Primarias en NY: la hora de la verdad para demócratas

Si Clinton gana la contienda sería el fin para su rival Sanders, pero si este logra la victoria profundizaría las dudas sobre la ex primera dama

hillary clinton y su rival bernie sanders tienen puestos los ojos en la primaria de new york la cual pudiera marcar bien el punto final de la campaña del senador, o en su caso, profundizar las dudas y cuestionamientos sobre la candidatura de clinton.

ted cruz llama "rata" a donald trump

 

“si ganamos aquí en new york, llegaremos a la casa blanca”, señaló sanders el jueves en la noche en uno de los eventos que ha tenido en los últimos días en su estado natal, en este caso en el bronx, una especie de semi municipalidad o división de la ciudad new york habitada en su gran mayoría por afro americanos y latinos. (sanders nació en brooklyn, new york, pero hizo su carrera política en su estado adoptivo vermont).

clinton se acerca a la nominación presidencial

no es que sea literalmente cierto lo que clama el senador, ya que clinton le lleva una ventaja de alrededor de 300 delegados en la cuenta para ser declarado el candidato presidencial demócrata y aun si sanders ganara en new york no cambiaría dramáticamente el conteo de delegados.

bernie sanders gana las asambleas demócratas en washington y alaska

con todo, lo que sí es claro es que un triunfo de sanders en new york le dará no sólo un buen número de delegados sino igual de importante, propinará un tremendo golpe a la imagen de clinton en términos de percepción de su candidatura.

30 segundos que explican claramente quién gana en la contienda demócrata

si la hoy aspirante demócrata no puede ganar ni siquiera en su mismo estado (clinton nació en illinois pero fue senadora por new york) querrá decir que es cierto lo que clama la campaña de sanders de que la candidatura de la ex secretaria de estado tiene serios problemas y que en una elección general sanders saldría mejor.

la primaria en new york no es sino hasta el 19 de abril. antes está la primaria de la próxima semana en wisconsin, donde por cierto sanders va adelante en las encuestas. y es más, en new york, clinton aventaja a sanders en las encuestas por más de diez puntos porcentuales. sin embargo, éste es un margen que se ha ido reduciendo en las últimas semanas y se espera que se reduzca más a medida que sanders incremente sus actividades en el estado.

clinton tuvo eventos en new york el jueves y hoy viernes. en el del jueves lo que generó más “ruido” o atención de la prensa fue un intercambio que la candidata tuvo con una persona en la audiencia.

sucede que esta era una activista de la organización ecológica “greenpeace”, quien cuestionó a clinton sobre por qué no acepta firmar un documento en el cual renuncia a aceptar dinero para sus campañas de gente ligada a la industria del petróleo y similares. en algún momento del intercambio clinton aprecio perder la paciencia.

“estoy harta…estoy harta de las mentiras sobre mi de la campaña de sanders”, dijo clinton dirigiéndose a la activista señalándola con su dedo índice de la mano izquierda. su expresión era de enojo o molestia. el asunto no paso a más pero mostró algo que se ha hecho común en los mitines de clinton: gente que según ella son de la campaña de sanders, interrumpiendo o haciendo preguntas sobre esta u otra cosa (a menudo sobre sus vínculos con el mundo financiero de wall street o como en este caso, con la industria petrolera o de los hidrocarburos en general).

la respuesta de clinton es que sí ha recibido dinero de tal industria, pero no de las compañías como tal, sino de individuos en su carácter personal que trabajan en el mundo del petróleo o la extracción de hidrocarburos.

un reporte reciente de greenpeace precisamente, revela que clinton ha recibido $1.2 millones de dólares en contribuciones de gente ligada o que trabaja haciendo “lobby” (generando influencia) en washington en favor de la industria de los hidrocarburos.

la activista que recibió la especie de regaño de clinton negó que tenga que ver con la campaña de sanders. “pienso que ella (clinton) está molesta debido a que continuamente alguien le pregunta sobre este tema y no quería lidiar otra vez con esta pregunta”, explicó la activista de 26 años de nombre eva resnick-day, citada por el diario washington post. “me molestó que ella sintiera que yo era de la campaña de sanders, debido a que no lo soy”.

durante el mismo mitin de clinton también hubo otro incidente en el cual un grupo en este caso sí de sanders interrumpió a la candidata. clinton respondió con lo que es uno de sus principales puntos ante cualquier duda o argumento sobre su posible nominación: los votos que ha ganado.

“simplemente quiero decirles que en esta elección he ganado más de 9 millones de votos”, señaló clinton mientras los activistas salían del lugar, añadiendo que igualmente ha ganado más de dos millones de votos más que sanders. “lo que lamento es que ellos (la gente de sanders) no quieran escuchar a nadie más”.

algo que explica en parte estos incidentes entre la gente de sanders -o simples simpatizantes del senador aunque no necesariamente ligados directamente a su campaña- y clinton es que los seguidores de sanders son en su gran mayoría jóvenes entusiastas que se han visto motivados como nunca con la campaña del senador. esto los hace ir a los actos de clinton y protestar, no obstante, como recuerda la gente de clinton, que es la ex secretaria de estado quien lleva una clara ventaja en el número de delegados.

volviendo al evento de sanders el jueves en la noche en el bronx -más de 18 mil asistentes-, llamo la atención que varios de los que estuvieron en el lugar son gente famosa tanto afro americanos como latinos, grupos estos que en otros estados son los que en gran medida han contribuido a que clinton esté en primer lugar. ahí estuvo el director de cine spike lee, la actriz de madre puertorriqueña rosario dawson y el rapero “residente”, fundador del grupo calle 13.

entre los asistentes al ruidoso mitin en el bronx también había muchos latinos y afro americanos, los cuales jugarán un papel clave en la primaria de new york -forman cerca de un tercio del electorado neoyorkino. “estoy contenta de haber venido”, explicó dalia viera-gonzález, una estudiante del city college de new york, citada por nbc news. “nunca antes  había visto algo como esto”.

un detalle que pudiera cambiar la narrativa -y el resultado- en la primaria de new york es que es tradición que los neoyorkinos se resisten a votar por el candidato que es apoyado por el “establishment” o los poderosos del partido, que en este caso es clinton. sucedió en la última elección para alcalde de new york en 2013 donde la entonces “speaker” o presidente del concejo municipal tenía todo el apoyo del “establishment” y al final fue derrotada por el candidato “insurgente”, el actual alcalde bill de blasio.

hoy viernes se supo de otro dato que también viene agregarse a esta narrativa de sanders de que la campaña no está definida y que al contrario, la pelea contra clinton seguirá por varios meses más hasta la convención demócrata. en el mes de marzo, la campaña de sanders recolectó $44 millones de dólares. dinero suficiente para seguir pagando personal, viajes del senador y anuncios en televisión.

mientras tanto la campaña continua. la gente de clinton confía en que las encuestas no cambiarán y que al ganar new york, clinton dará el nocaut final a la campaña de sanders. el senador por su parte, pone sus esperanzas en esa gente joven que lo ha apoyado en otros estados y en los latinos y afro americanos neoyorkinos que parecen son más receptivos a su mensaje que los de otros estados.

y con ello por supuesto, crear una “narrativa” o una “historia”  distinta, más allá de la simple cuenta de los delegados.