IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las personas negras tienen más probabilidades de morir en accidentes de tráfico. Y el COVID-19 empeoró la situación

El número de personas negras que murió en accidentes de tráfico en 2020 fue el mayor que cualquier otro grupo racial, a pesar de que los estadounidenses condujeron menos durante la pandemia. Los expertos dicen que esto no es nuevo.

Por Char Adams - NBC News

Las personas negras sufrieron el mayor aumento de muertes en accidentes de tráfico el año pasado que cualquier otro grupo racial, incluso en un periodo en el que los estadounidenses condujeron menos debido a la pandemia de COVID-19, según datos publicados recientemente.

Se estima que 38,680 personas murieron en accidentes de tránsito de vehículos motorizados en 2020, la mayor cantidad proyectada de muertes desde 2007, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras del Departamento de Transporte de EE.UU.

[Por qué persiste el racismo hacia las personas negras dentro de la comunidad hispana si todos son parte de una minoría oprimida]

El número de personas negras que murieron en tales choques aumentó un 23% desde 2019, el mayor aumento de muertes por accidentes de tránsito entre los grupos raciales, según el informe de la Administración.

Norman Garrick, profesor de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Connecticut, afirmó que las cifras son tristes, pero no sorprendentes.

“Los negros tienden a estar sobrerrepresentados como una comunidad que opta por caminar en este país”, dijo Garrick. “Esto no sucede por elección. En muchos casos, la gente negra no puede pagar por un vehículo de motor. Y las personas que caminan en este país tienden a experimentar una tasa mucho más alta de muertes por accidentes de tránsito. Hablamos de ocho a diez veces más. Es una tormenta perfecta", explicó.

Un conductor y un pasajero perdieron la vida cuando su automóvil chocó con un camión en un semáforo en rojo en Long Beach, California, el jueves 25 de junio de 2020.Brittany Murray/MediaNews Group/Long Beach Press-Telegram via Getty Images

Lo más probable es que esto represente otra forma de cómo la crisis sanitaria ha tenido un efecto enorme en la gente negra. Incluso en los primeros días de la pandemia, el Consejo Nacional de Seguridad descubrió que las carreteras más vacías estaban siendo más mortales, con un aumento del 14% en las muertes en las carreteras por millas recorridas en marzo.

["No, eso no está bien": las nuevas generaciones confrontan a sus padres inmigrantes sobre el racismo]

Y las personas negras tienen más probabilidades de sufrir lesiones por accidentes de tránsito en general: de 2010 a 2019, los peatones negros tenían un 82% más de probabilidades de ser atropellados por conductores, según un informe de 2021 de Smart Growth America, un grupo de defensa con sede en Washington, D.C., centrado en el desarrollo urbano.

Calvin Gladney, presidente de Smart Growth America, una organización sin fines de lucro cuya misión es garantizar que las políticas de desarrollo urbano fomenten un crecimiento comunitario seguro, equitativo y sostenible, aseguró que la pandemia solo ha exacerbado un viejo problema. Según Gladney hay tres razones principales por las que los negros son los más afectados en las carreteras: infraestructura, diseño y racismo.

Los vecindarios predominantemente negros tienen menos probabilidades de tener cruces peatonales, señales de advertencia y otros mecanismos de seguridad, según Gladney. Y muchas carreteras de alta velocidad están dentro o atraviesan comunidades de color, gracias a un esfuerzo federal en la década de 1950 para modernizar las carreteras de la nación.

[Discriminados, silenciados y “borrados de la historia”: así combaten los inmigrantes afrolatinos su doble marginación]

“Estas muertes han ido en aumento en la última década. Vas a comunidades negras y de color, vas a comunidades de bajos ingresos y no ves muchas aceras. No ve tantos pasos de peatones", afirmó el experto.

Los tipos de calles que atraviesan vecindarios negros y de color son como mini autopistas donde el límite de velocidad es 35 o 45 millas por hora. Esto sucede de manera desproporcionada en las comunidades negras y de color, a menudo debido a decisiones del pasado basadas en la raza".

Poca o ninguna financiación para infraestructura significa que las personas en los vecindarios negros viven con carreteras en mal estado, proximidad peligrosa a sitios de desechos, poco acceso al transporte público y otras deficiencias. Junto con la naturaleza sistémica de este problema, Gladney señaló que el racismo social también juega un papel en el creciente número de muertes por accidentes de tránsito.

Un estudio de 2017 de la Universidad de Nevada encontró que es menos probable que los conductores reduzcan la velocidad o se detengan ante los peatones negros que ante los blancos.

Gladney cree que son necesarios acciones como el Plan de Empleo Estadounidense de 2 billones de dólares propuesto por el presidente, Joe Biden, que incluye medidas para hacer que el transporte público sea más accesible y mejorar la seguridad vial, y que aunque la situación es terrible "se puede arreglar".

[Mujeres afrolatinas hablan sobre el poder de reivindicar la identidad conjunta hispana y negra: "Es un posicionamiento ante el racismo"]

Pequeños cambios en las políticas, como reducir el límite de velocidad en algunas áreas, podrían salvar cientos de vidas cada año, según el experto. Esfuerzos federales como la Ley de Calles Completas de 2021, presentada por el representante Steve Cohen, demócrata por Tennessee, garantizaría que las carreteras públicas sean seguras y accesibles.

"La pandemia de coronavirus iluminó problemas que la gente ha estado ignorando", agregó Gladney. “Son las mismas calles y los mismos caminos que siempre han estado ahí. Si tenemos la intención de alcanzar la equidad racial y cerrar las disparidades, podemos arreglar esto", añadió.