Qué puede incluir la futura reforma migratoria de Trump a partir de sus fracasos anteriores

El presidente anunció a Noticias Telemundo que prepara una orden ejecutiva y, aunque no aclaró en qué consistirá, sus planes en el pasado indican lo que podría ocurrir.
/ Source: Telemundo

El presidente, Donald Trump, adelantó el viernes en una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo que prepara para las próximas cuatro semanas una orden ejecutiva para reformar el sistema migratorio, imponiendo un sistema “de méritos” y abriendo un camino a la ciudadanía para los dreamers.

Trump afirmó que la Corte Suprema le ha habilitado para ello con su reciente sentencia sobre DACA, en la que los magistrados anularon el intento del presidente por acabar en 2017 con el programa de Acción Diferida para los Llegados en Infancia, que protege a más de 650,000 jóvenes inmigrantes de la deportación.

En realidad, la Corte Suprema no validó DACA, que fue aprobado en 2012 por el expresidente demócrata Barack Obama por orden ejecutiva: no entró a valorar si aquello fue legal o ilegal, sino que simplemente se limitó a reseñar que lo que hizo Trump para anularlo sí fue claramente ilegal.

¿Puede pues Trump reformar el sistema migratorio entero, y no sólo lo que se refiere a los dreamers, mediante una orden ejecutiva?

Según el orden constitucional de separación de poderes, la potestad para legislar corresponde al Congreso, que sería el único con legitimidad en principio para reformar la ley migratoria.

Eso no impide sin embargo que el presidente pueda firmar una orden ejecutiva del alcance que desee: si sobrepasa los límites legales de su mandato, la justicia la anulará; de igual forma, si en noviembre Trump es sustituido por otro presidente, el nuevo ocupante de la Casa Blanca también podrá anularla.

¿En qué puede consistir la reforma que plantea Trump? El presidente no dio más detalles, pero sus acciones en el pasado pueden servir de indicativo.

El Senado frenó en febrero de 2018 cuatro propuestas de reforma migratoria que incluían también DACA, entre ellas un plan respaldado por Trump que habría reducido drásticamente la inmigración legal.

Esa propuesta hubiese legalizado el estatus migratorio de 1,8 millones de dreamers, pero a cambio de garantizar 25,000 millones de dólares para el muro fronterizo, reducir las visas de reunificación familiar, y eliminar la lotería visados de diversidad.

En mayo de 2019,  Trump presentó otro plan migratorio basado en un sistema de méritos, elaborado por su yerno y principal asesor político, Jared Kushner.

En esa ocasión, el presidente defendió que su propuesta era “pro-EEUU, pro-inmigrantes y pro-trabajadores”, y que reestructuraría el proceso de inmigración y asilo para atraer al país “a los mejores y más brillantes”.

El sistema creaba la visa “Construyendo America” (“Build America”), que daba prioridad a inmigrantes altamente cualificados y con dominio del inglés mediante un sistema de puntos que también valoraba tener una oferta de trabajo, ser joven, y haber accedido a una educación superior, entre otros aspectos.

El nuevo plan migratorio, que nunca fue votado en el Congreso, reducía las green cards por vínculos familiares (para que los ciudadanos y residentes traigan al país a sus padres, hijos, etcétera) a cambio de incrementar las visas de trabajo, según informó la Casa Blanca. 

También eliminaba la lotería de diversidad, que desde 1990 otorga 50,000 visas a migrantes de países con baja representación en el país. El plan no mencionaba sin embargo DACA. Fue rechazado en el Congreso por demócratas y republicanos, y quedó en vía muerta, por lo que podría ser resucitado ahora, en parte o por completo, en la orden ejecutiva que prepara Trump.

Vea también: 

Los Servicios de Inmigración renuevan permisos de DACA pero no aceptan nuevos casos pese al dictamen de la Corte Suprema

Expectativa sobre el futuro de DACA: reportan que Trump retomará trámites para desmantelar el programa

¿Se puede solicitar un ‘advanced parole’ tras el fallo sobre DACA?