IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un jurado dictamina que los asesinos de Ahmaud Arbery lo mataron por ser negro

Greg y Travis McMichael y su vecino William Bryan ya habían sido sentenciados a cadena perpetua por su crimen. Ahora un jurado certifica que su motivación fue el odio racista.
/ Source: The Associated Press

Un jurado federal condenó este martes por delitos de odio racista a los tres hombres blancos que asesinaron al joven negro Ahmaud Arbery, de 25 años, cuando trotaba por un vecindario de Georgia en febrero de 2020.

Greg y Travis McMichael (padre e hijo) y su vecino William Bryan violaron los derechos civiles de Arbery y lo atacaron por ser negro. Los tres hombres también fueron condenados por intento de secuestro.

Los McMichael también fueron declarados culpables de un cargo adicional por usar y portar un arma de fuego durante un delito violento. 

Los tres ya habían sido declarados culpables de asesinato en un juicio anterior y condenados a cadena perpetua.

Los McMichael tomaron sus armas y se subieron a una camioneta para perseguir a Arbery después de verlo trotar en su vecindario a las afueras de la ciudad portuaria de Brunswick, en Georgia, en febrero de 2020.

[El juez castiga con cadena perpetua a los tres hombres blancos condenados por la muerte del joven negro Ahmaud Arbery]

Bryan se sumó a la persecución en su camioneta y grabó con su celular el momento en que Travis McMichael disparó a Arbery.

Tras semanas de inacción judicial, ese video fue publicado en internet y la muerte de Arbery se convirtió en parte del clamor nacional contra la injusticia racista, llevando a las autoridades a actuar en contra de sus asesinos, que fueron al fin condenados.

En este segundo juicio por delitos de odio, los McMichael y Bryan se declararon inocentes. Sus abogados indicaron que no persiguieron y mataron a Arbery por su raza, sino que actuaron bajo la sospecha sincera, aunque errónea, de que había cometido delitos en el barrio.

[Dos de los asesinos del joven negro Ahmaud Arbery llegan a un acuerdo en el juicio en su contra por el delito de odio]

Esa tesis ya se demostró falsa en el juicio anterior, puesto que no había ningún indicio en contra de Arbery, que sencillamente trotaba como cualquier otro joven deportista por el vecindario.

El juicio federal por delito de odio se centró en el historial de los tres hombres y en sus prejuicios raciales, un motivo que los fiscales del caso estatal evitaron en gran medida.

“Hoy hace dos años, ninguno de nosotros conocía a Ahmaud Arbery. Pero mañana [se cumplen] dos años [de su muerte], su historia sacudió la conciencia de nuestra nación y del mundo”, dijo el presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en inglés), Derrick Johnson. “Ahmaud Arbery fue linchado a plena luz del día, y el veredicto de hoy nos acerca un poco más a la justicia”, agregó.

El veredicto sobre el delito de odio es una victoria emocional para la familia de Arbery, que se manifestó en contra de una propuesta de acuerdo de culpabilidad para los hombres.

El jurado, compuesto por ocho personas blancas, tres negras y una hispana, recibió el caso este lunes tras un juicio de una semana en la corte de distrito de Brunswick, que se cerró con el alegado de la Fiscalía de que el asesinato estuvo motivado por "la ira racial reprimida" de los acusados, a los que testigos escucharon proferir insultos racistas.

“Los tres acusados les dijeron alto y claro, con sus propias palabras, lo que sienten por las personas negras”, dijo el lunes la fiscal Tara Lyons al jurado.

Los abogados de la defensa insistieron en que las declaraciones racistas realizadas por sus clientes en el pasado, recogidas en correos electrónicos, no probaban que hubieran violado los derechos civiles de Arbery ni que lo hubieran atacado por ser negro e instaron al jurado a dejar de lado sus emociones.

“Es natural que quieran retribución o venganza”, dijo Pete Theodocion, abogado de Bryan, “pero tenemos que elevarnos a nosotros mismos... aunque sea lo más difícil”.

Los hechos básicos no se discuten. El asesinato de Arbery hace casi dos años, el 23 de febrero de 2020, fue capturado en un video de celular que provocó una indignación generalizada. Padre e hijo, Greg y Travis McMichael, se armaron después de ver a Arbery trotando frente a su casa y lo persiguieron en una camioneta. Bryan se unió a sus vecinos en su propia camioneta y grabó el video de Travis McMichael disparando a bocajarro.

La policía descubrió que Arbery no tenía ningún arma ni objetos robados. Los fiscales dijeron que simplemente había salido a correr.

La abogada de Travis McMichael, Amy Lee Copeland, dijo al jurado que los fiscales no presentaron ninguna prueba de que “haya hablado con alguien sobre la muerte de Arbery en términos raciales”. Dijo que su cliente abrió fuego en defensa propia después de que Arbery intentara quitarle la escopeta.

El abogado de Greg McMichael, A.J. Balbo, argumentó que su cliente inició la persecución no porque Arbery fuera un hombre negro, sino porque era “el hombre” que los McMichael habían visto en los videos de las cámaras de seguridad tomados en una casa cercana.


De izquierda a derecha, Travis McMichael, William 'Roddie' Bryan y Gregory McMichael durante su juicio en el Tribunal del Condado de Glynn en Brunswick, Ga.
De izquierda a derecha, Travis McMichael, William 'Roddie' Bryan y Gregory McMichael durante su juicio en el Tribunal del Condado de Glynn en Brunswick, Ga.AP

Los agentes del FBI descubrieron aproximadamente dos docenas de mensajes de texto racistas y publicaciones en las redes sociales de los McMichael y Bryan en los años y meses anteriores al tiroteo.

Por ejemplo, en 2018, Travis McMichael comentó un video en Facebook de un hombre negro gastando una broma a una persona blanca: “Mataría a ese jo----do n----o”.

Algunos testigos declararon haber escuchado las declaraciones racistas de los McMichael de primera mano. Una mujer que sirvió a las órdenes de Travis McMichael en la Guardia Costera hace una década dijo que éste la insultó tras enterarse de que había salido con un hombre negro. Otra mujer testificó que Greg McMichael había despotricado furiosamente en 2015 cuando comentó la muerte del activista de los derechos civiles Julian Bond, diciendo: “Todos esos negros no son más que problemas.”