lograr su elección, según un informe del Senado

“Lo que está claro es que todos los mensajes buscaban claramente beneficiar al Partido Republicano, y específicamente a Donald Trump”, dice el análisis. Le contamos cómo actuaron los agentes rusos.
Una publicación en Facebook destinada presuntamente a manipular las elecciones de 2016.
Una publicación en Facebook destinada presuntamente a manipular las elecciones de 2016. AP / AP

Rusia empleó todas las redes sociales relevantes (Facebook, Instagram, Twitter, etcétera) para manipular las elecciones estadounidenses de 2016. Lo hizo con imágenes, mensajes y vídeos encaminados a respaldar y lograr la elección de Donald Trump. Y, una vez logrado esto, ha mantenido su esfuerzo para apoyarle en la Casa Blanca con mayor denudo si cabe.

Así se concluye al menos del exhaustivo análisis realizado para el Senado, cuyo borrador de informe final ha adelantado este lunes el diario The Washington Post. 

Fue encargado a la Universidad de Oxford (Reino Unido) y a la firma de analistas Graphika por el Comité de Inteligencia del Senado, con apoyo del Partido Republicano y del Partido Demócrata (que aún no han dicho si respaldan las conclusiones finales), a partir de los millones de mensajes identificados por las principales compañías de Internet (Google, Facebook, etcétera) como intentos de influir sobre el electorado. 

“Lo que está claro es que todos los mensajes buscaban claramente beneficiar al Partido Republicano, y específicamente a Donald Trump”, señala el informe. Los mensajes animaban a los votantes conservadores a apoyar a este candidato, pero además buscaban “confundir, distraer y, en conclusión, desanimar” a los votantes de aquellos a los que se enfrentaba Trump (primero, sus rivales en el Partido Republicanos, y finalmente la candidata demócrata, Hillary Clinton).

Los agentes rusos (algunos de ellos ya han sido castigados por la justicia estadounidense por estos crímenes) pusieron en candela temas como las armas de fuego o la inmigración, por ejemplo, que tradicionalmente galvanizan al electorado republicano; al mismo tiempo, sembraron desinformación sobre cómo votar, o incluso sobre la importancia de votar, entre electorado afroamericano, que suele inclinarse por el Partido Demócrata.

Un segundo informe, preparado también para el Comité de Inteligencia del Senado y desvelado este lunes, ahonda en esta campaña de desinformación contra la comunidad afroamericana, que contó por ejemplo con más de un millar de vídeos en YouTube (propiedad de Google) y generó una atención pública superior a lo habitual.

Los agentes rusos contaban además con 3.840 cuentas falsas en Twitter (cerca de 1,4 millones de personas interactuaron con ellos); y se hicieron pasar por medios de comunicación en esa red social y en Instagram, intentando erosionar la confianza de los ciudadanos en la prensa, según recalca la cadena de noticias NBC.