“¿Por qué tanta maldad?” La madre de Vanessa Guillén exige justicia y acusa al Ejército de “esconderlo todo”

"Nada más sé que me la mataron y que me la enterraron en ese río, no me dejan mirar nada, yo lo que le digo es que me la dejen verla y abrazarla, y ver su cara, abrazarla y besarla porque si no, no voy a poder vivir en paz", dice la madre de la soldado.

La familia de la soldado Vanessa Guillén, desolada después de la confirmación del hallazgo de sus restos, anunció en una entrevista con Noticias Telemundo este jueves que no se detendrá en su lucha por obtener justicia tras su asesinato.

Envuelta en llanto, su madre, Gloria Guillén, ha exigido una investigación independiente sobre las causas de la muerte de su hija, quien desapareció el 22 de abril de la base militar de Fort Hood, Texas.

“¿Por qué tanta maldad? No entiendo qué hizo mi niña, si era un ángel, Dios sabe que era un ángel”, se lamentó la madre de la joven latina de 20 años.

[Familiares de Vanessa Guillén insisten en que la base de Fort Hood esconde evidencia: "Hay alguien más, allá dentro, que sabe qué pasó"]

La mujer asegura que todavía desconoce los detalles de cómo murió Vanessa Guillén, cuyos restos fueron hallados la semana pasada en tres hoyos poco profundos a la orilla del río León.

“Nada más sé que me la mataron y que me la enterraron en ese río, no me dejan mirar nada, yo lo que le digo a él es que me dejen verla y abrazarla, y ver su cara, abrazarla y besarla porque si no, no voy a poder vivir en paz”, dijo Gloria Guillén.

Su esposo, Rogelio Guillén, explicó este jueves durante la entrevista que el asesinato de su hija fue tan brutal y macabro que han decidido por ahora ocultarle la verdad a Gloria.

[La aterradora cronología de lo que pudo ocurrir a Vanessa Guillén, según la declaración jurada de un agente del FBI]

"Estamos tratando de que se logre darle sepultura, con lo que venga ahí en el cofre, que se le dé cristiana sepultura, que se haga una ceremonia”, dijo Rogelio Guillén. La decisión de dónde se enterrará a la joven no será del Gobierno, añadió: “Yo voy a escoger el camposanto, ellos no tienen derecho a escoger nada”.

La familia de Vanessa Guillén acudió con las autoridades de la base de Fort Hood al día siguiente de su desaparición, esperando su intervención oportuna y una respuesta que demoró más de dos meses en llegar.

La opacidad de las autoridades militares y el lento avance de su investigación llevó a los Guillén a denunciar al Ejército por medio de las redes sociales e iniciar un movimiento para obtener justicia. Alegaron que su hija había sido hostigada sexualmente por uno de sus compañeros, más tarde identificado por ellos como Aaron David Robinson, pero que no había presentado cargos contra él por temor a represalias.

Robinson se suicidó el día que la policía fue a interrogarlo a su casa la madrugada del 1 de julio. Su novia, Cecily Ann Aguilar, fue acusada de manipular evidencia y dijo que lo había ayudado a deshacerse del cadáver, según documentos judiciales.

A medida que las protestas sumaron voces prominentes de la comunidad, la historia de la soldado latina desaparecida impulsó a mujeres en el servicio y veteranas a contar sus propios casos de abuso sexual y cómo las autoridades los habían ignorado o tratado de ocultar.

Vanessa Guillén ya había reportado una instancia de presunto abuso sexual por parte de un superior varón que entró a las regaderas de mujeres cuando ella se estaba bañando, pero su queja fue desechada porque dijeron que no había evidencia suficiente.

Las autoridades de Fort Hood negaron en un principio que hubiera alguna conexión entre su asesinato y las acusaciones de acoso sexual.

La familia ha pedido la intervención del Congreso texano con una investigación independiente. Gloria Guillén asegura que está dispuesta a todo para llegar al fondo del asunto y ahora apoya al movimiento para que las mujeres latinas no se unan a las filas del Ejército.

Esconden todo, son unos corruptos, me echaron cuatro mentiras, no sirven para nada más que para hacer daño, para hacer maldad”, dijo Gloria Guillén, quien también ha exigido el cierre de la base de Fort Hood.

Las autoridades de Fort Hood aseguraron durante una conferencia de prensa este lunes que asistirán al fiscal del distrito oeste de Texas en su investigación sobre el asesinato de Guillén y continuarán con la indagación interna sobre el caso de acoso sexual que reportó la joven soldado.

Vea también:

Conozca el historial de violencia de la base Fort Hood, lugar donde desapareció la soldado latina Vanessa Guillén

"Por favor, cualquier cosa ayuda", clama el novio de la soldado desaparecida Vanessa Guillén

Caso Vanessa Guillén: la sospecha de un horrible crimen incendia la polémica sobre abusos sexuales en el Ejército