"¿Quién va a cuidar de nosotros?". Miles rinden homenaje a la jueza Ginsburg tras la noticia de su muerte

"Es importante que reconozcamos a esta pionera", declaró una de las asistentes al homenaje a la jueza Ruth Bader Ginsburg frente al Capitolio. "Estoy muy agradecida y triste por esta pérdida, y preocupada por mi país", añadió otra ciudadana.
/ Source: Telemundo

Bajo la luz de las velas, cantando y llorando, miles de personas se reunieron el viernes por la noche frente a la Corte Suprema tras enterarse de la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, ícono de la defensa de los derechos de la mujer. Ginsburg falleció de un cáncer de páncreas a los 87 años, luego de servir durante 27 como magistrada.

La mañana de este sábado muchos ciudadanos todavía se acercaban al Capitolio a expresar sus condolencias. Mientras tanto, el presidente Trump ya ha urgido a los republicanos a cubrir "cuanto antes" la plaza de la magistrada en el Supremo. La primera dama, Melania Trump, compartió sus condolencias y calificó la muerte de la jueza como una "inmensa pérdida".

El expresidente Bill Clinton recordó a la difunta como "una juez magnífica y una persona maravillosa. "Con el fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg, Estados Unidos ha perdido a una de las juezas más extraordinarias que jamás haya servido en la Corte Suprema. Era una magistrada magnífica y una persona maravillosa: una abogada brillante con un corazón solidario, sentido común y una feroz devoción por la justicia e igualdad, y coraje ilimitado frente a su propia adversidad ", señaló Clinton en un comunicado.

Una figura de la jueza Ruth Bader Ginsburg frente a la Corte Suprema en Washington.REUTERS/Carlos Barria

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este sábado que la magistrada será honrada en Brooklyn con una estatua, lugar de nacimiento de la jueza.

Cientos de personas se reúnen frente a la Corte Suprema tras conocer la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, en Washington D.C., el 18 de septiembre de 2020. REUTERS

En los escalones de la Corte Suprema y en la calle frente al Capitolio, las decenas de ciudadanos se sentaron en la noche del viernes para homenajear en silencio el legado de Ginsburg. A las 9:30 pm, la multitud era de al menos 1,000 personas. Y conforme pasaba el tiempo, seguían llegando más personas de todas las edades.

Un hombre se arrodilla en un homenaje frente a la Corte Suprema a la jueza Ruth Bader Ginsburg, en Washington D.C., el 18 de septiembre de 2020. REUTERS

Decenas de velas parpadeaban en el viento, mientras la gente se arrodillaba para dejar ramos de flores, pequeñas banderas de Estados Unidos y mensajes de condolencia para Ginsburg escritos a mano.

"¿Quién va a cuidar de nosotros?", se preguntó Elizabeth LaBerge, de 36 años. "Estoy muy agradecida y triste por esta pérdida y preocupada por mi país", dijo a The Washington Post.

En varios momentos de la noche, la gente cantó Amazing Grace y This Land is Your Land, mientras otros se abrazaban y se secaban las lágrimas. En un momento dado, la multitud rompió en un estruendoso aplauso -que duró un minuto- en honor Ginsburg.

"Gracias RBG", decía un cartel, o se podía leer en el interior de un corazón dibujado con tiza rosa.

"Creo que es importante que reconozcamos a esta pionera", aseguró Jennifer Berger, de 37 años. "Es increíble ver cuánta gente siente esta pérdida esta noche y se despide".

Personas reunidas en los escalones de la Corte Suprema, tras conocer la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg,el 18 de septiembre de 2020.   EFE

El homenaje fue en su mayor parte pacífico, pero se tensó durante varios minutos después de que un hombre con un megáfono se acercara a la gente en la multitud y empezara a cantar que "Roe v. Wade está muerto", en referencia al histórico fallo de la Corte Suprema que establece el derecho al aborto en todo el país.

Muchos en la multitud comenzaron a gritar "RBG" para tratar de ahogar la voz del hombre mientras él continuaba diciendo que los republicanos presionarían para nombrar rápidamente a un juez conservador en la Corte. Los agentes se pusieron al lado de la multitud y el hombre finalmente abandonó la zona.

Jacob Wohl, teórico de la conspiración de extrema derecha y partidario del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, interrumpe el homenaje frente a Corte Suprema a la jueza Ruth Bader Ginsburg, en Washington D.C,. el 18 de septiembre de 2020.REUTERS

Ninguna otra figura de la Corte ha tenido tanta popularidad y reconocimiento social como Ginsburg, convertida en un ícono entre las más jóvenes generaciones. Defendió el aborto, el matrimonio homosexual y la separación de la Iglesia del Estado. Su imagen de justiciera recia y carismática inspiró libros, canciones, películas, figuras de Lego y disfraces, y hasta un personaje satírico de un estelar programa de televisión.

Una persona coloca flores delante de un cuadro de la jueza Ruth Bader Ginsburg en un escaparate de Broadway, Nueva York, el 18 de septiembre de 2020. REUTERS

 

Con información de AP y The Washington Post.