Recursos para inmigrantes, ¿en la cuerda floja?

Conocida abogada asegura que bajo el gobierno de Trump se han reducido las avenidas legales para defender a los inmigrantes.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Desde que Donald Trump tomó posesión de la presidente de Estados Unidos hace casi un mes, se han eliminado beneficios que ayudaban a los inmigrantes como la discreción fiscal y las fianzas para quienes son detenidos intentando cruzar la frontera, según aseguró Yanci Montes, nueva directora legal de la organización El Rescate.

“Hasta hace unas semanas, existían varios recursos legales que se podían utilizar como la discreción fiscal, libertad bajo fianza para quienes eran detenidos en la frontera mientras esperaban una cita frente a un juez de inmigración… También cerraban los casos de quienes tenían Visas U [otorgadas a víctimas de actos criminales], pero ahora todo eso ya no existe”, informó Montes.

La discreción fiscal fue un recurso que entró en vigor a partir de un memorándum el 20 de noviembre del 2014, durante la administración del expresidente Barack Obama.

Multitudinaria marcha pro inmigrantes en Los Angeles

Con esto, se le permitía a los inmigrantes obtener un permiso de trabajo, un número de seguro social y la posibilidad de una licencia de conducir, si el abogado representante del Departamento de Seguridad Interna (DHS) consideraba que la persona no era una amenaza para la sociedad.

Montes comenta que con frecuencia utilizaba la discreción fiscal para ayudar a sus clientes.

Así lo hizo con la inmigrante salvadoreña Cecilia Aguilar, quien pudo comprobar que tiene buen carácter moral y que no representan un peligro para la sociedad de EEUU.

Con este recurso, los casos quedaban congelados de manera indefinida mientras la personas gozaban de los beneficios de un permiso de trabajo.

Ahora, no solo ya no se están aplicando estos beneficios, sino que “los casos pueden ser reabiertos en cualquier momento”, dijo la abogada.

Senadores demócratas promueve anulación de orden ejecutiva de Trump

“La discreción fiscal se acabó. Ahora ya no están congelando los casos. Tampoco están cerrando los casos de Visas U y en la mayoría de los casos ya no están otorgando fianzas”, aseveró Montes, quien acude con frecuencia a las cortes de inmigración del Sur de California.

En los pocos casos en los que el juez de inmigración decide otorgarle fianza para salir en libertad, la fianza ya no es de $7,500 como antes sino que es de por lo menos $35,000.

El ambiente en las cortes federales de inmigración ya era tenso; sin embargo, ahora hasta los fiscales están visiblemente aún más tirantes con todos los cambios, agregó.

“Yo le digo a mis clientes que la situación ha cambiado y que las cortes de inmigración están aún más rígidas”, acotó la abogada.

Respuesta de ICE

Por su parte, Virginia Kice, portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo que la fianza es un mecanismo que le permite a la agencia federal forzar a que la persona se presente en un lugar y fecha determinada y aseguró que aún se utiliza.

“El monto del bono [o fianza] fijado en un caso es proporcional al riesgo de huir de la persona. Cada caso es evaluado de manera individual y la agencia toma en consideración una variedad de factores como el historial migratorio, el récord criminal, lazos en la comunidad, etc”, respondió Kice a las preguntas enviadas por La Opinión.

Si la persona considera que la fianza es muy alta, existe la opción de pedirle a la corte de inmigración que revise su caso, agregó la portavoz.

Sobre la discreción fiscal, Kice dijo que no se ha suspendido este recurso y que continúa recibiendo casos que califican, pero que la decisión de aplicarlo se toma después de evaluar cada caso por separado.

“El ejercicio de la discreción fiscal ha sido y continúa siendo parte de la práctica de la oficina de litigación”, aseguró.


De indocumentada a abogada de inmigración

Yanci Montes fue nombrada hace poco como directora legal de El Rescate, una organización sin fines de lucro que fue fundada en la década de los 80 para ayudar a los inmigrantes salvadoreños que llegaban a Los Angeles, huyendo de la violencia de la guerra civil.

Montes nació en San Salvador y vivió en la ciudad de San Martín hasta sus 10 años.

“Mi familia fue una de esas que llegaron a Los Ángeles huyendo de la guerra. Las cosas se estaban poniendo cada vez más peligrosas en San Martín y un día simplemente dejamos todo y nos venimos para acá [Estados Unidos]”, dijo.

La hoy directora legal, no oculta el malestar que sintió por la decisión que sus padres tomaron en ese momento de dejar todo atrás, pero no tenía más opción que adaptarse a su nueva vida.

Recuerda que toda su familia tenía que levantarse alrededor de las 4:30 de la mañana cada vez que tenían que ir a hablar con el abogado de El Rescate.

Aunque debían tomar el autobús y esperar un turno al llegar al lugar, trataban siempre de llegar temprano para recibir asistencia legal.

Cuando Montes tenía 17 años y estaba en su último año de secundaria, su padre la propuso para que fuera voluntaria en El Rescate.

Ella se encargaba de sacar fotocopias y darles apoyo a los ayudantes de abogados, conocidos como paralegals, de la organización.

Desarrolló ese rol por siete años; mientras, estudió en Santa Monica College, California State University Los Angeles y luego en la Escuela de Leyes de Western Michigan University.

Terminó la escuela de leyes en 2015 y desde entonces trabajó como representante legal de El Rescate. Fue recién a finales del 2016 que se convirtió en la directora legal.

“Fue difícil, pero no me quejo. Ahora cuando mis clientes me dicen ‘es que usted no sabe lo que es vivir como indocumentado’, yo les digo que sí, que yo también fui indocumentada”, acotó.

Además de trabajar en El Rescate, Montes abrió hace un mes, una oficina de consultoría privada que atiende en las noches y los fines de semana.

“El mejor consejo que le puedo dar a nuestra gente es que si tiene un caso de inmigración, no vaya con notarios públicos —que en nuestros países son abogados, pero no en este país— que se aseguren de tener a un abogado especializado en inmigración. Eso puede hacer la diferencia entre vivir tranquilos o vivir escondiéndose”, dijo Montes.

Preguntas frecuentes

En las últimas dos semanas, las dos cadenas más grandes de televisión en Estados Unidos tuvieron eventos especiales en los que abrieron líneas telefónicas a la audiencia para que abogados expertos en inmigración respondieran sus preguntas.

Yanci Montes participó en ambos eventos y estas fueron algunas de las preguntas más frecuentes y sus respuestas.

¿Qué va a pasar con DACA (Acción Diferida para Menores) y con TPS?


Aún no se sabe qué decidirá el presidente Donald Trump. En el caso de DACA, esta fue una acción ejecutiva del presidente Barack Omaba. En el caso del TPS para los salvadoreños fue una acción ejecutiva del presidente George W. Bush. El actual presidente no se ha pronunciado sobre ninguna de estas dos órdenes ejecutivas.


¿Puedo viajar si tengo residencia legal y un crimen como por conducir bajo la influencia (DUI)?


Lo más aconsejable es no viajar en estos momentos. Ha habido casos de personas que han sido detenidas cuando intentan regresar al país y tienen récord criminal. Los detienen para investigarlos más. Es posible que se les retire el beneficio de la residencia legal.

¿Si tengo una petición familiar pendiente, qué va a suceder?


Hasta este momento no hay indicios de que las peticiones familiares estén siendo afectadas por la nueva Administración.


¿Cuáles son los delitos que te hacen de portable a pesar de tener una tarjeta de residencia permanente?

Si una persona comete un crimen y lo encuentran culpable puede ser puesto en proceso de deportación ante una corte de Inmigración.

Por ejemplo, aunque no es una lista completa, los siguientes crímenes pueden poner a una persona con residencia permanente en riesgo: delitos agravados (considerados felonias), violencia doméstica, crímenes relacionados con drogas, prostitución, más de tres delitos menores, crímenes que implican índole moral, como el fraude, y aquellos relacionados con seguridad o terrorismo.

Otros considerados son el robo, aasalto, falsos reclamos de ciudadania, poligamia, documentos falsos, etc.


¿Es la ciudadanía el único camino para evitar deportaciones en el futuro? Y ¿qué delitos pueden evitar obtener la ciudadanía?

Si, el beneficio de hacerce ciudadanio de los Estados Unidos es uno de las maneras en cual una persona se puede proteger de ser puesto en procedimientos de deportacion y ser devuelto a su pais de origen.

Los delitos o convicciones mencionadas en la pregunta anterior es una lista incompleta pero muy común, que en muchos casos no permite a un residente permanente poder calificar para el beneficio de hacerse ciudadano estadounidense.

Si cometiste un delito en el pasado, como fraude o robo, pero ya pagaste es con cárcel o multa, ¿es posible borrar este historial criminal?

Es importante que las personas sepan que no es posible borrar su historial criminal aunque ya pagó con cárcel o multas.

Por lo tanto, si tienes un récord criminal, debes buscar ayuda legal con un abogado experto en leyes criminales y de leyes de Inmigración, para analizar si se pueden reducir los cargos o descartarlos. Solo así se podría obtener un beneficio de inmigración.