IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"¡Soy una niña!": el uso de gas pimienta contra menores negros prueba que la brutalidad policial no los excluye

Agentes blancos de la policía de Rochester, Nueva York, rociaron con gas pimienta el mes pasado a una niña negra de 9 años. Un estudio asegura que los menores negros tienen seis veces más probabilidades de morir por disparos de la policía que los niños blancos.
/ Source: Telemundo

Nuevas imágenes revelaron que la niña de 9 años a la que agentes blancos de la policía de Rochester, Nueva York, rociaron con gas pimienta el mes pasado cuyo rostro fue tapado en los videos es de piel negra.

Un estudio publicado en la revista Pediatrics a finales de 2020 reveló que los niños y adolescentes negros tienen seis veces más probabilidades de morir por disparos de la policía que los niños blancos. Este analizó los datos del uso de la fuerza por parte de la policía en situaciones que involucraban a jóvenes de entre 12 y 17 años, desde 2003 hasta 2018.

"A los niños negros nunca se les ha dado su oportunidad de ser niños", dijo a The Associated Press Kristin Henning, profesora de Derecho y directora de la Clínica e Iniciativa de Justicia Juvenil de Georgetown Law.

"Los niños negros han sido realmente vistos como mayores, más culpables, menos susceptibles de rehabilitación y menos dignos de las nociones occidentales de inocencia y de infancia", añadió Henning.

"Te lo buscaste, cariño"

La madre de la menor, Elba Pope, dijo a la agencia de noticias The Associated Press que no creía que los agentes blancos vieran a su hija de la misma manera que hubieran visto a un niño de su misma raza.

"Si la hubieran mirado como si fuera uno de sus hijos, no la hubieran rociado con gas pimienta", condenó.

De acuerdo con un nuevo video de la cámara corporal de la policía publicado este jueves, mientras la niña esperaba esposada en el asiento trasero de una patrulla suplicó: “Oficial, por favor no me haga esto”.

"Tú misma te lo buscaste, cariño", le respondió a la niña una oficial desde el asiento delantero.

Un fotograma del video de la cámara corporal de la policía muestra a un agente de policía hablando con una niña de 9 años esposada en la parte trasera de un coche de policía el 29 de enero de 2021, afuera de su casa. Departamento de Policía de Rochester vía AP

El video de casi 90 minutos es una recopilación de imágenes editadas de las cámaras corporales de los oficiales. El Departamento de Policía de Rochester aseguró anteriormente que los agentes se habían dirigido al lugar para responder a un llamado por "problemas familiares".

[Reformar, desmantelar, quitarle fondos o abolir la policía. Qué significan las peticiones para acabar con la brutalidad policial]

En el video que registró el incidente ocurrido el 29 de enero, se puede escuchar a la niña llorar, gemir y decir repetidamente: "Quiero a mi papá". También le dice a la policía que las esposas que le colocaron están demasiado apretadas y que le arden los ojos.

La niña pregunta varias veces cuándo vendrá una ambulancia para limpiarle el gas pimienta de los ojos y ruega que le quiten las esposas. En el material también se puede escuchar a un oficial diciéndole que viene una ambulancia en camino.

Esta llegó unos 15 minutos después de que la niña fuera rociada con el gas, según el periódico local de Rochester Democrat and Chronicle. El periódico dijo que pasaron más de 23 minutos antes de que le quitaran una de las esposas.

Revelan los nombres de los policías

Funcionarios de Rochester dieron a conocer el viernes los nombres de cuatro policías blancos que fueron suspendidos o puestos en licencia administrativa a raíz del incidente.

Alexander Lombard, quien estuvo en el departamento dos años y medio, fue suspendido. Él fue quien roció con gas pimienta la cara de la niña. Los otros oficiales, puestos en licencia administrativa son: Chad Brady (estuvo en el departamento cinco años y medio); Adam Bradstreet (cuatro años y medio) y Hannag Schneeberger (tres años y medio).

[Un video filtrado muestra los primeros momentos del fatal arresto de George Floyd. "Por favor no me dispare"]

El presidente del sindicato de la policía de Rochester ha dicho que a los agentes no les faltó compasión, sino que se enfrentaron a una situación difícil con recursos limitados y siguieron el protocolo del departamento.

Los niños no se salvan…

La historia de esta niña no es única: en los últimos años se han registrado casos de abuso policial hacia menores negros. 

El hijo de 7 años de Mando Avery fue rociado con gas pimienta durante una protesta en Seattle el veranos pasado. El producto le dejó la cara y el pecho con heridas y quemaduras por varios días.

En los suburbios de Denver, cuatro niñas negras de entre 6 y 17 años fueron detenidas por la policía a punta de pistola tras ser sospechosas por error de estar en un coche robado el año pasado.

En el norte de Texas, un agente de policía blanco fue grabado en un video empujando al suelo a una niña negra con traje de baño en una fiesta en una alberca en 2015. Ese mismo año, un ayudante del sheriff en una escuela de Carolina del Sur tiró al suelo a una niña y la arrastró por el aula después de que se negara a entregar su celular en la clase de matemáticas.

Tamir Rice, un niño negro de 12 años, murió luego de que un policía le disparó en Cleveland en 2014.

Además, los jóvenes negros tienen casi cinco veces más probabilidades de ser encarcelados en comparación con los jóvenes blancos, según un análisis de la organización sin fines de lucro The Sentencing Project.

La tasa de encarcelamiento de jóvenes blancos es de 83 por 100,000, mientras que para los jóvenes negros, ese número aumenta a 383.

Con información de NBC News y AP.