Problemas en minería

Problemas en minería

QUITO (AP) - Los recientes accidentes en minas de Ecuador, Colombia y China, sumados al derrumbe en Chile, que acabó con un final feliz, pone en entredicho la seguridad de la minería en el mundo.

En Ecuador, prosigue la búsqueda de cuatro mineros que quedaron atrapados a 150 metros de profundidad continuaba el sábado con la esperanza de llegar hasta donde se presume se encuentran los obreros.

"Hemos avanzado en un 70%, tal vez en horas de la tarde haya resultados positivos y podamos tener acceso a la galería" donde creen que estarán atrapados Paúl Aguirre, Pedro Mendoza, Wálter Vera y Angel Vera, dijo a la AP el coordinador provincial de la Secretaría de Gestión de Riesgos, Marco Reinoso.

El percance se produjo la madrugada del viernes en el túnel del quinto nivel de una mina de oro cerca de la ciudad de Portovelo, a uno 400 kilómetros al suroeste de la capital. Se presume que una filtración de agua debilitó la estructura y generó el derrumbe.

"Hasta ahora no ha habido ningún contacto con ellos, pero tenemos esperanza (de encontrarlos vivos). Se estima que existe el aire suficiente para que ellos puedan permanecer hasta tres días en la zona", dijo Reinoso.

"Trabajamos con toda la celeridad del caso", agregó.

El presidente Rafael Correa informó en su programa radial sabatino que "se está transportando una sonda (desde Guayaquil hacia Portovelo) para ver si establecemos contacto con lo mineros".

Expresó su solidaridad con los familiares de los obreros y su esperanza de encontrarlos con vida.

Por su parte, en Colombia las autoridades continuaban el viernes los esfuerzos por rescatar a dos mineros que hace cuatro días quedaron atrapados en una mina de carbón al noreste del país, y las posibilidades de que todavía estén con vida siguen intactas. En junio pasado murieron más de 70 mineros en otra mina de carbón, ubicada en el municipio de Amagá, departamento de Antioquia, a 240 kilómetros al noroeste de la capital.

En China, los rescatistas se exponían el sábado a niveles peligrosos de gas, toneladas de polvo de carbón y al riesgo de nuevos derrumbes mientras intentaban salvar a 16 mineros atrapados por una explosión en una mina de carbón que mató a 21 trabajadores en el centro de China.

La explosión en la provincia de Henan se produjo poco después de que el mundo se vio fascinado por el dramático rescate en Chile de 33 mineros que pasaron más de dos meses atrapados bajo tierra.

Los rescatistas localizaron a los 16 mineros atrapados, pero deben sacar toneladas de polvo de carbón del túnel para llegar a ellos, dijo un vocero de la operación citado por la agencia estatal de noticias Xinhua. No estaba claro si los mineros estaban vivos ni a qué profundidad se encontraban.

La explosión despidió más de 2.500 toneladas de polvo, dijo a Xinhua un ingeniero de Du Bo, una de las compañías dueñas de la mina. El informe dijo que la ventilación había vuelto a funcionar en la mina pero que aún había altos niveles de gas.

Los más de 70 rescatistas también tendrían que retirar los pedazos de carbón que cayeron al túnel tras el estallido, dijo la cadena televisiva estatal.

A la tarde, ya se habían recuperado veinte cuerpos, dijo Xinhua. La explosión ocurrió en un foso propiedad de Pingyu Coal & Electric Co. Ltd, dijo Xinhua, que citó a funcionarios mineros de la ciudad de Yuzhou.

Los medios estatales chinos se sumaron a la intensa cobertura global del rescate en Chile y es probable que los funcionarios de medios y de minería enfrenten presiones ahora para informar con claridad sobre el progreso del rescate.

La industria minera china es una de las más peligrosas del mundo y más de 2.600 personas murieron en accidentes el año pasado.

Sin embargo, China cerró este año más de 1.600 pequeñas minas ilegales de carbón como parte de un esfuerzo para mejorar las normas de seguridad, dijo el jueves el estatal Diario del Pueblo. Pero un número desconocido de minas ilegales aún existen, tratando de aprovechar el enorme apetito de la economía china por combustible.