"¿Por qué ella?". Asesinan a una joven maestra y madre de un niño de cinco años en California

Nancy Magaña, de 24 años, fue baleada el pasado sábado, apenas dos semanas después de cumplir su sueño de ser profesora. La policía aún buscan al sospechoso del crimen
Una foto de archivo de una escena de un crimen.
Una foto de archivo de una escena de un crimen. AP / AP

Un hombre armado supuestamente mató a tiros el pasado fin de semana a una maestra de secundaria mientras estaba sentada en su camioneta con su hijo de cinco años y su novio en un parque de San Bernardino, al sur de California, según la policía.  

Nancy Magaña, de 24 años, fue llevada a un hospital en la madrugada del sábado donde murió a causa de las heridas de bala, según las autoridades, que aún buscan al sospechoso y que no han determinado el motivo del ataque.   

Aunque el departamento de policía de San Bernardino reveló pocos detalles sobre el asesinato, apuntó que los agentes respondieron a una llamada de emergencias a las 2 a.m. del sábado que informaba sobre un tiroteo cerca del Parque Delmann Heights, donde encontraron a la maestra herida de muerte.

María, hermana de la víctima, contó al diario Los Angeles Times que la asesinada había pasado la noche con su hijo y su novio en un restaurante, y que después la pareja condujo hasta un parque para pasar el rato. Fue entonces cuando un pistolero se acercó al vehículo y abrió fuego.  

Describió a su hermana como una madre inteligente, amable, amorosa y con sentido del humor que soñaba con ser maestra para motivar e inspirar a los más jóvenes. Poco antes del crimen, Nancy había alcanzado su meta.  

La fallecida había conseguido su primer trabajo como maestra dos semanas antes en la escuela secundaria Del Vallejo, donde daba clases de matemáticas y de voleibol, según cuenta la hermana.  

En una entrevista con el diario San Bernardino Sun, Maria dijo que no encuentra ningún motivo para explicar el ataque contra su hermana. Según la información que los investigadores han proporcionado a la familia el atacante se acercó al auto y disparó sin previo aviso.  "Eso es lo que lo hace difícil, no hay razón", apuntó.  

Hasta este lunes por la tarde, ningún sospechoso había sido arrestado. 

"Ella no le debía nada a nadie, entonces ¿por qué? ¿Por qué ella?”, lamentó la hermana de la fallecida a la cadena local KABC.  

Los funcionarios del Distrito Escolar Unificado de San Bernardino emitieron un comunicado el lunes expresando sus condolencias a la familia de Magaña. "Le quitaron la vida trágicamente en la madrugada del sábado en un acto de violencia cobarde",dice el comunicado. "Nancy será recordada como una maestra muy amable y dedicada".

 

{iframely-embed-html}

  

Docenas de familiares y amigos de Magaña se reunieron el domingo por la noche en una vigilia, expresando su incredulidad por la muerte de la joven maestra. "Estamos devastados. Esto no debería suceder", dijo Felipe Magaña, primo de la víctima.