Pompeo se reúne con el rey de Arabia Saudí tras la desaparición de Khashoggi

"Somos fuertes y viejos aliados, por lo que enfrentamos nuestros desafíos juntos: el pasado, el día de mañana", ha dicho el príncipe heredero saudí. "Por supuesto", responde Pompeo.
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, este martes con el rey Salman de Arabia Saudí en Riad.
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, este martes con el rey Salman de Arabia Saudí en Riad.AP / AP

El presidente Donald Trump envió al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, de viaje de urgencia a Arabia Saudí. Este martes Pompeo se ha reunido con el rey Salman de Arabia Saudí y el príncipe heredero Mohammed bin Salman tras la desaparición y el supuesto asesinato del periodista saudí, Jamal Khashoggi, hace dos semanas en una visita al consulado saudí en Estambul (Turquía). Khashoggi es un columnista del diario estadounidense Washington Post crítico del gobierno de este país.

Al saludar al secretario de estado, el príncipe heredero ha dicho: "Somos fuertes y viejos aliados, por lo que enfrentamos nuestros desafíos juntos: el pasado, el día de mañana". "Por supuesto", respondió Pompeo.

Esto se produce cuando las informaciones apuntan que Arabia Saudí se plantea admitir que el periodista fue asesinado en el consulado, según informa la cadena NBC. Uno de los individuos que habló con reporteros de esta cadena con la condición de permanecer en el anonimato por temor a represalias dijo que el reino saudí intentaría establecer que Khashoggi murió a manos de asesinos que no seguían órdenes de las autoridades saudíes, durante un interrogatorio o intento de detención que se salió de control.

Según Turquía, la semana pasada un equipo de 15 hombres provenientes del país árabe estuvieron en el lugar de los hechos cuando ocurrió la desaparición del reportero. Al final del día, según esta versión, los hombres ya habían regresado a la capital Saudí con los restos del hombre.

La llegada de Pompeo se produjo horas después de que un equipo forense turco terminara una primera búsqueda dentro del consulado. Arabia Saudita ha negado cualquier implicación en la desaparición de Khashoggi y autorizó a las autoridades turcas a conducir la investigación. La policía planea una segunda búsqueda, esta vez en la casa del cónsul saudí en Estambul, ha dicho un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía.

Este martes los medios turcos, citando al presidente Recep Tayyip Erdogan señalan que los investigadores de la policía han buscado rastros de "materiales tóxicos" en el consulado.

Después de hablar el domingo por teléfono 20 minutos con el rey saudí, Salman bin Abdulaz, Trump dijo a reporteros este lunes que asesinos solitarios podrían estar detrás de la desaparición del periodista saudí. “Me sonó a mí como que estos, quizás, podrían haber sido asesinos solitarios. Quién sabe”, dijo el presidente.

Trump agregó que el rey negaba categóricamente tener alguna responsabilidad en la desaparición de Kashoggi.

“El mundo los está observando. El mundo está tomando nota y es muy importante llegar al fondo de esto”, dijo Trump al rey Salman en su conversación telefónica, según él.

Arabia Saudita es uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en el Medio Oriente y fue el primer lugar que Trump visitó como presidente. Recientemente, firmaron un contrato militar multimillonario.

El Congreso ha presionado al presidente para que sancione a los dignatarios saudíes y la opinión pública internacional ha condenado al príncipe saudí, Mohammed bin Salman, quien fuera objeto de las críticas del desaparecido periodista.

"Les diré esto con total confianza: si se prueba que esto es cierto, habrá una respuesta del Congreso. Va a ser casi unánime. Va a ser rápida. Y va a llegar bastante lejos. Y eso podría incluir la venta de armas. Pero podría incluir un montón de otras cosas también", dijo el senador republicano Marco Rubio, en referencia a la desaparición de Kashoggi.

En el ámbito internacional, las sospechas sobre Riyad habían comenzado a surtir sus primeros efectos con la inasistencia y cancelaciones de último minuto de numerosos empresarios y líderes mundiales que pensaban asistir a una cumbre de negocios en la capital saudí. Entre las cancelaciones estuvieron la del presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el máximo ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi; y el máximo ejecutivo de Viacom, Robert M. Bakish. Numerosos medios también se retiraron, entre ellos, el Financial Times, Bloomberg, CNN, y CNBC.