IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La familia del hombre baleado por la policía en Philadelphia asegura que pidió una ambulancia, no una patrulla

Los parientes de Walter Wallace Jr. aseguraron que llamaron al 911 solicitando una ambulancia con la esperanza de recibir una intervención médica. La comisionada de la policía de Philadelphia, Danielle Outlaw, señaló que las llamadas y el video que captó el momento de su muerte serán divulgados públicamente
/ Source: Telemundo

Por Erik Ortiz - NBC News

El lunes por la tarde, la policía llegó a la casa de Walter Wallace Jr. en el oeste de Philadelphia por tercera vez aquel día. Los familiares dijeron que estaba teniendo "otro de sus episodios".

En el pasado, cuando Wallace, de 27 años, aspirante a rapero y padre de ocho hijos, tenía las emociones a flor de piel, se calmaba cuando le hablaban de sus hijos pequeños o con una canción que le gustaba.

[La muerte a tiros de un hombre negro a manos de la policía en Philadelphia desata furiosas protestas]

Pero luchaba contra una enfermedad mental, incluyendo el trastorno bipolar. Había ido a terapia la semana pasada, aseguró su primo Anthony Fitzhugh.

"Cuando estaba cerca y él tenía una crisis, siempre le podía decir: 'vamos pequeño primo, vamos", contó Fitzhugh. "Le puede llevar un segundo, pero si sabes las cosas que lo tranquilizan, como que le gusta la música, que ama a sus hijos, cuando empiezas a hablar de este tipo de cosas... a veces es más fácil calmarlo así".

Manifestantes se enfrentan a la policía durante una marcha en Philadelphia, el martes 27 de octubre de 2020.AP

La salud mental de Wallace, y lo familiarizada que estaba la policía con su historia, ha planteado preguntas sobre la respuesta de los oficiales y el uso que hicieron de su fuerza letal. Su muerte, que se produce después de una serie de casos graves de personas negras que murieron a manos de las fuerzas del orden, también ha renovado el debate más amplio sobre la policía y la salud mental y la mejor manera de manejar este tipo de situaciones.

Los familiares dijeron que llamaron al 911 para pedir una ambulancia y que esperaban que Wallace recibiera una intervención médica. Pero la policía llegó primero.

[Reformar, desmantelar, quitarle fondos o abolir la policía. Qué significan las peticiones para acabar con la brutalidad policial]

El encuentro fue parcialmente captado en un video con un celular. En este se ve cómo Wallace recibe varios disparos frente a su madre y unos vecinos, luego de que los oficiales aparecieran para decirle que bajara un cuchillo cuando se acercó a ellos. Los dos oficiales involucrados no han sido identificados públicamente y una investigación interna sigue en curso.

"Le estaba diciendo a la policía que se detuviera. No disparen a mi hijo, por favor, no disparen a mi hijo", aseguró la madre de Wallace, Cathy Wallace, el martes por la noche. "Y ellos simplemente le dispararon."

La comisionada de la policía de Philadelphia, Danielle Outlaw, señaló el miércoles que las llamadas al 911 y el video de la cámara del oficial serán divulgados públicamente después de que la familia de Wallace sea notificada por primera vez en los próximos días.

La ciudad permanece en alerta. El martes continuaron las protestas y el miércoles se reportaron saqueos. Más de 100 personas han sido arrestadas, y más de 50 oficiales han sido heridos estos días, pese a que la familia de Wallace llamó a la calma. Varios cientos de miembros de la Guardia Nacional de Pennsylvania fueron desplegados para evitar nuevos disturbios.

Los familiares de Wallace y su abogado insisten en que la policía no tendría que haber recurrido a la fuerza mortal. Aseguraron que la esposa de Wallace, con la que se casó recientemente y que dará a luz en cualquier momento a su noveno hijo, había dicho a la policía que tenía problemas de salud mental.

"Si cuando llegas a una escena en la que alguien tiene una crisis mental y la única herramienta que tienes para lidiar con ella es un arma, esto es un problema", aseguró el abogado de la familia, Shaka Johnson. "Tendría un problema si mi carpintero viniera a mi casa solo con un martillo. ¿Dónde está su destornillador, señor? ¿Dónde está la herramienta adecuada para hacer el trabajo?".

[“¡No puedo respirar!". Un hombre negro muere en Minneapolis tras ser inmovilizado por un policía blanco]

Wallace había estado tomando litio, un tranquilizante utilizado para tratar el trastorno bipolar, señaló Johnson.

La policía de Philadelphia aseguró que recibieron llamadas de su casa dos veces más temprano en el día por disturbios domésticos antes de que recibieran una tercera llamada por un hombre armado con un cuchillo.

La familia de Wallace no ha detallado por qué llamaron ese día. Pero Cathy Wallace dijo que cuando la policía estuvo allí antes, sintió que su familia no era tomada en serio y "se pararon allí y se rieron de nosotros".

Outlaw se ha negado a decir qué interacciones anteriores pudo haber tenido Wallace con la policía.

"Creo que es seguro decir que una vez que los oficiales llegaron a la escena, la gente les dijo que tenía problemas de salud mental", dijo el miércoles. "Pero esto es lo que la investigación revelará... lo que los oficiales sabían en el momento en que respondieron, lo que se envió, cómo se compartió esa información y luego cómo se utilizó esa información en relación con la respuesta de la policía".

Los parientes dijeron que Wallace había tenido incidentes anteriores por los que llamaron a la policía. Los registros de los tribunales de la ciudad muestran que Wallace había estado entrando y saliendo del sistema de tribunales penales desde por lo menos 2013 y había tenido peleas con sus parientes, pero que los jueces habían aconsejado un tratamiento de salud mental.

[Las protestas por las muertes de Daniel Prude, Breonna Taylor y George Floyd no dan tregua en el fin de semana del Labor Day]

Cuando la familia llamó al 911, "esperaban y confiaban en que la policía les ayudaría", dijo Fitzhugh, el primo de Wallace. "No van a hacer esa llamada pensando que la policía va a venir a matar a su hijo".

Fitzhugh dijo que el escenario podría haber sido diferente si los oficiales que dispararon a Wallace hubieran sido equipados con armas aturdidoras.

Outlaw confirmó esta semana que las limitaciones de presupuesto han dejado a algunos oficiales sin el uso de armas aturdidoras, y que los planes para proporcionarlas a más oficiales deben seguir adelante, aseguró el miércoles.

Además, precisó, el departamento de policía necesita mejorar sus relaciones con las agencias de salud mental de la comunidad para que los oficiales que lleguen tras responder a estas llamadas puedan entender mejor el historial de salud mental de las personas y responder en consecuencia.

John DeCarlo, profesor asociado de justicia penal de la Universidad de New Haven, que fue jefe de policía en Branford, Connecticut, aseguró que cree que entrenar a los oficiales sobre cómo tratar los diferentes tipos de salud mental y de comportamiento puede hacer toda la diferencia en las decisiones que toman..

Pero DeCarlo aseguró que las comunidades tienen que estar dispuestas a financiar tal entrenamiento y ponerlo a disposición de los oficiales regularmente para que sigan estudiando los problemas relacionados con la salud mental.

"Estamos entrenando a los oficiales de policía como si fueran soldados. Los soldados tienen enemigos, pero los oficiales de policía tienen comunidades".

La familia de Wallace aseguró que quieren que los responsables de su muerte rindan cuentas. Pero mientras eso ocurre, el padre de Wallace, Walter Wallace padre, está luchando por su propia salud mental. Está traumatizado por la muerte de su hijo y va a necesitar ayuda.

"Si ves a tu hijo masacrado, te preguntaría cómo te sientes", dijo DeCarlo.