Precandidatos republicanos reiteraron sus posturas contra la inmigración indocumentada

Precandidatos republicanos reafirmaron sus posturas en contra de la inmigración indocumentada.

El empresario Donald Trump volvió a emplear su retórica en contra de los inmigrantes durante el último debate republicano realizado en Texas. 

En el evento transmitido por Telemundo, y en el que la presentadora María Celeste Arrarás participó como moderadora, los precandidatos Marco Rubio y Ted Cruz también aprovecharon para dejar claras sus posturas frente a la inmigración.

El debate comenzó con un nuevo ataque de Trump en contra de los mexicanos al asegurar que para hacer a Estados Unidos grande de nuevo iba a recobrar la frontera que “parece queso suizo por todos los agujeros” que tiene por lo cual reiteró que México tendrá que pagar por el muro en la frontera Sur.

Además indicó que como mandatario deportaría a la gente que vive en el país sin autorización, pero a la larga podría permitir que algunos regresaran.

"Tienen que regresar a través de un proceso, y podría no ser un proceso rápido", dijo el magnate de los bienes raíces.

Por su parte Cruz, rechazó la propuesta de Trump ya que no cree justo permitir que alguien que ha ingresado al país sin permiso, regrese.

Es "un error perdonar a los que violan la ley", afirmó.

Durante más de una hora los precandidatos hablaron sobre sus políticas relacionadas con la inmigración, lo cual fue aprovechado por Cruz y Rubio para atacar a Trump por sus propuestas.

Rubio fue enfático al criticar los antecedentes del empresario de contratar a inmigrantes que viven en el país sin permiso para que trabajen en sus propiedades, a lo que Trump contestó que era el único en la tarima que alguna vez ha contratado a alguien.
 

'

 

Por otro lado, Cruz acusó a Trump de haber llegado tarde tema de la inmigración, ya que mientras él estaba postulándose al Senado y comprometido con la lucha contra una anmistía, Trump estaba ocupado donando dinero en efectivo a un grupo de senadores que respaldan el obtener un camino para obtener la ciudadanía del país.

"¿Dónde estaba Donald? Estaba despidiendo a Dennis Rodman en el programa Celebrity Apprentice", dijo Cruz. "Cuando estás financiando a políticos que están a favor de las fronteras abiertas, no deberías sorprenderte cuando luchan para tener las fronteras abiertas".

En uno de los momentos más álgidos del debate, Trump, insistió en que está convencido de que ganará el voto hispano a pesar de las encuestas que muestran que es profundamente impopular en esta comunidad.

A la pregunta de la presentadora de Telemundo, María Celeste Arrarás, sobre una reciente encuesta de la cadena sobre la percepción negativa que tienen los votantes latinos sobre él, Trump fue enfático en afirmar que ganará el voto entre la comunidad hispana.

"No creo en nada de lo que Telemundo diga", dijo Trump.

La audiencia que participó en tiempo real en la transmision del debate a través de Telemundo.com/pulse, manifestó su rechazo a las opiniones de Trump sobre estas reacciones del candidato.

Por otra parte, Arrarás preguntó a Cruz y Rubio si no creen que están desaprovechando una oportunidad para abrazar sus antecedentes latinos al pelear sobre quién es más estricto en el combate a la inmigración no autorizada.

"Estoy luchando para que todo el mundo que está pasando apuros en la comunidad hispana y más allá tenga una posibilidad justa e imparcial de alcanzar el Sueño Americano", dijo Cruz.

Por su parte, Rubio dice que las políticas del presidente Barack Obama no le están funcionando a los latinos. "Tenemos que dejar atrás este sentimiento de que a la comunidad hispana lo único que le importa es la inmigración", afirmó.

Rubio también fue enfático al reafirmar su promesa de cancelar un el Programa de Alivio Migratorio para llegados en la Infancia (DACA) que protege de la deportación a los hijos de personas que viven en el país sin permiso al ser elegido presidente.