¿Quién es Robert Mueller, el encargado de la investigación del papel de Rusia en las elecciones?

Mueller tiene el apoyo de los dos partidos y fue el director del FBI que más tiempo ha permanecido en el cargo después del fundador de la entidad federal.

El ex director del FBI, Robert Mueller, asesor especial designado el miércoles para dirigir la investigación sobre la injerencia de Rusia en la campaña presidencial de 2016, es ampliamente respetado por ambos partidos después de más de 20 años a la vanguardia de la aplicación de la ley estadounidense.

Mueller, a cargo de un extenso equipo de fiscales y agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) que trabajan en la investigación de Rusia, dirigió la entidad durante 12 años y asumió apenas una semana antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Relacionado: Robert Mueller, ex director del FBI, liderará investigación sobre Rusia

El funcionario de 72 años, sobreviviente de uno de los períodos más polémicos de la historia política reciente de Estados Unidos, tiene un apoyo bipartidista raro para alguien que ha sido tan prominente en los asuntos nacionales durante tanto tiempo.

Mueller es "una gran elección", dijo en Twitter el representante Jason Chaffetz, republicano de Utah y presidente del Comité de Reforma de Supervisión y Gobierno. El líder demócrata en el comité de Chaffetz, Elijah Cummings, de Maryland, calificó el nombramiento de Mueller de "una elección sólida" en un comunicado el miércoles por la noche.

Relacionado: Senado pide al FBI memos del diálogo de Comey con gobierno sobre Rusia y a la Casa Blanca grabaciones

Trump no mencionó a Mueller por su nombre en un comunicado el miércoles, en el que dijo: "Como he dicho muchas veces, una investigación exhaustiva confirmará lo que ya sabemos - no hubo colusión entre mi campaña y ninguna entidad extranjera. Espero que este asunto concluya rápidamente".

Mueller fue nombrado para dirigir el FBI por el presidente republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama le pidió permanecer en el cargo en 2011. Su término de diez años fue prolongado por dos, y se retiró finalmente en septiembre de 2013, lo que lo convierte en el segundo director más veterano del FBI después de su fundador, J. Edgar Hoover.

Mueller llegó al FBI después de haber servido como fiscal en San Francisco. Dos destacados miembros del Congreso de California, la senadora demócrata Dianne Feinstein y la líder demócrata de la Cámara, Nancy Pelosi, aclamaron su nombramiento como asesor especial.

En lo que algunos pueden ver como un giro irónico, Mueller se hace cargo de un caso que probablemente involucre de manera significativa a su sucesor como director del FBI - James Comey, a quien el presidente Donald Trump despidió la semana pasada.

Se ha dicho que Mueller amenazó con dimitir ante la presión de la administración Bush para respaldar la renovación del polémico programa de escuchas telefónicas en 2004.

Comey, entonces subprocurador general, se hizo famoso a nivel nacional cuando se apresuró a llegar a la cama del hospital del entonces procurador general John Ashcroft para interceptar a los enviados de la Casa Blanca que buscaban que el fiscal gravemente enfermo diera el visto bueno al programa.

Mueller es el primer asesor especial designado desde 2003, cuando Patrick Fitzgerald fue nombrado para investigar la filtración del nombre de un agente de la CIA.